lunes, 6 de junio de 2016

Recribando el armario: Zapatos.

Esta mañana me he levantado y lo primero que he visto en el correo electrónico ha sido un email de una lectora habitual del blog, que muy amablemente me ha enviado unas fotos de su armario ya cribado (¡¡gracias!!).

Me ha encantado el detalle, y sobre todo, lo bien que le ha quedado. Cada vez que lo miraba, por doquier daba gusto verlo, tan ordenado y despejado, que transmitía una paz y un sosiego maravilloso.

Ya a media mañana, como muchas veces hago, me siento en mi cama y observo mi armario, es un ritual que  me gusta y a la par me ayuda a que no se sobrecargue. Y todavía no está todo lo bien que me gustaría, aunque sin duda alguna, nada que ver con la leonera que había hace un año.

Al mirar hacia arriba, en los altillos, he visto mis cajas con zapatos. Los de verano, y algunos de invierno que pasaron la criba en su día, pero no me los he puesto en todo el invierno. La mayoría son de tacón y no me siento cómoda con ellos, aunque me encantaran en su día.

Ya retiré muchísimos zapatos hace un año, en la primera criba, montones de ellos, y creo que ya era hora de realizar una segunda selección.

He hecho como indica Marie Kondo en su libro, los pones todos juntos, hasta los de estar por casa, y a cribar se ha dicho.






Éstos son los que se van, ocho pares que hace años que nunca me pongo. Dan hasta lástima verlos ahí deformados de estar guardados sin ser usados.









Éstos son los que se quedan, catorce pares de todo género.




Cómo me seguían pareciendo muchos, he guardado ya las botas de invierno, y ésto se ha quedado, nueve pares.










 Como siguen pareciendo muchos, he apartado las de deporte (que según el proyecto 333, las prendas deportivas no cuentan para el cómputo total, pues yo no practico el proyecto, pero me acojo a las excepciones jejeje ^^) y las de estar por casa, finalmente se han quedado tres pares para todo el verano, no está nada mal, no?





Y todos guardados en sus cajas, han cabido perfectamente en mi armario zapatero, dejando en las cajas los de invierno, y fuera los de verano. 




Las zapatillas de deporte, han vuelto a mi armario ropero, tienen una zona especial en la parte de abajo, pues es el calzado que habitualmente llevo y me viene más cómodo tenerlas allí.


Los ocho pares descartados se han ido al contenedor de ropa y calzado en un par de bolsas, y por supuesto, muy agradecida y con una gran sensación de alivio.

Y los que se quedan, seguirán siendo utilizados cada par para lo suyo en su  momento oportuno, de momento no me hace falta nada más. Creo que con el tiempo, iré necesitando menos, o eso me gustaría. :)

8 comentarios:

  1. Veo que sigues cribando, je je.

    Yo soy más presumida que tú, eso me ha quedado claro. Tengo más pares de zapatos, tanto de invierno como de verano. Y los uso todos, aunque es cierto que algunos solamente en ocasiones especiales. Pero tienen un espacio y no "consumen" mi energía cuando he de buscarlos, así que se quedan.

    A veces creo que si vinieras a casa te daría un patatús, ja ja ja. Tengo muchocientas cosas y me gustan.

    Eso sí: si he de viajar me basta con una maleta para la ropa de dos personas para quince días, con el neceser dentro y ¡hasta el portátil!
    Una cosa es mi casa, pero cuando se trata de moverse... soy muy minimalista, ja ja ja


    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ésto es un no acabar, parece que siempre se puede eliminar algo más jijiji.

      En tu casa no me daría nada, yo soy de mirar lo mío y en las casas de los demás, sólo miro posibilidades de albergar a algún gato, fíjate tú qué tontería jajaja, cada cual lo suyo!! Además, que me da a mi en la nariz que lo tienes todo hiperorganizadísimo!!! ;)

      En lo de moverme, tengo que ponerme las pilas. La primera escapada, fue muy "porsiacaso" y ésta segunda lo hice mejor, aunque aún me queda que aprender.... habrá que salir más xD.

      Besotes guapetona!

      Eliminar
    2. Tienes razón en una cosa: lo tengo organizado todo.
      Tengo muchas cosas, pero cada una en su sitio. No me gusta tener que quitar un objeto para sacar el de detrás, así que lo tengo todo cómodo y agradable. Aún así, pretendo dejar espacios vacíos, cosa que me relaja mucho.

      Lo único que tengo "llenito-trastos" es el desván de casa y el garaje, pero porque (esto ya lo he contado) tengo lo de varias casas de familiares que han fallecido o se han separado o se han vendido el piso, y por eso tengo tantísimas cosas. Pero todas y cada una de ellas tienen una ubicación en un futuro, y las que no (cuando lo haya terminado todo) se irán a otras casas donde sean bien recibidas.
      En fin.


      Yo no viajo mucho (por pasta, pa qué engañarnos), pero cuando lo he hecho he amortizado cada cosilla que me he llevado, prendas que conjuntan entre ellas, calzado que se puede usar para todo, paraguas minúsculo de llevar en el bolso... y una tarjeta de crédito, ja ja ja. Con eso vas a tós laos.


      Besotes

      Eliminar
    3. Jajaja, qué bueno lo de la tarjeta, eso es pequeñito y te saca de cualquier apuro vayas donde vayas!!

      Ánimo con ese desván y garaje, en la gloria te vas a quedar cuando acabes!! ^^

      Eliminar
  2. Justo este domingo hice exactamente lo mismo. Saqué todos los pares incluidos los de andar por casa y los coloqué en el suelo para tener una visión general. Me probé los de verano que tenia dudas y han salido 4 pares. Da gusto ver el zapatero ahora. Felicidades por tu criba!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades a ti también Paula!! menos calentamiento de cabeza a la hora de elegir y combinar, y más espacio!! y como bien dices, qué gusto ver el zapatero ahora!! A ver con qué me pongo próximamente jejeje.

      Un besote!!

      Eliminar
  3. Próximamente atacare el mío ...la verdad que tengo pocos zapatos pero alguno de más seguro ,ya visualizo los incómodos caminito de madre coraje ...Sabes???si ya era adicta a tu blog...ahora con esas fotos...soy Requeteadicta!!!jajahaja 😜

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué salá que eres, gracias Paqui!! ya me contarás cuántos salen!!

      Un besote!!

      Eliminar