sábado, 13 de agosto de 2016

Desodorante casero DIY.

La cosmética natural me fascina desde tiempos inmemoriales. Tanto, que empecé a hacer jabones hace años con cierto miedo por la sosa caustica, pero al final me atreví con excelentes resultados.

Es muy gratificante hacer tus propios jabones, y más cuando empiezas a personalizarlos y especializarlos, con otros ingredientes y olores maravillosos, y por supuesto naturales.

Hoy se me ha ocurrido probar hacer un desodorante casero. Desde hace días leo las maravillosas propiedades del aceite de coco virgen extra eco y me he aprovisionado de él porque he encontrado varias recetas para otros cuidados cosméticos.

Menos mal que me apunté la receta en un papel cuando la vi, porque soy incapaz de encontrar el enlace, por lo que no puedo mentar la autoría... ains.

Suelo usar la piedra de alumbre, pero a veces me apetece un poquito de olorcito. Reciclé un bote vacío de desodorante de barra y lo he utilizado para la prueba a ver qué tal.

La receta es muy sencilla:

3/4 partes de bicarbonato de sodio.

1/4 parte de aceite de coco.

Unas gotas de aceite esencial de árbol de té.

Unas gotas de aceite esencial de limón.

(Los aceites esenciales son para darle aroma, podéis usar los que queráis, o no usar ninguno, son opcionales).

Y mezclar, teniendo en cuenta que el aceite esté líquido, para que la mezcla se haga uniforme. Verter en el recipiente deseado y dejar a menos de 24º C para que solidifique el aceite de coco y se convierta en una barra sólida.

Y ya está, después de la ducha lo aplicáis y veréis qué maravilla. Ya me contaréis si os gusta, y si tenéis
alguna que otra recetilla y os apetece compartirla, estaré encantada de leeros! ^^


10 comentarios:

  1. Qué fácil parece! Lo pruebo seguro! Gracias por la receta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo mejor es que funciona, madre mía qué descubrimiento!! ^^

      Un besote Caru!!

      Eliminar
  2. Que tipo de bote usas para poder dosificarlo bien?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara, reciclé uno que tenía de hace tiempo y no usaba (el verde de Tulipán Negro). Retiré los restos y lo lavé bien. Lo llené de agua y vi que no tenía pérdidas, así que vi que podía funcionar, porque la mezcla al principio está semilíquida.

      Los recipientes que pueden servir son los de barra, éste que yo tengo lo empujo desde la base para que vaya saliendo, tengo que probar los que tienen rosca debajo para ver si funcionan también como recipiente, pero éste que tengo es de empujar por abajo cuando por arriba ya ha llegado al borde y raspa ^^

      No sé si me he explicado bien, es tan sencillo que lo mismo si consigo otro recipiente hago un vídeo para que lo veáis.

      Ya me contarás, si no me he explicado bien, me lo dices que ya veo la forma de hacerlo mejor guapi.

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Gracias, te he entindo perfectamente. lo probaré a ver que tal. Gracias!

      Eliminar
    3. Gracias, te he entindo perfectamente. lo probaré a ver que tal. Gracias!

      Eliminar
  3. Me lo apunto... Estoy deseando encontrar un desodorante natural y efectivo,tal vez sea este .Gracias por compartir Esther.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Funciona muy bien, la única pega que le pondría es que tiene que estar al fresco en verano sino se pone blandengue, pero en invierno va a estar divino ^^

      Eliminar
  4. Tomo nota pero antes te pregunto. ¿Te abandona en verano?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te prometo que no, estoy alucinando!! me abandonaban los corrientes, así que imaginate lo contenta que estoy con el descubrimiento jejeje.

      Eso si, al fresquito en verano, que sino se pone liquidito, en cualquier lugar a menos de 24ºC o en la nevera, en invierno imagino que estará estupendo ^^

      Ya me contarás! Un abrazo!

      Eliminar