jueves, 19 de mayo de 2016

Recribando el armario: Toallas y sábanas.

Sí, empezando de nuevo, aunque no de cero.

Hace poco más de un año que empecé ésta aventura, muy bien acompañada por cierto (¡GRACIAS!) y si algo he aprendido, es la importancia de disfrutar tanto del camino como del fin si lo hay.

Comencé, como bien sabéis por el armario y la ropa, y si tengo que recomendar a alguien por donde empezar, sin lugar a dudas mi propuesta sería esa (no son pocos los autores que recomiendan hacerlo así y estoy muy de acuerdo).

Fue una cribada brutal la que hice, tanto que se me quedó el armario casi vacío. Dejé tan sólo lo que me ponía más algunas prendas que tendrían una última oportunidad.

Tan vacío se quedó que cuando hice la criba en las cómodas (donde tenía la ropa de casa), éstas prendas del hogar, pasaron a varios cajones de mi armario y las cómodas fueron regaladas saliendo de casa para siempre.

Todos los días (ad)miro mi armario. Es como un ritual de paz y sosiego. Hago la cama y ordeno la ropa, me siento y lo miro un rato. Y alucino de lo bien que está. Ese tan añorado orden llegó desde hace un año y aún no me canso de verlo.

Por supuesto, el armario se volvió a llenar. Con la ropa de casa, y la mía de todas las temporadas (ya no guardo ropa de otras temporadas), los zapatos, y algunas cosas más, el armario se llenó. Sigue estando bien, y ordenado, pero de alguna manera algo no terminaba de convencerme.

¿Es posible que a menos ropa tenga, menos ropa use?, ¿Es posible que al disponer de más tiempo para todo, necesite incluso menos de lo que tengo?

Cambiando las sábanas me he dado cuenta que hace tiempo que no abro el cajón de las sábanas (y cortinas). Cuándo lavo éstas, como mucho, en media hora están secas (pongamos una hora en invierno), y me gusta dejar los colchones ventilando ese tiempo, aspirarlos y demás, por lo que en cuanto las recojo, las pongo, y el cajón no se abre. Lo mismo para las cortinas, lavadas y casi puestas.

Para el baño lo mismo. Sólo tengo un baño, por lo que la primera criba de toallas os podéis imaginar cómo fue. Me quedé "sólo" 3 juegos de toallas, de los cuales el del fondo ni sale del cajón, pues uno está puesto, y los otros dos guardados. Cuando las pongo a lavar, pongo el primero y ese hueco se rellena en cuanto el otro juego está seco.

Con la ropa me está pasando un poco más de lo mismo, no sé si la comodidad de llevar siempre las mismas prendas, que me gustan mucho por cierto, y lo "a la mano" que las tengo constantemente, creo que ha hecho que algunas otras prendas caigan en el olvido.

Ésta semana vuelvo a recribar el armario, empezar por el principio y volver a hacer un poco más fácil mi vida, y a la par, aligerar el peso de mi armario.

Hoy he empezado por dos cajones: el de las toallas y el de las sábanas.

En el cajón de las sábanas sólo he dejado 2 juegos, y los otros dos están puestos. Creo que no son necesarios, y quizás en la próxima criba me quede con uno de repuesto, porque nunca se sabe, además, a mi se me rompen de un día para otro sin avisar (previos años de servicios obviamente jeje). Han salido otros dos que tenía bastante viejecitos, pero no están para regalar, así que se quedan para trapos. También ha salido una funda de nórdico, tengo tres, y una no la uso  nunca, así que será regalada porque está en buenas condiciones. y dos fundas de cojín que cuando las he visto, ni me acordaba de ellas, bien al fondo que estaban y no las he echado de menos para nada, adiós y gracias!

Las cortinas (dos juegos) se han quedado, pues dependiendo de la temporada me gustan unas  más que otras, en cualquier caso son muy finitas y ocupan muy poco lugar (amén que les doy uso por lo menos una vez al año).

En el cajón de las toallas he dejado tres toallas de playa (una para cada uno), y de baño sólo un juego de recambio. El juego del baño hacen dos, y el tercero lo he destinado para mis michis, guardado en otra zona aparte donde tengo sus cosas de aseo. Y sus antiguas toallas han salido de casa, ya estaban muy raídas y han cumplido con creces su cometido. En ese mismo cajón, como quedaba un huequecito y por aprovechar que están las toallas de playa, he metido un bolsito transparente con los bañadores, para tenerlos a la vista pero protegidos mientras no se utilizan.

En resumen, un bolsón menos de cosas que no utilizo que vuelven a cobrar vida, aunque sea de otras formas, y un poco más de espacio en un par de cajones, todo a mano y a golpe de vista, y con muchas ganas de continuar con el armario, ya os contaré!

6 comentarios:

  1. Yo también me he fijado en que las sábanas tardan un rato en secarse y no es necesario plegarlas y guardarlas. Tengo que pensarlo...

    Conozco la sensación de mirar un espacio "liberado" y no cansarte, je je je. He de intentar recuperarla...

    Muchos besos y a por el segundo año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una sensación maravillosa, de no cansarte nunca!! ya me contarás si te decides!! ;)

      Besotes guapa!!

      Eliminar
  2. Qué alegría leerte !!! No te imaginas las ganas que tengo de empezar una gran criba en casa ,espero que llegue ese día en el que pueda centrarme en ello pues soy muy perfeccionista cuando hago algo y necesito máxima concentración .Ahora estoy inmersa en otros menesteres que tb me están aportando mucho .Que alegría experimentar esa sensación de saber que toda tu habitación está como te gusta y ese orden que transmite tu armario al abrirlo.Eres mi gran inspiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Paqui!!! me alegro mucho que lo que estés haciendo te aporte tanto, es lo más importante al fin y al cabo!! Cuando tengas un buen rato de calidad, ya sabes!! a cribar!! ^^

      Besotes!!

      Eliminar
  3. Toallas y sábanas! Definitivamente tengo más de las que necesito y me doy cuenta de que utilizo siempre las mismas y detrás se van quedando otras más nuevas. Es el momento de darle la vuelta al armario!! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fantástico!! ya verás la de espacio libre que se queda y de tiempo que vas a ganar!! ya me contarás!!

      Un besazo!!

      Eliminar