jueves, 31 de diciembre de 2015

Empezar el año haciendo algo que me gusta.

Anoche recordaba con mucha ilusión cómo empecé el año pasado. No fue nostalgia ni nada que se le parezca, lo recordaba y lo narraba como si de ayer se tratase, algo muy nítido y alegre en mi memoria.

No recuerdo muy bien como empecé los anteriores, pero el recuerdo del año nuevo 2015 parecía tocarlo con los dedos de mi recuerdo.

Y es porque lo empecé haciendo una de las cosas que más me apasionan, corriendo.

Ésta mañana no podía ser menos, pero no tengo el cuerpo para correr y me apetece empezarlo haciendo algo que me enriquezca, así que otra de las cosas que más me gustan es escribir.

No tengo nada en mente ahora mismo, es más me duele la cabeza y estoy embotada. No bebí ni nada que se le parezca, lo único que al llegar a tomar las uvas (gran excepción en mi vida, porque no paso de las 22 h sin dormirme donde pille) puede decirse al trasnochar  mi cuerpo lo ha notado. Además, al estar habituada a los grandes madrugones, el cuerpo no me ha dado tregua y me ha hecho saltar de la cama con ganas de hacer algo y no saber qué.

Así que creo que así lo dejo. Empiezo el año escribiendo, a pesar del sueño y del dolor de cabeza. También lo empiezo sin guión. No sé qué voy a hacer hoy durante el día, sólo lo que haré en breves instantes.... publicar y tomarme otro café. Y leer.... creo que también voy a leer hasta volver a ser persona. Y por supuesto, agradeciendo. Gracias por estar ahí, de corazón.

¡¡Feliz Año!!

domingo, 27 de diciembre de 2015

Ultimando detalles para recibir el nuevo año.

Quedan unos cuatro días para acabar éste año y recibir al siguiente. He terminado mi hoja de gastos anual para poder ver en un sólo vistazo los gastos fijos mensuales que tengo previstos y poder hacer el apartado correspondiente y disponer el resto como mejor me parezca.

También tengo que salir a comprar, quizás sea la última compra del año, y no por ello la menos importante. He hecho la lista correspondiente para no gastar ni de más, ni de menos, revisando armarios y habiendo planificado los menús de los próximos días.

He revisado los sistemas de ahorro, y éste año que entra volveré a repetirlos. Han sido sencillos, poco costosos, divertidos y resultones. Hemos pasado días de ocio y experiencias sin "sufrir", considero que dentro de la humildad de éstos sistemas, ha sido una de las mejores inversiones. Tanto, que el resto de la familia se ha apuntado a hacerlo también.

También creo que esta será la última entrada del año. Me encuentro sumergida en la lectura con un autor que me ha sorprendido gratamente y me apetece poco navegar éstos días, por lo que aprovecho para desearos un Feliz Año Nuevo.

Un repaso rápido por casa en busca de trastos para sacarlos de casa inmediatamente, parece una tontería pero siempre sale algo, y parece que da mucho gusto empezar el año con todo al día.

En cuanto a papeleos, me quedan un par de asuntos pendientes que he de terminar, y ya por fin despediré el año al día, con ilusión y en busca de nuevos proyectos.

Poco más que añadir a la entrada de hoy. Por si no nos leemos, Feliz Año Nuevo y que todos vuestros deseos se cumplan. Mientras tanto, a disfrutar el camino.

Hasta pronto!!

viernes, 11 de diciembre de 2015

Navidades a la vuelta de la esquina.

Aquí estoy muy ilusionada, como hacía tiempo que no me encontraba, con las fiestas navideñas y en general por todo lo que conlleva y rodea.

Éste año serán mis primeras Navidades Minimalistas y desde ya se empiezan a notar sus efectos.

Gracias al megadestrasteo monumental que efectué hace unos meses, la casa es otra, y se respira otro aire.

La limpieza de navidad ha sido pan comido, apenas me ha llevado un poco de tiempo más que una limpieza normal, y eso es de agradecer. Todavía tengo grabadas a fuego las tremendas palizas que me daba para luego no parecer que ahí se había limpiado y ordenado. Antes limpiaba y movía trastos, muchos, demasiados, y me llevaba muchos días intentando adecentar lo imposible.

Ahora todo es más sencillo, es diferente, y con unos pequeños gestos diarios, esas palizas han desaparecido y se respira mucha paz y armonía.

Creo que es la primera vez en mi vida que a principios de Diciembre tengo los adornos y la decoración de Navidad puestos, ha quedado todo muy bonito y armonioso, todo lo encontré a la primera y nada ha quedado escondido sin acordarme de qué era y dónde estaba. Y sobre todo pasamos una mañana muy entrañable decorando con la ayuda y supervisión de la pequeña de la casa. Y es que la Navidad con peques es otra historia.

Hablé con Papá Noel y le conté lo que la niña quería, ya me ha dicho que lo tiene todo guardado para ella, y que está muy contento de que no sea una niña trastera y le gusten tanto las experiencias. Nosotros también estamos muy contentos por ello :D

Pronto empezarán a venir familiares que viven fuera y que me encanta volver a ver, recordando anécdotas y experiencias que a pesar de los años, siguen tan vivas como siempre.

Y muy agradecida de tener a la familia cerca y con buena salud, no me canso de agradecer diariamente éste hecho y me siento muy afortunada de tenerlos a todos tan cerca y tan bien. Sigo agradeciendo y no me canso de ello.

Las valoraciones del año también han sido muy importantes, poder evaluar el año e intentar planificar el venidero, y sobre todo reflexionar sobre tu vida a largo plazo ha sido muy satisfactorio. Respecto a ésto último fue una experiencia preciosa. Rescaté de algunos blogs varias preguntas sobre el futuro a largo plazo y me tomé un par de horas con un café reflexionando sobre ellas y plasmándolas en un papel. Os recomiendo la experiencia porque la sonrisa que se os va a quedar no se borrará fácilmente. No sé si se cumplirá o no, pero soñar es algo precioso, maravilloso, que no cuesta dinero ni apenas tiempo, tan sólo el que preciséis para pensarlo y plasmarlo en un papel. Luego ya queda en nuestras manos intentar redirigir nuestra vida y hábitos hacia la consecución de nuestros sueños y sobre todo nunca rendirse.

También es tiempo, aunque menos agradable, de recordar las pérdidas y malas experiencias. He perdido a dos seres extremadamente queridos éste año, y han sido golpes fortísimos, como os podéis imaginar. A pesar del dolor y la gran falta, es de obligado cumplimiento tener en cuenta que nada es eterno, ni lo bueno, ni lo malo. Tener presente que la vida es muy delicada y valiosa, y demostrar siempre el cariño y el afecto a nuestros seres queridos es la lección más valiosa que se puede aprender en éstos terribles casos.

Los "palos" de la vida siempre van a estar presentes, al igual que las alegrías, además cuando menos lo esperamos. No obstante es nuestra obligación asumir y actuar en consecuencia y hacernos fuertes como personas. Por nosotros y por quienes nos rodean, siempre.

Y para terminar, quiero aprovechar la entrada (aunque sea muy anticipadamente) para desearos unas Felices Fiestas, y sobre todo Minimalistas. Que viváis experiencias a tope, que os cuidéis mucho y sobre todo, que disfrutéis de la mejor compañía del mundo, vosotros mismos y quienes os rodean.

Sed felices.

Hasta pronto!!

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Análisis y reflexión del año 2015. III. Hábitos, habilidades y otros.

Creo firmemente que esta es la parte más relevante de este año desde que comencé con mi Viaje al Minimalismo.

El destrasteo de mi casa fue el detonante de todo. Fueron muchos meses de trabajo titánico, muchas bolsas, cajas, sacos y viajes vaciando mi casa, donando, regalando, vendiendo, reciclando y tirando. Tanto trabajo que no podía menos que plasmarlo en un blog para no olvidar lo que salió de aquí. Y así es como nació, como recordatorio y a la par, si podía servir a alguien para motivar o inspirar, ya me sentiría más que satisfecha.

Fue una gran experiencia tanto psicológica como física, y agotadora, pues tanto trasto acumulado durante décadas, examinarlo uno a uno, decidir su futuro y sacarlo de aquí no es tan sencillo como puede parecer en un principio. También fue muy terapéutico, y creo que es de las pocas cosas que recomendaría si me preguntaran.

A raíz de aquello todo cambió. Fue como si un duendecillo mágico me hubiese cambiado todo lo físico por mucho tiempo y espacio libre. También dejé de gastar de más, algo inherente al Minimalismo, puesto que controlando todo lo que posees no compras de más por no saber lo que realmente tienes o por no saber lo que ciertamente te hace falta. Pero en lo que realmente lo noté fue en el tiempo libre, vino a raudales y por eso creo que en éste campo es donde más cosas he conseguido hacer.

Al principio iba muy perdida, pero poco a poco fui encontrando las formas de invertir todo ese tiempo libre. Empecé dándole un lavado de cara a mi casa, arreglando cositas, pintando paredes, eliminando algunos muebles y reubicando otros.

También me di a la lectura, me encanta leer y aprovechando la criba de libros, releí algunos que ya tenía. Sobre el tema Minimalista, también leí todo lo que cayó en mis manos, sobre todo de Leo Babauta, pero también todos los de los autores de Minimalismo españoles que conozco hasta el momento. Libros sobre Meditación, sobre Running, y sobre Orden en Casa han ido saciando mi ávida sed de lectura, a la par que motivando, inspirando y enriqueciéndome sobre los temas que más me apasionan y de momento practico.

Sobre los idiomas, vino un poco por fuerza mayor, pero ha sido de lo más gratificante. El trabajo me obligó a hablar en inglés, y fue un revulsivo para que volviese a nacer en mi esa pasión oculta por los idiomas. Perdí el miedo a hablar, y ese fue el detonante hacia una mejora inconmensurable en el inglés. Todavía a día de hoy, mientras hablo con alguna persona extranjera en inglés, no termino de creerme que nos estamos comunicando y entendiendo a la perfección.

Ésto hizo que rescatara mis apuntes de francés, y repasara lo básico, hacer una buena base para, en un futuro próximo,  ponerme a él más seriamente. 

Y hace unos días terminé un curso de italiano básico. Ha sido precioso, me lo he pasado muy bien, e igualmente ha sentado unas bases para poder continuar con éste idioma.

¿Quién me iba a decir a mi que estudiar idiomas no puede ser un hobby de lo más gratificante? :D Ciertamente, también me motiva el hecho de que algún día, por lejano que parezca, pueda viajar a  otros países y poder tener unas nociones básicas sobre su lengua natal, me haría mucha ilusión.

Sobre escribir, igualmente puedo hacerlo con mucha asiduidad. Escribir me ha gustado de siempre y un blog permite dedicarte a tal menester, expresar tus ideas, y plasmarlas para siempre. Independientemente del motivo o del lugar, escribir es una excelente herramienta de creación. Y puedes hacerlo tranquilamente, quien quiere te lee y quien no, no.

Pero lo más valioso es tener tantísimo tiempo de calidad para pasar con mi familia, en especial con mi hija. El tiempo pasa irremediablemente, y no pasa día que no agradezca el disponer de tanto tiempo para pasar con ella y poder tanto jugar, como enseñarle cosas de la vida misma ya que el sistema educativo actualmente lo veo un poco "cojo" en cuanto preparar a las futuras generaciones para la vida. La apoyo en sus estudios, y le fomento sus aptitudes y vocaciones y poco a poco la vamos formando y explicando cosas de la vida misma, aplicando en la medida de nuestras posibilidades todo lo aprendido a la practica.

En cuanto a hábitos se refiere, pues han sido muchos durante estos meses, algunos que ya tenía, otros que tenía abandonados y otros nuevos. Algunos se han quedado y otros los he abandonado definitivamente, pues tan importante es probar todo lo posible, como saber dejar marchar los que no nos llenan, satisfacen o sirven en absoluto. Hábitos como madrugar, leer, escribir, comer bien, hacer deporte, jugar, aprender, atreverse a experimentar cosas nuevas han ido forjando durante estos meses a una nueva "yo" que me gusta muchísimo. Me gusto, me quiero y me siento fenomenal conmigo misma, y creo que eso lo he transmitido a los de mi alrededor. Creo que ahora soy mejor madre, mejor amiga, mejor compañera y peor enemiga. Cada vez tengo menos miedos y me siento más fuerte frente a la vida, tengo más paciencia y determinación, soy un poco más libre cada vez y más reflexiva antes de actuar, en definitiva, cada día me quiero más y creo que ese es el pilar de la vida misma, quererse y respetarse para poder hacerlo con tus seres queridos.

Cierto es que me encantaría tener un trabajo, que a la par que me llenase y me completara como persona instruida, también provocara cierta inyección económica para poder realizar más actividades que por desgracia no se pueden hacer gratuitamente, pero confío plenamente en que todo llegará y mientras tanto, muy satisfecha con poder hacer otras cosas igual de gratificantes y menos costosas, y no pasar el tiempo esperando, esperando y esperando. La perspectiva de ver las cosas es tan amplia que estoy muy orgullosa de saber y querer amoldarme a las circunstancias y sacar el máximo provecho a todo lo que viene en cada momento.

En definitiva, puedo concluir que ha sido un año muy revelador, gratificante y enriquecedor, y me gustaría mucho que el próximo año siguiese en la misma línea, o por lo menos, seguir con la misma actitud frente a ésta nueva vida y poder seguir mejorando y sobre todo disfrutando de los míos. Mientras tanto, intentaré seguir trabajando para que sea posible y seguir disfrutando cada vez más éstos tiempos venideros, y lamentándome cada vez menos de todo el tiempo perdido en tiempos pasados con tantos trastos.

Hasta pronto!!






martes, 8 de diciembre de 2015

Análisis y reflexión del año 2015. II. Trabajo, y finanzas.

La valoración global del año respecto al trabajo y finanzas, aunque no ideal, sí ha sido bastante satisfactoria. No obstante, sin queja alguna y muy satisfecha, conseguí por unos meses reincorporarme al mercado laboral después de muchísimo tiempo fuera del mismo, incluso con mochila en mano y desesperación en el corazón, para buscarme la vida fuera de ésta zona fue cuando llegó la oportunidad y finalmente no tuve que moverme demasiado.

El trabajo fue estacional pero me permitió una activación de la economía, una nueva forma de administración y unos humildes planes de ahorro, y sobre todo una inyección de seguridad personal y bienestar familiar. A raíz de ahí y habiendo reducido desde bastante tiempo atrás a lo mínimo lo realmente necesario, readministrando y trabajando en otras pequeñas fuentes de ingresos, he conseguido dar un giro de 180º, y sin necesidad de ganar demasiado (para mi no es lo que se gana, sino lo que se gasta o necesita para vivir en condiciones) he conseguido una pequeña estabilidad a medio plazo que me transmite cierta tranquilidad, margen de maniobra y margen de ahorro.

En general, puedo concluir que habiendo reducido los gastos durante el paso del tiempo a lo mínimo, no es necesaria una gran cantidad de ingresos, por lo que intentaré seguir en la línea y todo lo de más que se pueda conseguir irá destinado a la eliminación de la única deuda que queda. Por lo tanto, para el próximo año la línea a seguir va a ser muy similar a la comenzada éste año, con la salvedad de la casi segura puesta en marcha de algún modesto proyecto que tengo en mente que pueda hacer posible una pequeña inyección a la par de la consecución a largo plazo de la eliminación de esa deuda, y por fin la tan esperada "libertad" que tanto anhelo y es mi fin último económicamente hablando. Y aunque sospecho que quedan bastantes años para ello, no deja de ser esperanzador el saber que quizás sea posible recortar de esos años que restan para ser libre. Cada mes que pasa, es un mes menos para que acabe, y éste año he conseguido (a pesar de los escasos ingresos) amortizar un mes. Es poco, lo sé, pero espero poder seguir en la línea y darle más mordisquitos. 

Es motivador y uno de mis objetivos financieramente hablando. Conseguir ingresos (trabajo, proyectos.... ), ahorrar un poco para destinarlo a éste menester, conseguir un pequeño colchón para estar más tranquila, y conseguir ahorrar para poder vivir las experiencias tanto deseo disfrutar, son los objetivos en cuanto a trabajo y finanzas que tengo. A ver qué nos depara éste nuevo año y si se pueden conseguir éstos mínimos objetivos. Ya se verá.

Hasta pronto!


domingo, 6 de diciembre de 2015

Análisis y reflexión del año 2015. I. Salud.

Ya estamos en el último mes del año y considero que ha sido muy especial para mi. Creo que éste mes es el idóneo para hacer una valoración global de todo lo sucedido, revisar los objetivos, y analizar los caminos que hemos ido tomando y cómo voy a seguir a partir de ahora en adelante, teniendo en cuenta las herramientas disponibles y la previsión de todo lo que me presenta el año nuevo.

En cuanto a objetivos generales, al ser tan a largo plazo, puede parecer que no se ha logrado mucho, pero haciendo un análisis más exhaustivo, efectivamente, ya he ido dando pasitos hacia la consecución de ellos.

En cuanto a la salud se refiere, y considerando que es lo primordial en la vida, creo que el plan de nutrición que llevo es perfecto para mi, me abastece de energía y salud, y me permite realizar todo tipo de actividades. Son dos años y medio sin comer animales y tanto el cuerpo como la conciencia están en paz. He perdido numerosas tallas y ganado en definición. Queda pendiente en breve un análisis rutinario anual que suelo hacerme, pero ya no por la alimentación en si, sino que creo que todo el mundo debería controlarse, y más cuando no visitamos, afortunadamente, a los médicos nunca. Y por otro lado, seguir descubriendo recetas y menús para ampliar el abanico de posibilidades que éste estilo de vida me ofrece.

Otra parte que considero importante para nuestras vidas es el deporte. Como he comentado en varios posts, correr es ya una parte de mi, hasta tal punto, que para motivarme me apuntaba a carreras populares para mantener el hábito y conseguir acabarlas dignamente. Eso ya ha cambiado. Ya hace mucho tiempo que no tengo que inscribirme a ninguna para continuar corriendo diariamente, hasta tal punto que seguramente tenga que cambiar algunos de los objetivos propuestos, todo está en valoración. Independientemente de todo ésto, en un año que llevo he ganado tanto velocidad como fondo, llegando a un máximo de 13 km. por sesión de entrenamiento, y hacer una 7k a 5'35 min/km de media.

También hacer mención a los Retos de los Pasos que hice con mi pequeña, han sido unas maravillosas experiencias que espero volver a repetir.


Reto 20.000 pasos

Por otro lado, me he enfrentado a uno de mis miedos:
Montar en bicicleta. Y es que eso de ir a dos ruedas no era precisamente lo mío. Pues bien, aprovechando un día de esos en los que observas a la gente en bici y piensas que te encantaría hacerlo, decides que por qué no. Y por fortuna no tuve que hacer ningún desembolso, sino que me dejaron todo y eché a rodar. Pasé mucho miedo, y sudé lo que no está escrito, pero lo conseguí, y a pesar que aún le tengo muchísimo respeto, muy de vez en cuando, alterno el running con el ciclismo, y a pesar de todo, cada vez el miedo ocupa menos espacio, y la sensación de disfrute es cada vez mayor. Enfrentarme a mis miedos es algo muy importante y motivador, pues a pesar de saber que existe la posibilidad de no conseguirlo, no me voy a quedar con las ganas de no haberlo intentado. Y otro de los retos que tengo en mente es aprender a patinar, que también es un gran respeto lo que siento por esa disciplina, por no llamarlo terror, y mientras tengo el "runrun" en la cabeza, espero el día del empuje y decir, ahora es el momento, inténtalo.


Respecto a la salud espiritual, la meditación ha sido de los hábitos que mejor ha calado en mi. Desde el primer día he notado beneficios y me he encontrado francamente bien, al ser poquito tiempo, no es difícil encontrar un huequito al día para practicarla y los beneficios son innumerables.
El yoga, que también os comenté que había empezado a practicarlo, muy esporádicamente lo hago pero no como obligación ni impuesto, el día que puedo y me viene a la cabeza, lo practico unos minutos y aunque parezca que no se hace nada, las agujetas al día siguiente indican lo contrario. Me gustaría practicarlo más a menudo e intentaré que así sea, pero de momento me basta con hacerlo muy de vez en cuando.

De momento y en cuanto a Salud se refiere, puedo concluir que ha sido un buen año, y pretendo continuar entrenando, aunque el fin en sí haya cambiado. Ya no por competir, que también está muy bien y tiene su encanto, sino por mantenerse en forma y sentir esa inyección de endorfinas al concluir el entrenamiento. Para éste año entrante pretendo mantenerme en ésta línea, seguir mejorando tiempos, aprendiendo y disfrutando otras disciplinas.

Hasta pronto!!