miércoles, 18 de noviembre de 2015

Cuando las circunstancias cambian, reaccionar.

La vida nos sorprende con giros inesperados y todos los planes, rutinas y hábitos se van al traste en un abrir y cerrar de ojos....

Pero por primera vez he sido más rápida ante los cambios y me ha dado tiempo a reaccionar (bueno, a la mayoría de las cosas, que me ha costado sacar un ratito para escribir).

Ante tan brusco cambio, lo que más me ha gustado ha sido la entereza con la que la he asumido, hace años me hubiera dado cabezazos preguntándome el por qué? Si algo me está aportando el Minimalismo, y la simplicidad que intento llevar en mi vida y vivir, es la capacidad  de priorizar.

Tener un planning perfecto día a día, disfrutar al máximo de todo, ir viendo pequeños progresos y de repente todo se va al traste, no es plato de buen gusto para nadie, pero la importancia realmente reside en saber reaccionar a tiempo, priorizar lo realmente importante y reajustar los hábitos a ésta nueva rutina que te ofrece la vida misma. Al principio cuesta, pero poco a poco se va consiguiendo, e incluso cambiar las rutinas en ocasiones puede ser incluso hasta beneficioso, aunque al principio puedan resultar caóticas.

Quizás los primeros días no se sabe muy bien por dónde empezar, si dará tiempo a todo, pero siendo constante y buscando encajar nuestras rutinas a nuestro nuevo horario finalmente dará sus frutos.

Hasta pronto!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario