domingo, 11 de octubre de 2015

Veinte mil pasos.

- Mamá, ¿te imaginas que existiese un aparato que pudiese contar los pasos? 
- Existe cariño, se llama podómetro.
- Siiiiiiiiiiii??? y eso cuesta mucho dinero?
- Pues los he visto sobre los 10 euros, de ahí para arriba puedes encontrar.
- Me encantaría tener uno, puedo?
- Vamos a pensarlo unos días, y si todavía lo quieres, puedes comprarlo.

Y pasaron los días, y con toda su ilusión se compró mi hija su podómetro, que ya está más que amortizado, pues lo utiliza todos los días, a todas horas.

Ayer, tras escribir el último post que publiqué, al poco tiempo, se levantó y me dijo:

"Mamá, hoy me gustaría hacer 20.000 pasos"

Y de repente, en mi cabeza, confluyeron mi antigua yo-"pero, ¿tú sabes cuánto es eso?" y mi nueva yo -"desayuna, ponte ropa cómoda y ¡¡¡nos vamos!!!", y dejé salir a la nueva por supuesto, es más divertida!!

Tiene gracia, escribir un post plasmando la necesidad de hacer algo "grande" y ver despertar a tu pequeña con un reto en mente y toda la ilusión en su cara. Y creo que eso si que es enorme, poder decir, "¡vamos!" y hacer realidad una de sus ilusiones.

Para que os hagáis una idea, 20.000 pasos vienen a ser alrededor de 11 kilómetros, más o menos. Y los hicimos, vaya si los hicimos, cogimos carretera y echamos a andar, por supuesto hacia un destino definido para poder parar a comer y descansar en caso necesario.

En el primer tirón, hicimos algo más de nueve mil pasos, unos 5 kilómetros y pico, y después de comer, descansamos un poco y seguimos con la andadura hasta conseguirlo.

Qué ilusión le hizo, grabé vídeos y fotografiaba el podómetro a medida que avanzaba, consiguió sus 20 mil pasos, y lo pasamos en grande durante todo el día.



A la hora de acostarse, tenía cerca de 23 mil. Ahora dice que es una super atleta, claro! :D Qué ganas de ver qué nos depara el día de hoy!!

Hasta pronto!






4 comentarios:

  1. Tengo ese mismo podómetro, rosa también. Lo compré dos veces porque la primera vez lo perdí (ahora me lo engancho a la ropa con una imperdible, ja ja ja).

    Lo uso desde que me levanto, incluso los primeros pasos hacia el cuarto de baño. Pero en ningún caso he llegado a los veinte mil en un solo día... Sois dos campeonas, ja ja ja.

    En el caso de tu hija, seguramente sus pasos son más cortos, por lo que tiene doble mérito, si te paras a pensarlo...

    Un beso y un guiño también.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues justo eso pensaba yo, que cada paso mío son dos de ella, menos mal que el trastillo ese cuenta los suyos, sino no acabamos en todo el día jajaja.

      Besotes!!

      Eliminar
  2. Por lo que he leido por aquí... el ejemplo que das a tu hija eso si que es algo muy muy grande Esther. Besotes ; D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapetona!! :D

      Besuquis!! ^^

      Eliminar