jueves, 8 de octubre de 2015

Motivaciones e inspiraciones.

Me encanta leer por las mañanas. Me levanto un ratito antes de lo habitual para saborear tranquilamente en el silencio de la madrugada mi descafeinado con panela, a la par que abro el portátil y leo blogs de mis temáticas favoritas. Me encanta. Mientras, veo amanecer por la ventana (bueno, veo clarear el cielo, porque buenas vistas no es que tenga ;) ).

Y me motiva mucho. No me había dado cuenta hasta cuanto. Siempre saco algo de inspiración o de motivación para hacer lo que sea que me ayude a crecer como persona y a disfrutar del tiempo libre.

Me encanta levantarme con tanta ilusión, sin saber qué voy a encontrarme en esas lecturas tan maravillosas que escribís, y que leo y releo apuntando cosas en mi libreta y tachándolas cuando se han concluido.

Tener de donde sacar una motivación extra o inspiración no tiene precio. 

Gracias y hasta pronto!!

4 comentarios:

  1. Yo hago lo mismo. Antes ponía la tele, ahora leo. Y el día comienza asi con una energía mejor. Besotes Esther. Y gracias a ti también ; D

    ResponderEliminar
  2. Yo suelo levantarme a las seis para pasear al perro, y luego, con el frío en la cara y la mente bien despierta, me preparo un café con leche y algo de comer.

    Probé lo de leer los blogs amigos, y es un palo, porque me lío y se me tira el tiempo encima. Lo que hago es desayunar viendo quince minutos de algún documental grabado, y así los voy vaciando de la lista de "pendientes de ver".

    Si pudiera controlarlo, emplearía ese cuarto de hora en escribir (más que en leer, fíjate). Pero cuando logro estar inspirada puedo pasar horas y horas ante el teclado, y claro, no creo que a mis jefes les gustara la cosa... ja ja ja.
    Ya me imagino el diálogo:

    - Hoy no puedo venir a trabajar porque me encuentro bien.
    - ¿Será porque te encuentras mal?
    - No, es que me encuentro genial, aquí en mi casita con mi cafecito y mi ordenador...

    No puede ser, ya ves... ja ja ja.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces tendré que aprovecharlo doblemente, por las dos. Ya lo echaré de menos cuando tenga un trabajo, digo yo.

      Besotes!!

      Eliminar