domingo, 5 de junio de 2016

De Rastro otro año más.

Hace unos días volví a apuntarme al mercado artesanal y rastro que se realiza en un pueblo cercano cada año.

De nuevo volví a llevar mis jabones, y cómo no, mis libros. Ésta vez llevaba muchísimos más que el año anterior pues entre los que sobraron y la recriba que hicimos hace poco, las cajas eran numerosas.

Se puede decir que vendí bastante, bueno, casi regalados, ya que les puse un precio simbólico, un euro cada uno, y las personas que compraron me daban las gracias por el "regalo".

Aún así regresé con muchos, y sin haberme dado cuenta, realicé un ejercicio que fue muy revelador, y no hace falta participar en un rastro para practicarlo. Sencillamente, traslada las cajas con trastos, siente lo que pesan, sácalos todos y ordénalos, vuelve a meterlos en cajas, y vuelve a trasladarlos. Siente su peso, como si de una mudanza se tratase. Ya son dos rastros a los que me "enfrento" y llevar esas cajas con tanto peso, es algo que te hace pensar muchísimo sobre las cosas que tenemos. ¿Y si fuese una mudanza? Con razón tanta gente que se muda a menudo, termina eligiendo una vida minimalista, porque debe ser terrible realizar mudanzas completas cada cierto tiempo.

Cuando llegué a casa, terminé hasta el moño, y al día siguiente guardé las cajas en el desván. No quiero ni verlas. No sé qué haré con ellas, pero ni siquiera para un rastro hacen falta tantas cosas. Creo que me plantearé la donación como solución, eso si me animo a sacarlos de ahí otra vez. O para el año que viene, pero no creo que los lleve todos. Un par de cajas a lo sumo, y que poco a poco los libros vayan encontrando a sus dueños. Porque eso sí que es bonito, cuando una persona encuentra "su libro" a un precio tan simbólico, no puede evitar  preguntar. Y le cuento por qué está ese libro ahí, su historia, y la conversación es algo que si que merece la pena, se disfruta mucho. Creo que por eso no termino de sacarlos de golpe todos, quién sabe.

En cualquier caso, volver con menos trastos de los que salí tiene su buena acción terapéutica, totalmente recomendable.

9 comentarios:

  1. Qué buen rollo!!!Ya te estrañaba!!! Por cierto no te gusta ponernos fotos de tus logros???a mí es que me encantan y creo que se ve plasmado mejor todo...quería enseñarte cómo llevo mi armario...Ains que paz verlo tan liviano y ordenadito ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tienes de fábula Paqui, me ha fascinado. Se nota que respira y transmite mucho sosiego. Lo has conseguido!! felicidades!!

      Eliminar
  2. Yo suelo donar algunos libros leídos a la biblioteca de mi pueblo, así otros pueden disfrutarlos también. Mejor que los disfrute alguien que metidos en una caja ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente Javi, y acabarán siendo donados, sólo que aún no me atrevo con el peso jejeje, terminé muy harta!! Pero sí, serán donados en breve, cuando me arme de valor!

      Un abrazo!!

      Eliminar
  3. El 21 de junio hay un evento llamado "liberación de libros", dejas el tuyo en cualquier lugar público (gimnasio, parque, farmacia...) con la fecha y la ciudad escritas en la primera página, para que el siguiente lector escriba el día y lugar de la nueva liberación debajo. Así, tal vez el libro viaje por ahí y llevará escrito su itinerario, como si fuera una furgoneta hippie con adhesivos de los lugares viajados (que no es lo mismo que visitados).
    Yo voy a contar también un poquito de la historia de mi libro antes de liberarlo, será chulo para quien se lo encuentre.


    Besotes.

    PD - Menuda musculatura estarás haciendo... ja ja ja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, terminé con los músculos doloridos y las manos moradas de cortárseme la circulación del peso....

      El evento que cuentas es muy bonito, quizás libere algunos ya que todos sería un infierno.

      Monics me ha dado la solución, y yo sin habérmela planteado, donarla al albergue donde hace tiempo fui voluntaria, que ellos ponen mercadillo regularmente, e incluso yo misma les he comprado libros en alguna ocasión.... qué cabeza la mía no caer!!! a beneficio de los animalicos sin hogar, eso si que me va a hacer feliz!!!

      Gracias por la idea Amelia, haré las dos cosas y me quitaré un gran peso de encima, literal!!

      Besotes!!

      Eliminar
  4. Yo doné la mayor parte al albergue, ellos pueden llegar a vender más que yo! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras Monics!!! qué buena idea!! y encima para recaudar fondos para los animalicos!!! sisisisi!! Puedo llevarlos en cualquier momento? o tengo que avisar antes?? Gracias por la idea!!

      Muchos besotes guapetona!!!

      Eliminar
  5. Yo doné la mayor parte al albergue, ellos pueden llegar a vender más que yo! Saludos

    ResponderEliminar