domingo, 31 de enero de 2016

Primera escapada de la temporada.

Una escapadita fugaz ha sido posible este fin de semana. Pensado y hecho, quién me lo iba a decir...

El destino ha sido Sierra Nevada, nuestra pequeña quería ver la  nieve y justo vaya año para anhelar conocerla, con más calor de lo habitual y que no hay nieve cerca. Había que echar kilómetros y así lo hicimos. Preparamos una mochila con ropa interior y mudas, y otra con unos sandwiches, agua, protector labial y solar y cámara de fotos. Una se quedó en el coche para la vuelta y la otra la llevaba yo encima tan cómodamente.

A pesar de que las predicciones daban nubes, hizo un sol espectacular y pasamos bastante calor, también es cierto que no paramos quietos, y así se nos pasó el día montando en el trineo y riéndonos con la benjamina. 

Disfrutamos de sol, de vistas y de ambiente, hacía años que no pisaba la estación y no me acordaba apenas de aquello.

Tanto a la ida como a la vuelta paramos en un hotel-restaurante que nos dio muy buen rollo, puesto que había muchísimos camiones allí aparcados, y según habíamos oído siempre, donde hay camiones aparcados se come muy bien. Y no nos equivocamos.

Pedimos unas tostadas con tomate y un café sólo. Cuando sacaron los platos y vi que tenían el tamaño de un volante, y las tostadas se salían del plato, le dije al Jefe: - "Como el café tenga esas dimensiones, ya me voy corriendo y os espero allí". Afortunadamente el café era tamaño normal.

El sitio en cuestión estaba en la salida "Huercal Overa - Hospital Comarcal" y es el Hotel Restaurante Abadí. No os puedo decir como hotel, pero desde luego que para comer muy bien. Pues a la vuelta pasamos a cenar y salimos más que satisfechos con todo lo que pedimos, y los tamaños seguían siendo de escándalo a unos precios geniales.

En resumidas cuentas, una escapadita muy Minimalista y como casi todo plan improvisado, con muy buen sabor de boca. Y lo más importante, haciendo toma de contacto para (espero) otras escapaditas venideras.

Hasta pronto!


2 comentarios:

  1. ¡Qué chulo! esto de no tener trastos no te ocupa los fines de semana organizando cosas... ja ja ja, más tiempo para vivir a gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En otros tiempos me hubiera costado más decidirme y largarnos, eso seguro. Ésto fue casi pensado y hecho, y me encantó la experiencia. Ya estamos mirando fechas para otras mini escapaditas que nuestra niña tiene muchas cosas que ver de las que visitábamos su padre y yo hace años, lugares preciosos y relativamente cercanos que no se puede perder ^^

      Besicos!

      Eliminar