viernes, 12 de mayo de 2017

Transiciones. Vuelta al destrasteo.

Hace tiempo que no escribo, poco más de un mes y en éstos días ha habido cambios importantes en mi vida. Entre ellos, creo que uno de los más importantes es que he encontrado un trabajo fantástico que me encanta. Si hubiera tenido que describir perfectamente lo que buscaba no hubiera dado tanto en el clavo, por lo que finalmente va a ser cierto aquello de "cuidado con lo que deseas, puede hacerse realidad" 😄

Éste cambio de situación laboral, junto con el cambio de estación, el incremento de ejercicio y la pérdida de peso ha hecho que sea una transición si bien rápida, algo caótica en cuanto al armario (sobre todo) se refiere.

De repente me he encontrado con el armario otra vez algo revuelto y algo que hacía meses que no me ocurría, ha vuelto a hacerlo, pasarme más de cinco minutos pensando en qué ponerme o buscando algo que no encuentro a la primera. Qué malos recuerdos!!!

También me pasa en casa, y es que han ido entrando trastos (que a todos nos pasa y no nos damos cuenta) y como hace tiempo que no destrasteo, pronto ha vuelto a haber más cosas de las que desearía en más sitios, y poco a poco me van incomodando, ya que al probar las mieles del "espacio vacío" ya no quiere una volver a lo de antes.

Las transiciones son duras, pero hay que pasarlas. Muchas veces por no hacerlo, preferimos quedarnos como estamos, y "vivir" con esa pequeña incomodidad o molestia, y seguir perdiendo tiempo, en vez de invertirlo en nuestro bienestar. 

Al volver a trabajar he tenido que adquirir algunas prendas adecuadas a mi nuevo puesto y peso, que se han juntado con las antiguas, con las que se me han quedado grandes, con las que no me puedo poner para trabajar y con toda la ropa de deporte que he ido acumulando por carreras y por adquisición, y por falta de tiempo, no he realizado el "entra uno, sale uno". Resultado: cajones y armario otra vez más llenos de lo necesario y una pequeña, pero no menos importante, pérdida de tiempo diario buscando prendas qué ponerme.

Así que me encuentro hoy sorprendida y contenta porque no tengo competición, no tengo entrenamiento, no tengo trabajo, no tengo que ir al colegio, no tengo que hacer compra de casa y encima he madrugado por gusto. Y he decidido invertir la mañana de hoy en escribir y destrastear, para así hacer más fácil el resto de días y dar por concluida la transición hasta nueva orden o nuevo cambio 😄

La imagen puede contener: una o varias personas
Llegada a meta de mi última carrera.
Las transiciones pueden ser duras, pero hay que pasarlas. Si lo hacemos, no sólo conseguiremos nuestros objetivos en menos tiempo, sino que serán de más calidad.  Cuando deseamos un cambio grande en nuestras vidas, muchas veces vemos que es tan grande, que decidimos que no es para nosotros, o lo dejamos para más adelante, pero muchas veces nos olvidamos que se puede hacer, y aunque sea poco a poco, aunque tardemos más, cada paso cuenta, y es una pequeña suma cada gesto a nuestro favor, para conseguir nuestras metas 

Así que sólo me queda desearte un buen fin de semana y ¡A DESTRASTEAR!