sábado, 9 de diciembre de 2017

Destrasteando "potingues". Productos de "belleza".


Buenos días. Ayer tuve comida de empresa, fue fenomenal porque de verdad que me sirvieron un menú vegano buenísimo y verdaderamente me hicieron sentir muy integrada con el resto de comensales. Probé por primera vez el plátano macho y  quedé muy sorprendida de su buen y delicado sabor.


Para la ocasión, siempre nos arreglamos un poco más de lo habitual, como es costumbre. También decidí hacerme la manicura. No suelo pintarme las uñas, pero ayer me dispuse a hacerlo.

Me dí cuenta que tenía todavía bastantes esmaltes, a pesar de haber liquidado muchos en tiempos pasados.

He hecho limpieza, y he decidido quedarme con los que realmente utilizo (muy esporádicamente) a día de hoy. Pienso acabarlos (en principio) y ya nunca más reponerlos. Voy a prescindir de los esmaltes en breve, puesto que se pueden llevar unas manos la mar de bonitas y naturales, y siempre se les puede dar un toque de brillo aplicando un pelín de aceite.


Finalmente me he quedado con el trío de manicura francesa (rosa, blanco y brillo), el negro que me fascina y combina muy bien con mi estilo "rockerillo", y un rosa que me gustó en su día y a veces utilizo.


En cuanto se acaben, se acabaron los esmaltes. Quiero quitar todos los químicos posibles de mi vida y como en casi todo, me gusta la progresión, dejaré éstos hasta que se agoten.

He retirado unos cuantos que me quedaban que hacía años que no utilizaba, y me he quedado con los ya mencionados, un par de limas, guías, pulidor, y algún detallito para las uñas.

 También he retirado una espuma que no utilizo, y un par de cremas de aloe vera con otros ingredientes. En principio iba a indagarlos para ver si podía utilizarlos, pero no me apetece perder el tiempo buscando palabras ilegibles para algo que realmente ya no utilizo.

Además, hace mucho tiempo que uso un producto estrella para casi todo, no tóxico y envasado en cristal. Es el famoso aceite de coco que utilizo para casi todo, desde hidratación, hasta mascarilla, me parece un maravilloso todo en uno que hace las delicias para un perfecto destrasteo "potinguil" :) 

Además me parece perfecto para la piel, ese órgano maravilloso que absorbe todo cuanto aplicamos en él. Si se puede ingerir, ¿por qué iba a ser nocivo para la piel?  Pues eso, que para mi tiene un diez en cuanto a producto multiusos.

Ya no tengo excusas para cuidarme un pelín sin someter a químicos a mi cuerpo, no usar plásticos y no utilizar tantos productos ni ingredientes potencialmente nocivos para mi salud. Otro pasito más camino al Minimalismo, al Zero Waste y a la vida Anti C.

Ya me contaréis si lo usáis, o decidís probarlo. Hasta pronto!

2 comentarios:

  1. Hola, Esther.

    Venía a felicitarte las fiestas y a mandarte un abrazo virtual.

    Veo que sigues en la brecha, muy bien. Yo también estoy "en ello", y cada vez más a gusto con menos cosas. En mi caso no se trata de sacarme cosas de encima, sino de disfrutar de toooodas las cosas que tengo y que me encantan. Ya que dispongo de espacio, me gusta saborear mis cositas a base de bien.

    En cuanto a pintauñas, yo sí me las suelo pintar. El cajoncito donde las guardo tiene espacio para X frasquitos. Pues ni uno más.

    Y el resto de cosméticos sí que los uso, me puse en un cestito todas las muestras y las he ido liquidando, y he hecho algún descubrimiento incluso... je je.

    Lo cierto es que mi zona de aseo, baño y acicalamiento es la más destrasteada y agradable de la casa, me puse el baño como si fuera un spa. Porque yo lo valgo... ja ja ja.

    Un besazo y muchísima felicidad para las Navidades, para el año nuevo y para el resto de la vida y olé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria! Tú si que te lo sabes montar ^^ Y sí, sigo en ello, cada vez quiero menos cosas y eso está bien para mi, pero me tiene siempre en la línea jejeje.

      Yo también te deseo unas Felices Fiestas y que las pases rodeada de los tuyos y lo paséis fenomenal!!!

      Un besote grande, grande, grande!!! Feliz Navidad!!

      Eliminar