viernes, 25 de marzo de 2016

El cajón del picnic.

Todos los años, por Semana Santa, es tradición irnos de picnic con los amiguetes y los niños a alguna pinada y pasamos un día fantástico. Sol, aire fresco y puro, juegos, charlas...... un planazo vamos!

Como es normal, los preparativos para pasar el día fuera con niños, lleva su tiempo, y a mi me costaba especialmente, puesto que al ser una vez al año, buscar ciertas cosas, me costaba varios minutos, que sumados, hacía que siempre fuese la última en llegar, siendo la que menos hijos tiene del grupo.

Pero como éste maravilloso mundo minimalista no deja de sorprenderme, para no perder buenas costumbres, ayer me levanté temprano para intentar no quedar muy rezagada, pero algo había cambiado, y es que ya no hay trastos que me hicieran perder el tiempo!! ^^

Preparé la comida y la merienda en un plis plas, porque el menú ya lo llevaba preparado en mente, y cuando fui a echar mano de los utensilios "campestres", me acordé que lo dejé todo preparado en el cajón de una cómoda que me sobró de una habitación en su día, y que dejé en el lavadero. Mientras pensaba si largarla o no, la aproveché utilizando cada cajón para una cosa. En cada cajón dispuse, por categorías (método KonMari) cosas perfectamente ordenadas y listas para su uso. 

Así que abrí el "cajón del picnic" y qué maravilla sacarlo todo tan preparado, bolsa, menaje.....cargar las cosas, la comida y listos para salir. Sin prisas y sin agobios, una maravilla. Ya estoy deseando utilizar el de la playa, el de las bicis... etc. Y es que la primavera invita a hacer tantas cosas, que teniéndolo todo a punto hace que sea mucho más factible.

Feliz Viernes!!

4 comentarios:

  1. Cómo facilita la vida el deshacerse de lo inútil! Q disfrutes del día!!
    ; D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Minimamnt!!! igualmente!!!

      Eliminar
  2. Perdona el comentario cabroncete, pero el método KonMari... ¿no debería llamarse al revés? ja ja ja.
    Bueno, bromas a parte, es una pasada tener las cosas a mano, provoca ganas de disfrutar más de cada momento. La primavera invita, pero el invierno, cuando nos ofrece tardes lluviosas, también provoca abrir el cajón de las manualidades, o el de la plastilina, o el de los álbumes de recortes...

    Da gusto, verdad???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, yo también lo pensé!!

      Si que da gusto tener los cajones ordenados por categorías, la verdad. Aún me queda una cómoda que tengo cosas de costura y manualidades y miedo me da cogerla por banda, porque está.... que no sé ni cómo está!! jejeje. Pero bueno, ya me quedan menos zonas por destrastear y ordenar, poco a poco!!

      Besitos!!

      Eliminar