martes, 12 de enero de 2016

Minimalismo: Por dónde empezar.

Si alguien me preguntara por dónde empezaría a ser Minimalista, en base a mi experiencia, sin duda diría que el armario.

El armario es algo muy personal, y alberga muchos objetos y prendas personales. Lo abrimos muchas veces al día, y sobre todo por la mañana al levantarte, pasas un buen rato mirando qué ponerte (o por la noche, si eres de l@s que lo dejan todo preparado para el día siguiente).

Uno de los ejemplos que más me gusta tener presente es el armario de un escolar. Es muy simple: El uniforme de diario, el uniforme de deporte, el uniforme de la extraescolar (si es deportiva), un par de conjuntos para el fin de semana. Zapatos para el cole, zapatillas para deporte, calzado para el fin de semana, chaquetón o abrigo.  Y poco más que agregar, en función de sus necesidades. Teniendo en cuenta que crecen rápidamente, no se acumulan las prendas, y ésto lo podemos suplir los adultos, con la famosa regla del "entra uno, sale uno".

Y en función de lo que te guste la moda, o tus hábitos, puedes adecuar tu armario aumentando el número de prendas, y siempre teniendo las que te gusten mucho y te sienten bien. El número de prendas no es lo importante, lo que importa es que las uses y las disfrutes!

En mi opinión, creo que es la mejor manera de empezar a disfrutar y ganar tiempo, a ser Minimalista.

Hasta pronto!


6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Lo bueno que tiene lo del armario es que es algo muy tangible. Si tiras cosas del armario, lo miras y sabes que has dado un paso hacia delante. Y eso es muy importante.
    Un abrazo Esther.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Iván.

      Ahora está tan vacío....que me da la sensación de estar de vacaciones!!! Y me gusta esa sensación!!

      Un abrazo!!

      Eliminar
  3. En la entrada anterior te acabo de escribir "no sé por dónde empezar".
    Y zasca, en un clic me acabas de contestar, je je je.

    Mi armario está bastante saneado, en el último cambio de temporada me deshice de un montón de cosas que ya no me van bien o no me gustan o ambas cosas. Logré tener un armario atemporal, solamente cambio la ropa de los estantes más a mano a los de arriba, pero ya no tengo que hacer "cambio de armarios", sino de alturas solamente... algo es algo.
    Lo de "entrar uno, salir uno" no lo he cumplido, lo he mejorado. Salieron varios pares de zapatos y entraron unas botas. Eso me hizo sentir bien.
    De todos modos, esta tarde voy a dar un meneo al armario, por si acaso.

    Gracias por la idea. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, faltaba más. Yo creo que es el mejor sitio por donde empezar. Es casi donde empezamos el día y donde empezamos a "invertir" nuestro tiempo, eligiendo qué ponernos. Anda que no he ganado liberando prendas!!!

      Besuquis!!

      Eliminar