jueves, 16 de junio de 2016

Redestrasteando la cocina: El fregador y Flylady.

Hace unos días os contaba que había sacado de mi cocina, la mesa, las sillas y las baldas de la pared, y en su lugar puse una mesita con ruedas auxiliar.

Pues bien, que también ha salido la mesita auxiliar, y es que no la utilizo para nada, y es susceptible de llenarse de cosas en menos de un parpadeo.

Sólo he dejado una silla, a la que sí doy uso y queda la mar de mona ahí sola entre tanta pared (muy Minimalista en el sentido decorativo de la palabra :D )

Hace días, que entre mis lecturas, se ha metido la señora FlyLady, que ya la conocía de oídas, pero que nunca me había puesto a leerla enserio.

Y me llamó la atención su primer “paso” que es como el bautismo de sus principios, el principio de los principios, el fregador.

Ella dice que si le pegas un megarepaso monumental y lo dejas niqueladísimo, superlimpio, brillante, despejado y seco, pues obra en nuestro ser un “quéseyo” que hace que te animes a tenerlo siempre así y te contagia a seguir manteniendo el resto en orden.

Es como un ritual de iniciación a sus mandamientos, y como tocaba limpieza profunda, aproveché para seguir sus consejos. Lo hice como algunas seguidoras españolas, en vez de con lejía, utilicé bicarbonato y cepillo de dientes, bayeta y trapo. El resultado, como cabría esperar en una limpieza profunda, fue espectacular, y sorprendentemente si que incita a seguir con el resto de la cocina. Creo que es por el tema del secado y del abrillantado, porque limpiarlo lo limpiamos, pero esa dedicación de secado y abrillantado como que no me había puesto yo en ese arte tan profundo :D

Como tengo fresco el librito de Nagisa Tatsumi, El arte de tirar, y la motivación extra que me transmitió la señora FlyLady, me puse manos a la obra con la cocina.

Y como en el fondo de mi ser, sabía que todavía tenía cosas que no utilizaba y quién sabe por qué las conservo todavía, he vuelto a hacer un ejercicio de recriba, a ver qué tal.

He empezado por los armarios de arriba, el primero es el de los vasos y las tazas.

He largado dos tazones que no terminaban de convencerme, y he reubicado unas tazas que me gusta usar cuando vienen a tomar café.

En ese armario ahora sólo están los vasos, las tazas y unos cuencos que usamos diariamente.

El siguiente armario es el de los platos y recipientes de cristal y silicona…etc. En la parte de arriba están los recipientes. He eliminado un juego de palillos japonés que era de plástico, también he largado un botellín metálico que no utilizo y la boquilla ya está muy deteriorada, un biberón de cristal que guardaba para mi sobrina, pero es que cuando viene trae los suyos, así que no se usa y fuera, y un molinillo de café decorativo, vamos que bonito era pero funcional no, y siempre está guardado, así que también a la bolsa de “donar y regalar”.

En el espacio libre he dejado el juego de tazas que os comentaba antes, y se ha quedado la mar de ordenado y a la mano todo.


El siguiente armario, es el de despensa de salado. No había mucho que sacar pues ya hice limpia de despensa hace poco, pero he aprovechado para rellenar aceiteras, y recipientes de cristal con legumbres, y así ordenar y ganar espacio.




Armarito de “los medicamentos”. Ese está vacío, sólo tengo unos anti-inflamatorios que aún no han caducado, y también tengo los complementos de alimentación de los michis (levadura de cerveza, algas, taurina…etc) y un termómetro.

También el bicarbonato sódico.



El último armario de arriba es el de despensa dulce, tés, cacaos, tortas de arroz, frutas desecadas, avena… etc, lo mismo, ordenar un poquito y rellenar tarros, por la recriba anterior ya lo tenía muy adelantado.

Luego he pasado a los de la parte de abajo. El primero, el de debajo del fregador. Ahí tengo poca cosa, recambios de filtros para el agua, y un cubo con cosas de fregar para reponer.

El siguiente es el esquinero, sartenes y ollas…. ¡¡Vaya caos….!! De ahí he largado una tapa muy grande que tenía, compré una igual de tamaño adecuado, pero en vez de largar la grande, ahí se quedó....estorbando. Ya está fuera.

También ha salido un cocedor al vapor, porque yo utilizo un colador grande de acero que me viene mejor, así que de no usarlo se ha tenido que marchar, un cortador de patatas que tenía hace mucho tiempo, pero como uso mi "spirali" cuando quiero hacer patatas pajilla, pues se ha quedado en desuso, y también se ha ido.

Se ha quedado la licuadora, la spirali, la chef-o-matic, y una plancha que no uso, y le voy a dar un plazo de unos meses, por aquello de que no me acordaba de ella, si no se usa también se irá.

Para las tapas, que es una verdadera fuente de caos, he utilizado una caja grande de plástico y las he metido ahí, a modo de cajonera, y vaya cambio, por lo menos quedan más recogidas, porque de la otra manera parece que tenían vida propia. Dentro también está el pasapurés.

El último armario, el de las ensaladeras y los recipientes de plástico y vidrio. Ahí sí que me he quedado en la gloria largando, además sin piedad. Todos lo que no he usado en bastante tiempo, adiós.

Los tengo en dos cajas grandes, a modo de cajones también, una para vidrio y otra para plásticos.

En la balda de arriba se han quedado las ensaladeras y ollas de cristal, los bricks de leche vegetal y los cuencos de los michis.


Y por último, pero no menos importante, un repaso a los cajones, cubertería, utensilios de cocina, trapos y manteles, y el cajón de bolsas de basura y demás útiles (aluminio, film, papel vegetal… etc).

Qué bien se ha quedado todo limpio, ordenado y despejado. He disfrutado mucho cocinando ésta mañana, con todo a la mano y sobre todo, sin tener que buscar entre un mar de recipientes ^^

Está muy bien ésto de ir cogiendo consejos de un sitio y de otro, e ir aplicándolo a ti en función de tus necesidades ^^

En breve a atacar otra zona previo destrasteo!!! :D






6 comentarios:

  1. Olé!!!!Estamos conectadas Jajajajaja yo tb ando ordenando y limpiando la cocina,aún me quedan algunos muebles ,frigorífico y congelador pero ya respira bastante paz...Ains...ahora se da cuenta una lo poco práctica que la pusimos...total...es lo que hay ...la encimera está tan bonita...no sé cómo nos la apañamos para tenerla siempre atestada ,tengo que proponerme dejarla así siempre.Me encantaría tener la cocina tan despejada como tú pero ando en guerra con un marido cocinero acumulador...Ains...qué cruz...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué sincronización!! la verdad es que se respira otra cosa con todo despejado, no hay color!! y a los santos cocinillas vamos a destrastearlos también jajajajaja pobrecillos!!

      Un beso!!

      Eliminar
  2. Hace años que conozco a Flylady, imprimí algunas de sus lecciones y me hice un cuaderno de funcionamiento. El fregadero es a la cocina como la cama al dormitorio. También me acostumbré gracias a Flylady a hacerla cada mañana, a dejar cada noche la cocina recogida, la ropa del día siguiente a punto, el baño niquelao cada vez que abro un grifo... un montón de cosas que ahora forman parte de mis hábitos y no me ocupan tiempo extra, pero me dan satisfacción a raudales.
    Qué cosas, ja ja ja.

    Lo de cribar en la cocina lo hice hace poco. Pero (como siempre) ni la octava parte de lo que has hecho tú. Cuánta comodidad y qué bien lo estás dejando. Eres mi héroa, ja ja ja.

    Besotes.

    PD - A mi santo no lo destrasteo, que el pobre solamente tiene un par de cajones "suyos" en toda la casa: el de afeitarse y cuatro papeles del trabajo. Pobrete, soy una abusona, ja ja ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eres una de las culpables de que me haya interesado por ésta señora, la conocí por Darey en su blog de casas perfectas, luego alguna mención suelta por ahí y finalmente un enlace en tu blog ya me animó a leerla a ver, y muy bien!! ^^

      Lo de tu santo, qué bien, qué poquita cosa necesita, la verdad es que en general (que luego habrá excepciones como todo) los chicos necesitan menos espacio. Mira que como a tu santo le de por las barbas hipsters estas que se llevan ahora, ya se quita un cajón y todo jejejeje (bromita malísima, lo sé!! ;) )

      Un besazo!!

      Eliminar
  3. Madre mía! Yo tengo una cocina mini y necesita una puesta a punto. Hace semanas me puse con dos cajones y saqué un montón de cosas pero no seguí con el resto de puertas.
    Me lo apunto para la próxima semana. Estoy segura de que saldrán un montón de cosas!!
    Por cierto, me encanta que acompañes tus textos con fotos. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Paula, qué bonica!! muackss!!

      Poco a poco también se consiguen cosas. Ya verás cuando te metas de lleno, cómo agradeces ese par de cajones ya destrasteados, que una empieza con energía y termina aborrecida de ver y pensar todo lo que está ahí muerto de risa.... ains!!! paciencia!!! :D

      No soy muy de fotos, y como puedes observar mi móvil no da para mucho, pero bueno, si se puede plasmar la idea con alguna imagen que otra, bien está, aunque la calidad deje mucho que desear, pero me viene más cómodo con móvil que con cámara, aunque me cueste bastante calidad.

      A ver si me animo con la cámara y se pueden ver mejor, no prometo nada jejeje.

      Un besote grande!!!

      Eliminar