martes, 8 de diciembre de 2015

Análisis y reflexión del año 2015. II. Trabajo, y finanzas.

La valoración global del año respecto al trabajo y finanzas, aunque no ideal, sí ha sido bastante satisfactoria. No obstante, sin queja alguna y muy satisfecha, conseguí por unos meses reincorporarme al mercado laboral después de muchísimo tiempo fuera del mismo, incluso con mochila en mano y desesperación en el corazón, para buscarme la vida fuera de ésta zona fue cuando llegó la oportunidad y finalmente no tuve que moverme demasiado.

El trabajo fue estacional pero me permitió una activación de la economía, una nueva forma de administración y unos humildes planes de ahorro, y sobre todo una inyección de seguridad personal y bienestar familiar. A raíz de ahí y habiendo reducido desde bastante tiempo atrás a lo mínimo lo realmente necesario, readministrando y trabajando en otras pequeñas fuentes de ingresos, he conseguido dar un giro de 180º, y sin necesidad de ganar demasiado (para mi no es lo que se gana, sino lo que se gasta o necesita para vivir en condiciones) he conseguido una pequeña estabilidad a medio plazo que me transmite cierta tranquilidad, margen de maniobra y margen de ahorro.

En general, puedo concluir que habiendo reducido los gastos durante el paso del tiempo a lo mínimo, no es necesaria una gran cantidad de ingresos, por lo que intentaré seguir en la línea y todo lo de más que se pueda conseguir irá destinado a la eliminación de la única deuda que queda. Por lo tanto, para el próximo año la línea a seguir va a ser muy similar a la comenzada éste año, con la salvedad de la casi segura puesta en marcha de algún modesto proyecto que tengo en mente que pueda hacer posible una pequeña inyección a la par de la consecución a largo plazo de la eliminación de esa deuda, y por fin la tan esperada "libertad" que tanto anhelo y es mi fin último económicamente hablando. Y aunque sospecho que quedan bastantes años para ello, no deja de ser esperanzador el saber que quizás sea posible recortar de esos años que restan para ser libre. Cada mes que pasa, es un mes menos para que acabe, y éste año he conseguido (a pesar de los escasos ingresos) amortizar un mes. Es poco, lo sé, pero espero poder seguir en la línea y darle más mordisquitos. 

Es motivador y uno de mis objetivos financieramente hablando. Conseguir ingresos (trabajo, proyectos.... ), ahorrar un poco para destinarlo a éste menester, conseguir un pequeño colchón para estar más tranquila, y conseguir ahorrar para poder vivir las experiencias tanto deseo disfrutar, son los objetivos en cuanto a trabajo y finanzas que tengo. A ver qué nos depara éste nuevo año y si se pueden conseguir éstos mínimos objetivos. Ya se verá.

Hasta pronto!


No hay comentarios:

Publicar un comentario