sábado, 28 de noviembre de 2015

Black Friday desde "el otro lado".

Ha sido curiosa y enriquecedora la experiencia de indagar y experimentar como mera observadora el fenómeno del "Viernes Negro", costumbre relativamente reciente en nuestro país.

Estuve paseando por grandes superficies en busca de esas supuestas oportunidades y chollazos que prometen, y fue una gran decepción para mi.

Es posible que efectivamente haya grandes ofertas, que no lo dudo, pero no tenía suficiente información del conjunto, es decir, en numerosas tiendas ofrecían un % de descuento en todas sus prendas, pero al no conocer el precio de origen, no pude ver si efectivamente era tal el descuento.

Entonces decidí coger mi lista de "necesidades". Cosas que necesito porque se me han roto o están a punto de hacerlo, y fui en busca de la "oferta". Esas cosas sí que se lo que cuestan (ay! la necesidad! ;) ). Pero nada, ningún chollo a la vista de esas cosas que necesito.

Pasé entonces a la lista de Papá Noel, et voilà, pude darle un chivatazo al pobre hombre, que tanto gasto y trabajo tiene en próximas fechas, y le mandé el enlace de un regalo notablemente rebajado. porque esas cosas sí que sabe una lo que valen desde que figuran en la Carta, así que finalmente pude darle un pellizquito a este tan prometedor Black Friday. Pero por lo demás, todas mis expectativas e ilusiones quedaron ahí.

Es posible que si hubiese necesitado más cosas, o tuviese ese impulso de compra de antaño, si que hubiesen caído un par de cosas más, que me gustaron y me parecieron bien de precio. No obstante, ni las necesitaba realmente, ni pude contrastar la rebaja, pues no sabía realmente lo que costaba en un principio.

Por lo demás, muy contenta de haber experimentado éste día desde el otro lado, e incluso de haber "pillado" una buena oferta sin salirme mi lista. Eso sí, eché de menos un BF en las secciones de frutas y verduras.....  ahí lo dejo!

Hasta pronto!!

2 comentarios:

  1. Yo pensé en las cosas que necesito, y como no se me ocurrió nada, pues me quedé en casita. Los regalitos navideños todavía no tengo ni idea de cuáles son, porque no he cotilleado ni cartas ni nada, así que lo del viernes negro no es para mí...

    ¿Por qué tendrá un nombre tan deprimente? parece que vaya a pasar una tragedia...


    Besotes, Esther.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es para llamar la atención, desde luego que lo han conseguido con ese nombre!! :D

      Besitos!!!

      Eliminar