jueves, 4 de febrero de 2016

Salud Minimalista: Ventila, ventila, ventila.

Un par de cosas son inevitables en ésta vida, y una de ellas es el aire que respiramos. No podemos dejar de respirar en ningún momento y dependemos del aire que nos rodea.

En cualquier caso, el aire de nuestras casas u oficinas está más contaminado todavía que el aire exterior y eso podemos solucinarlo ventilando diariamente, y si es posible más de una vez al día.

Se trata de renovar el aire interior, que el aire viciado salga y entre el nuevo.

Para ventilar, habrá que tener en cuenta dónde vivimos o trabajamos, y elegir las horas más tranquilas del día en cuanto a tráfico y polución, por ejemplo, el frío o el calor que haga fuera, etc. y procurar que haya corriente, que el aire se mueva y no quede estancado.

Si hay alguna habitación más difícil de ventilar, podemos crear corrientes con un ventilador, poniéndolo alejado y frente  a la ventana o la puerta, lo importante es remover el aire.

Es muy importante ventilar las estancias en las que permanecemos, tanto que podría decirse que nuestra salud depende en gran medida de ella (entre otras cosas, obviamente).

Algo tan sencillo como abrir las ventanas un ratito al día es un gesto muy saludable tanto para nuestros hogares como para nuestra salud.

A ventilar se ha dicho!! :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario