domingo, 12 de junio de 2016

Recribando el armario: Cápsula de verano.

Ayer terminé por fin de recribar el armario, le dediqué unas cuantas horas, lo vacié, lo limpié de nuevo, volví a meter los cajones de las toallas y sábanas, que ya estaban previamente destrasteados, y los cuatro pares de zapatillas de deporte que tienen su espacio ahí, y empecé a decidir prenda a prenda lo que se iba y lo que se quedaba. Como siempre me ha llamado la atención el proyecto 333, decidí finalmente contar las prendas con las que pienso pasar el verano.

Primeramente me centré en la ropa de otoño-invierno, descarté lo que no me había puesto y sabía que no volvería a ponerme, traje de ocasión incluido. Lo que se quedó lo doblé cuidadosamente y en un par de bolsas lo dejé bien a mano en uno de los altillos del armario. Éstas prendas no entran en el cómputo, lógicamente.

Lo que finalmente será mi Cápsula de Verano:

Tres bolsos: uno negro bandolera, uno marrón tipo mochila, y uno de ocasión.

Una camisa blanca de manga corta.

Un vestido de algodón en estampados azules y negros.

Una falda vaquera azul.

Una chaqueta vaquera, es lo único de manga larga que he dejado a la vista, combina con todo y si alguna noche hubiera que salir y refresca nunca está de más.

Cinco pantalones largos: vaqueros negro, azul y gris, unos cargo beige y unos leggins negros.

Cinco pantalones cortos: dos shorts y tres a media pierna.

Ocho camisetas:  una de media manga beige y negra estampada, una de manga corta negra, una m/c blanca, dos m/c grises, dos camisetas de tirantes y una de hombro negras.

Tres pares de zapatos que os comenté en otro post. Cada par cuenta como una prenda, y tanto el calzado de deporte como el de estar por casa no cuenta en el proyecto.

La ropa de deporte, la ropa interior y el pijama no computan a éstos efectos.

Finalmente, mi cápsula de verano será de 28 prendas.

El armario se ha quedado en la gloria y yo más todavía. La barra de colgar se ha quedado vacía, por lo que finalmente las camisetas en vez de dobladas en un cajón se van a quedar colgadas bien a la vista y preparadas para su uso.

En el altillo que ha quedado vacío seguramente pondré el nórdico de invierno, y así que queden los altos para el cambio de estación.

La sensación al finalizar es indescriptible, cada vez es mucho mejor y menos cansado, pues no había tanto por retirar como las primeras veces. El mantenimiento hasta se disfruta y el resultado se saborea hasta límites inimaginables. Lo recomiendo, independientemente de las prendas que tengáis. 

El cómputo de mis prendas ha sido más curiosidad que otra cosa, si hubiese tenido treinta y siete también me las hubiese quedado. Lo importante es usarlo todo, sino... bye!! ;)

¿Tenéis ya vuestro armario de verano preparado?


9 comentarios:

  1. Que sepas que a partir de HOY voy a empezar "en serio". Tengo ayuda y he de aprovecharla.

    A ver si en breve puedo decir que ya estoy supermegaorganizada...

    Esto en cuanto a la casa en general. Lo del armario de verano no lo hago. Tengo toda la ropa junta en un vestidor, ordenada por colores. Lo único que he de hacer es cambiar lo del estante de arriba (fuera de temporada) por el de abajo (el "actual"), cosa que me ocupa unos cinco minutos dos veces al año...


    Besotes y a seguir :-)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo importante Amelia, tener ayuda y aprovecharla. Y tener ese empujón que desde dentro te anime en todos tus objetivos y proyectos. Seguro que lo consigues, porque ya lo eres ;)

      Un besote grande!!!

      Eliminar
  2. Wow!!!! Que liviano lo dejaste!!! Que paz!!!👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼yo tengo que continuar con más armarios ,en casa cada uno tiene el suyo,otro para la ropa de casa y de ocasiones,uno pequeño en la planta ppal para chaquetas de diario,ropa del trabajo de mi marido ,bolsos,ropa para reparar ...y en el trastero tenemos uno grande donde guardo los cojines del porche en invierno y ropa para el recuerdo (trajes de boda,comunión de mi hija...)aún no puedo deshacerme de ellos...😁😭
    Cuanto trabajo pendiente...pero ya llevo casi la mitad y...que felicidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si ya llevas la mitad, ya llevas adelantado, cuánto armario!!!!! jejeje pero todo es ponerse, seguro que cuando acabes flotas de gusto, que lo que he visto me dejó muy impresionada, me encantó!!

      Un besazo y a seguir!!

      Eliminar
  3. Impresionante Esther!! Te ha quedado muy bien, da gusto verlo todo tan despejado y ordenado.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Minimamnt!! es una gozada, a mi me encanta el resultado y lo estoy disfrutando muchísimo, para el invierno haré lo mismo, reduciré lo máximo posible y me quedaré sólo con mis prendas favoritas ;)

      Un besote!!

      Eliminar
  4. Te ha quedado espectacular!!!:-) Yo hice el de primavera y aun me apaño, es muy parecido porque aquí casi sólo hay verano e invierno (qué te voy a contar!!!) Tengo pendiente sacar las chaquetitas finas y ya. Besicos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto!! aquí cómo sólo hay dos estaciones, como bien dices, sacas una chaquetita fina y ya tienes cubierto el de primavera y el de otoño de una vez! jejeje

      Besitos!!

      Eliminar
  5. Te ha quedado espectacular!!!:-) Yo hice el de primavera y aun me apaño, es muy parecido porque aquí casi sólo hay verano e invierno (qué te voy a contar!!!) Tengo pendiente sacar las chaquetitas finas y ya. Besicos!!!

    ResponderEliminar