sábado, 15 de octubre de 2016

El desapego se entrena.

El apego a las cosas es un vínculo emocional que se tiene hacia los objetos, y que nos hace creer que no podremos ser felices sin ellos.

Practicar el desapego como ejercicio de entrenamiento es algo que me ha servido muchísimo a la hora de deshacerme de tantas y tantas cosas, y ser mucho más feliz ahora mismo. No lo cambio por nada.

Recuerdo en mis primeros intentos, no podía dejar ir nada, el por si acaso, la necesidad, el miedo... un cóctel que me impedía deshacerme de los trastos. Siempre andaba moviendo cosas, intentando organizar lo inorganizable y nadie sabe el tiempo que he perdido en aquellos menesteres.

El día que me planté y largué las primeras bolsas de ropa, el miedo intentó apoderarse de mi, pero finalmente supe afrontar el desapego, y decidí "sufrir" la ausencia de mi ropa. Pensaba que lo pasaría mal, que me arrepentiría y estaba preparada para ello.

Doné mi ropa y me sentí en la gloria. Y esperando, esperando y esperando arrepentirme, nunca lo hice. Es más, no puedo decir todo lo que dí porque no lo recuerdo, y no lo recuerdo porque no lo apreciaba, ni usaba, ni nada. Trastos.

Y así pasó con todo, y cada vuelta que le doy a mi casa, siguen saliendo cosas, porque cada vez que algo sale de casa, ese miedo a arrepentirme ha ido mermando hasta el punto de: " si me arrepintiera o necesitara de nuevo, lo pido, lo alquilo o lo compro". Y con ésta premisa he seguido largando cosas de casa, y a día de hoy NUNCA he necesitado nada de lo que he largado, y no recuerdo apenas nada de las miles de cosas que han salido.

Practicar el desapego hace la vida más fácil y sencilla. Das valor a lo que realmente lo tiene. Cuesta empezar, pero hasta que no se "sufre" en carnes ese miedo a arrepentirte de lo que sacas, y luego ver que no es para tanto, no lo has practicado, y no sabrás que se puede seguir adelante.

Es difícil, sobre todo cuando se le tiene mucho apego a los objetos, pero se puede conseguir si realmente deseas liberarte de los trastos y de las cargas de tu vida.

Lo conseguirás y serás más feliz.

6 comentarios:

  1. Seguro que me equivoco, pero me ha dado la sensación de que eso lo has escrito para mí ^^
    Sólo puedo decir gracias porque sino es dar vueltas a lo mismo y es que tienes toda la razón del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como lo conseguirás y serás más feliz ;)

      Empieza con cosas de poco valor sentimental, empieza a "entrenar" con cosas que en caso de "error" (que ya te digo que nunca pasa) se pueda suplir rápidamente.

      La ropa, cógela toda y ponla encima de la cama. Mírala y sé honesta, qué es lo que te pones y qué es lo que no. Qué te sienta bien y qué no te dice nada. Qué te encanta aunque no te lo pongas.

      Sé honesta contigo misma, intenta evitar el "por si acaso", utiliza 3 separadores, lo que te quedas porque te encanta, lo que tiras por que no se puede ni regalar, y lo que donas. Y verás qué bien te quedas.

      En cuanto lo consigas, saca todo, aunque tengas que hacer 8 viajes, tiene que salir todo y olvidarte. Limpia el armario y lo que te queda lo reorganizas y verás qué forma de respirar, verás tu esencia pura, pues sólo estará lo que te gusta y te sienta bien, y habrá espacio y aire circulando, habrá vida y tú serás un poquito más feliz porque estás reconquistando tu espacio y tu vida. Poquito a poco, será cansado pero te quedarás en la gloria.

      Si lo intentas me cuentas ^^

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. He empezado por algo mucho más fácil para mí: papeles. He ordenado la mesa (donde también había trastos que ordenar) y un sofá que lo tengo en una habitación donde no te podías sentar de todo lo que había encima. Ahora la mesa está despejada y en el sofá te puedes tumbar.
    También ordené el cajón de la ropa interior con separadores, ahora está todo en su sitio y a la vista (un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar, ¿no?).
    La ropa tendré que ordenarla, pero creo que sacar no sacaré mucho porque yo no soy de comprar ropa, la aprovecho año tras año, así que no es que me sobre, pero seguro que hay algo que ya no me queda bien, pero vamos, no es lo que me preocupa.
    Lo que más tengo y me sobra es menaje de hogar y objetos de decoración, todo heredado y que tengo que investigar donde llevarlo en el caso que no se venda. Me daré un plazo y si no se vende, fuera, donde sea.

    ResponderEliminar
  3. Buen trabajo!!! Se te nota motivada, y eso es muy bueno, pues los avances los verás pronto ^^ Has sacado muchas cosas de casa?

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no ^^U Creo que he empezado al revés o, mejor dicho, me falta dar el último paso que es el de sacar. Ahora me estoy dedicando a poner las cosas que quiero tener donde las quiero tener y estoy amontonando lo que sé que no quiero pero todavía no he sacado...
    Sí que he tirado cosas y papeles, sobretodo, pero lo que son objetos en buen estado lo estoy intentando vender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, qué penita. Si no salen trastos, sólo los moverás y por desgracia no será posible :( El primer paso es el destrasteo, ya me contarás si lo consigues.

      Besotes!!

      Eliminar