lunes, 9 de mayo de 2016

Sartenes y ollas.

Aquí os presento un pequeño post sobre éstos útiles de cocina. Hace ya cerca de un año que hice criba de éstos en mi cocina, hice mi pequeña investigación, saqué mis conclusiones, y por aquellos entonces, en cuanto a sartenes se refiere, me decanté por las de cerámica.

Estuve y estoy muy contenta con el resultado. Primero compré una, y largué todas las demás, y unos meses más tarde, compré otra de diferente tamaño.

El resultado ha sido, creo, bastante satisfactorio. La primera me duró un año aproximadamente, bien cuidada y la otra va por el mismo camino, empieza ya a pegarse alimentos por lo que no le doy mucho más tiempo de vida.

Las de teflón, que era las que tenía, las largué todas. No hay buenas opiniones de ellas en la red y yo le tengo declarada la guerra a los tóxicos, por lo que, según entendí en todas aquellas lecturas, dejé de utilizarlas. Y las de aluminio tampoco es que las pinten demasiado bien.

Las que mejores opiniones tenían, eran las de acero inoxidable, las cerámicas, las de vidrio y las de titanio. Y las he probado todas.

Las de acero inoxidable tienen la pega, para mi gusto, que se pegan con facilidad los alimentos, salvo que esté muy caliente, cosa que me trae de cabeza puesto que el aceite cuando está demasiado caliente emite benzopirenos y ... ya estamos los tóxicos y yo.... que no, que prefiero no usarlas. Eso en cuanto a sartenes, porque lo que son las ollas y los cazos, si que los tengo todos de acero inoxidable y muy contenta con los resultados.

Las cerámicas, pues para un año tampoco las descarto, aunque como prefiero más durabilidad, de momento no voy a comprar ninguna más, hasta que termine de probar ésta última agencia que os comentaré más adelante.

De vidrio tengo un par de recipientes, y muy contenta con ellos, los uso para horno sobre todo y alguna esporádica vez en microondas, y creo que las tendré de por vida.

Y la última adquisición ha sido una sartén de revestimiento de titanio. Por sus buenas  recomendaciones por la red, porque la recomienda una autora a la que tengo en muy alta estima, y sobre todo porque salió un ofertón en un hipermercado que tiene bastante buena fama en cuanto a sartenes se refiere (y otras cosas, claro), pues decidí probarla.

El titanio, si no me falla la memoria, es un material inerte que no desprende tóxicos cuando se calienta. Es muy antiadherente y necesita menos y nada de aceite para cocinar. Apenas llevo un mes con ella y estoy contentísima (con prudencia) y esperando a ver qué esperanza de vida tiene.

Los contras, lo que pesa, que pesa muchisimo, nunca tuve una sartén que pesase tanto, y el precio, claro, que supongo que será por la calidad. Las he visto a precios desorbitados, para mi humilde economía, no obstante, la tenía en mente, y por el ofertón que salió hace unas semanas, decidí probarla, a falta que pase más tiempo a ver cómo responde.

Así que poco más recuerdo de aquel estudio que realicé en su día, me decanté por éstas herramientas y éstos materiales, y a día de hoy estoy muy contenta.

Por supuesto que largué lo que no está escrito, baterías de cocina, sartenes, ollas, espátulas, paletas.... de teflón, y la cafetera de aluminio. Se quedaron las de vidrio, que también hacen las veces de ensaladeras, las ollas y cazos de acero inoxidable, y un par de sartenes de cerámica y titanio respectivamente. Cambié la cafetera de aluminio por otra de acero inoxidable, y las espátulas y demás por las de madera, acero inoxidable y bambú.

Las contras de la madera, dicen que absorbe bacterias que desprenden los líquidos que sueltan la carne y el pescado (por las tablas de cortar lo digo básicamente). Aquí no tengo ese  problema por lo tanto, las llevo usando muchos años y estoy contenta, aunque se ponen feos con el tiempo como es normal, pero  me gustan.  El bambú no sé como anda en cuanto a absorción de líquidos, y la contra es que no se debe meter al lavavajillas (creo recordar). Los de acero inoxidable, muy bien, aunque al ser metal, bien lejos de las sartenes, que las rayan y adiós antiadherencia ^^

Y de momento es todo lo que recuerdo de aquel "estudio" que hice en su día, y me hizo decantarme por éstas herramientas a día de hoy.

Gracias  a Amelia y Beatrix por la idea de comentar éste tema, así lo rememoro y lo tengo aquí a mano. Y por supuesto, si a alguien le sirve para orientarse e investigar por su cuenta, decidirse o incluso aportar sus conclusiones, bienvenido sea!! ^^


4 comentarios:

  1. Hola, con las espátulas y tablas de madera acostumbro cada semana (con uso moderado) a poner en agua caliente con lejía y en un par de horas o menos quedan impecables. En el día a día estropajo y jabón con agua caliente y no tienes problema. Interesante entrada, saludos Esther.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javi, qué alegría verte!!

      Un besote!!

      Eliminar
  2. Hace unos años yo también hice este estudio, creo que lo puse en mi blog, ja ja ja.

    El teflon tiene mala fama, pero PARECE SER que actualmente no tiene el componente tóxico del que le acusan. Si es de la marca registrada Teflon, que las demás no garantizan la cosa.

    Yo compré tres sartenes de cerámica, con garantía "de por vida". Juas. Ya están finiquitadas desde hace la tira.

    Tengo una de mi abuela, la usaba un montón y ahora la uso yo también. Creo que tiene unos cuarenta años la sartén. Es de acero inoxidable y está impecable. La uso para freír con abundante aceite (quien dice abundante dice necesario, que tampoco me paso).

    Yo también tengo ahora dos de titanio, por una recomendación de una autora en la que tengo confianza (a ver si va a ser la misma).

    Mi tabla de cortar es de madera y la suelo meter en el lavaplatos. Cuando se acabe de destrozar la barnizaré y haré un centro de mesa navideño. Con un par (de piñas, ja ja ja).

    Las empresas deberían consultarnos antes de sacar cosas al mercado, je je. Hacemos estudios por nuestra cuenta y lo comentamos con las amigas. ¿Qué más quieren?

    Besotes, linda.
    Besotes también, Javi. A ver para cuándo una entrada tuya...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, estaría muy bien eso de probar (según qué) cosas ^^

      Mi madre también tiene toda su batería de acero inoxidable, sartenes incluidas, y tienen más de cuarenta años también, chica, y todo nuevo novísimo!! Eso sí, con sus sartenes me peleo mucho xDD, pero reconozco que hacen muy buenas inversiones éstas madres y abuelas nuestras ^^

      Besuquis guapetona!!

      Eliminar