lunes, 8 de febrero de 2016

Trasto de osmosis.

Tenía el trasto instalado en un armario de la cocina, bajo el fregador, y hace unos meses me enteré que para un litro de agua filtrada se desperdiciaban unos cinco. Cinco litros de agua, por cada litro de agua filtrada, casi me da un pasmo.

Eso para mi es más que un crimen, así que decidí buscar un par de garrafas de veinte litros y derivar el tubito del desagüe directo a las garrafas para que ese agua no se desperdiciase. La usaba para fregar suelos, regar plantas....etc, porque las dos garrafas se llenaban diariamente (cuarenta litros, que se dice pronto).

Y ya me cansé de estar pendiente de las garrafas, que no se desborden (que alguna vez ha ocurrido, mojándose los muebles de la cocina y el suelo encharcado) y lo que pesan para trasladarlas y vaciarlas...... así que lo he quitado de mi cocina y de mi mente, y me he quedado más a gusto....

Ahora tengo un armario libre porque el trasto tenía unas buenas dimensiones, una jarra de esas que filtran el agua me apaña muy bien, y sobre todo y una paz mental de no tener que estar pendiente de las garrafas de marras. Y por extensión ahorraré en luz y agua.

Como decía mi amiga T.: "Mie**as las justas". Y qué razón tiene.

Hasta pronto!


2 comentarios:

  1. Vaya!!!!! gracias por sacarme de dudas, estaba pensando en ponerme un "trastos" de esos y ya lo tengo claro, una jarra, no veas el dinero que me ahorro. Te sigo desde el principio y ya ha causando efecto en mi, hoy han salido de casa cinco bolsas de ropa, tres de ellas para una amiga que tiene una niña dos años más pequeña que la mía, a sí que perfecto, y las dos restante a una ONG. Esto es el principio, porque creo que es lo que necesita mi casa y yo. Ahora mismo tengo un escritorio lleno de libros, voy ha hacerles fotos y ponerlos en los grupos que tengo de amigos de WhatsApp y el que lo quiera...adjudicado. El resto..... Biblioteca. Me quedare algunos, quiero que mi hija vea libros por casa, no solo los de sus estudios. Estoy luchando contra el apego a las cosas y en eso me ha ayudado muchos tu blog, aunque estoy a años luz. Gracias y espero tu siguiente entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mari Carmen. Pues vas muy bien, han salido ya muchas cosas de tu casa que ya no usas y otras personas podrán hacerlo. Qué los objetos no se estanquen en casa ^^

      Sobre los libros, en casa también tenemos bastantes, la diferencia es que antes era terrible la cantidad, aparte de repetidos, y ahora tenemos los que realmente queremos tener, ver, releer y mantener. Si os gusta la lectura la casa tendrá sus libros, eso es indudable, y en eso consiste el minimalismo, quedarte con lo que realmente te hace feliz, te llena, enriquece tu vida o te sirve diariamente.

      Ya me irás contando cómo va tu viaje particular.

      Un abrazo!!!

      Esther.

      Eliminar