lunes, 21 de septiembre de 2015

Yoga.

Hace tiempo que tenía ganas de practicar éste noble arte, que ya tuve la oportunidad de probar hace muchos años, y como pasa siempre, empiezan las clases, se llenan y a las pocas semanas se suspenden porque la gente deja de ir.

Éste año me enteré que iban a empezar unas clases a muy buen precio, un día a la semana, que ya me dijeron que con eso era más que suficiente, y casualidades de la vida, el día que toca, yo no puedo.

Así que ni corta ni perezosa, como estoy con la motivación por las nubes, me planté el domingo por la mañana con mi alfombrilla y un vídeo de Youtube a probar una clase (más minimalista, imposible! ) Menos mal que opté por una de principiantes.

Mi hija se sumó al evento y allí nos plantamos las dos retorciéndonos cual culebrillas, y para que os hagáis una idea, ella era como un chicle, y yo sonaba como una patata frita de bolsa, super crujiente.

Parece que está una en forma, y me crujió todo, eso sí, cuando terminé parecía estar en un cuerpo que no era mío, fue fantástico. Luego un rato de meditación, y finalmente tuve que tumbarme un buen rato porque con tanta relajación el cuerpo me pedía dormir. No puedo decir lo mismo del día siguiente, tengo agujetas hasta en las agujetas, no sabía yo que había tantos músculos desconocidos en nuestro cuerpo.

Creo que incorporaré una clase a la semana, seguro que muy mal no me vendrá ^^ Y creo que será por la tarde-noche, porque relaja muchísimo.

¿Alguien en la sala que lo practique? ¿Algún consejo? :D


sábado, 19 de septiembre de 2015

No guardar ropa de temporada.

Ésto es lo que propone Marie, y todavía pienso si eso será posible en mi caso.

He tomado unos días de descanso después de los papeles, que bien satisfecha acabé, pero harta durante el proceso.... cosa bárbara.

Éstos métodos parecen poco menos que un castigo, en cuanto a que hay que hacerlo todo de golpe, no hay "poco a poco", ni "cajón por cajón", y en función de lo que tengas acumulado, la tortura es más o mucho más prolongada en el tiempo, ya que tener que coger y observar las cosas una a una, tiene su mérito. Pero luego acabas en la gloria, de eso no cabe duda alguna.

Una de las cosas que hace ésta mujer, no sé si lo propone, porque no me acuerdo bien, es que no guarda la ropa de temporada, lo tiene todo a mano, y claro, ahora mismo que tengo que sacar de nuevo las bolsas de ropa guardadas, pues me apetecería no tener que hacerlo, qué queréis que os diga...

Luego pienso, que cómo va a estar todo a mano, que no cabe, pero tras el destrasteo y según cuenta que bien dobladito ocupa menos que colgado, pues bueno, haré la prueba a ver, pero durante ésta semana, que sus métodos son efectivos pero ..... qué cansancio :D

Así que para ésta semana ya tengo "reto", el caso es no parar, pero bueno, si es para mejor, no está mal. No me veo "no sacando" ropa de temporada nunca más, la verdad, estaría muy bien si lo consiguiese, así que ya os contaré.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Papeles.

Una de las asignaturas pendientes en el tema de minimalizar mi casa y mi vida son los papeles.

Hace unos días me armé de valor y como dice la "Kondo", "sácalo todo y a trabajar". Y en esas me encuentro.... que parece que no se acaba, es como una tortura china, pero sin el "como". Papel por papel, montañas de papel, parece que no tiene fin. Desde luego, si ésto no hace que cambie la rutina de entrada de papeles en casa, ya nada lo hará.

Y eso que de hace unos años para acá la entrada de documentos y papeles varios ha disminuido considerablemente, y además, le he ido metiendo mano éstos meses atrás a ratitos. Y aún así, lo que estoy eliminando no tiene nombre ni aparentemente fin.

Hoy espero terminar con ellos, y con las fotos también. Saqué las dos montañas para no dejarlo más, y cada vez que paso y las veo me genera ansiedad, pero es que si no las sacaba no me ponía a trabajar en ello, y mentalmente saber que estaban ahí todo caótico en sus cajas, tampoco me ayudaba demasiado.

Y estoy deseando acabar de cribarlo y ponerme a organizarlo, quitarme ésta espinita creo que me va a liberar mucho estrés mental, y volver a mis buenos años, en los que en mi cabeza sabía exactamente donde estaba cada documento que me podía hacer falta en cualquier momento. 

Volviendo a los buenos hábitos!!!

Hasta pronto!!

viernes, 11 de septiembre de 2015

La magia del orden, Marie Kondo.

Ya os comenté que salía el día 10 de septiembre y tenía en mente su adquisición. Me hubiera gustado poder tenerlo en formato digital, pero como no ha podido ser, pues en formato físico.

Me lo he leído y releído, es muy corto, y la traducción sigue siendo un poco "regular", pero bueno, aquí está desvelándome los "secretos" de la Kondo :D

Cómo es tan famoso el método, y en muchos sitios dan algunas pautas, casi que no te descubre nada nuevo si has estado indagando y leyendo sobre él, pero he pasado un buen rato con su lectura y voy a adoptar algunas de las cosas que comenta aunque otras ya las había hecho, como es la criba a lo "bestia".

A los que ya estamos en el lío, nos puede inspirar y motivar, pero desde luego al que le pille de sorpresa y se ponga al tema, si que va a notar muchos cambios. Ayer ya empecé a poner en práctica alguna propuesta de las que sugiere y estamos muy contentos con el resultado. El caso es no parar jejeje.

Ya me contareis qué os parece si lo leéis.

Hasta pronto!!




martes, 8 de septiembre de 2015

Reflexión sobre nueva forma de consumo.

Tras el periodo estival, que aún queda un poquito pero el fresquete de la mañana me indica que se va acabando, he estado reflexionando sobre el consumo que he estado realizando desde que empecé con el Minimalismo.

Casi todo ha sido de sustitución. Salvo la comida, que obviamente es un consumo obligado, todo lo demás ha sido por roturas y sustituciones. Nada ha sido vuelto a comprar de lo que ha salido de casa, lo que me indica que ha sido una gran y excelente criba la efectuada, y que efectivamente, los trastos que han salido no me hacían falta.

Lo que si ha sido adquirido, tras muchísimo reflexionar y estudiar diversas valoraciones en muchos ámbitos, ha sido un par de objetos de los que me siento orgullosísima, ya no por tenerlos, sino por haberlos estudiado tanto antes de la adquisición, y por supuesto, haber esperado un tiempo prudencial para determinar si era algo que me facilitaría la vida (ergo, me haría más feliz), una necesidad ficticia o simplemente una comodidad fácilmente prescindible.

El futón ha sido una de ellas, y aún con ciertas dudas lo adquirí, puesto que en caso que no encajase en mi vida, se podría donar a alguna protectora. Una de las cosas que miro ahora antes de adquirir es cómo saldría de mi casa en caso necesario. Si es complicado, lo olvido. Pues bien, entró, se quedó, nos encanta, y salió una cama a cambio. Seguramente las otras camas pronto salgan de casa :D Éste me costó 2 horas de lectura de valoraciones antes de decidirme.

Otra de las inversiones, un robot aspirador. En casa de gatos, aspirar es el pan nuestro de cada día. Y los astros bendigan la decisión que tomé, porque no es un precio de broma para una economía realmente ajustada, pero mi espalda bien lo vale. No quita el aspirar sofá y rodapiés... etc. pero durante la semana yo no toco ni la aspiradora manual, ni la escoba, ni nada que se le parezca. Y tengo más tiempo libre para mi y salud para mi espalda, que no es que me duela, pero tras aspirar diariamente se va notando alguna contractura. Eso sí, la básica, básica, básica, yo pulso el botón y ella aspira, nos llevamos realmente bien ;) Ésta me costó 5 horas de lectura de valoraciones.

Así que, resumiendo, me gusta esta nueva forma de consumo más reflexivo y estudiado, siempre con una lista de "pros" y "contras" y lectura de todas las valoraciones y experiencias posibles. Y tras la decisión, esperar un tiempo prudencial para "certificar" de alguna manera, que es algo que se desea realmente y no un capricho pasajero.

¿Tenéis algún pseudo-capricho que os haya mejorado notablemente la vida?

domingo, 6 de septiembre de 2015

Me he regalado un mes.

Un mes de libertad :D 

¿Qué cómo es eso? Pues sencillo. Dándole vueltas a la cabecita, que no está muy centrada desde que dejé de fumar, pues estoy poniendo al día cositas, intentando distraerme un poco.

He visto como los ahorrillos aquellos de los que os hablé,en formas de ahorrar sin darse apenas cuenta, han dado unos pequeños frutos, y verlos ahí que no hacen nada mientras tengo mi hipoteca por otro lado….. he sacado cuentas, de un lado y de otro, y por primera vez en la historia de mi hipoteca, he podido darle un minimordisquito (que por ahí se empieza) y quitarme un mes de esclavitud, ya que bajar la cuota apenas se notaba, pero pensar en un mes menos…. Me hacía mucha más ilusión.


Y así ha sido como me he permitido el lujo de regalarme un mes de libertad. Ojalá pueda seguir así y que sean muchos más, para ser libre antes, que aún me queda.

Ahora toca empezar de nuevo con las formas de ahorrar, a ver si en breve me puedo regalar más tiempo de libertad, a largo plazo claro.

Hasta pronto!!

viernes, 4 de septiembre de 2015

Dejar de fumar: Día 3.

Evolución del tercer día:

"Ha sido un día duro, no tanto como el segundo, pero tampoco para menospreciarlo. Sigo teniendo fuertes ganas, puntualmente. Cada vez son menos, es decir, que si ayer eran 10, hoy son 8, pero más fuertes. Se me olvida que no fumo, y claro, el chasco es más grande cuando lo recuerdo.

Por las mañanas ya me levanto sabiendo que no fumo, por eso lo voy llevando mejor. Pero cuando se me olvida, me planto fuera a fumar, y recuerdo que ya rompimos la eterna relación, me da un bajoncillo, o chasco.

Me han dado un par de pinchazos en la cabeza por la mañana, nada serio, pues no han pasado de ahí, podrían haberse convertido en dolores de cabeza, pero me he escapado, chica con suerte ;)

Por la tarde han venido unos amigos a casa, uno fumaba y aunque estaba fuera, me llegaba el olor y para mi desgracia, aun no era desagradable.... me queda un poco todavía para llegar a desagradarme su aroma. No ha sido tan grave, pensaba que le iba a hacer una llave maestra, usurparle su cajetilla y encenderla directamente, pero no, la cabeza a veces puede montarse historias muy grandes :D Ha fumado delante de mi y yo he sobrevivido. No obstante, no me fío, cada vez tengo menos ganas pero más fuertes, y me conozco. En una de esas, con un cigarro cerca, no respondo, y tengo que responder, así que creo que el finde me quedaré por seguridad en casa y la semana que viene saldré al mundo, bien limpita por dentro y a luchar con la cabeza y el mundo del fumador ;) No es cuestión de encerrarse lógicamente, pero creo que un par de días de vacaciones en casa me van a venir estupendamente.

No he sentido esa ansiedad por comer, cosa de la que me alegro, porque no he hecho nada de ejercicio. Ha sido un día de recreo, que viene muy bien de vez en cuando. Mañana más y mejor."

Dejar de fumar: Día 2.

Ayer creo que fue el peor día, fue terrible sentirme tan miserable, pero así es el tabaco. Hoy afronto el tercer día, de momento pinta mejor que ayer, o así lo espero. No fue fácil, no.

Siguientes 24 horas, segundo día.

“El dolor de espalda va remitiendo, menos mal, porque es lo que me faltaba a la incipiente tensión que empiezo a sentir. Me saliva la boca, y voy un poco descentrada dando tumbos  por la casa. Al final me siento a escribir, a ver si me centro. Sólo unas líneas y me pongo con  mis listas, creo que será la mejor manera de empezar el día, con una buena lista de tareas, aunque sólo rece: descansar, leer, meditar, sentadillas, dormir, pero por lo menos iré a tiro hecho.
Escribir unas líneas me ha venido bien. Aunque al poco tiempo ha empezado a  rondarme la idea. Si hubiese venido alguien con tabaco, creo que hubiese fumado.

He empezado a picotear, hasta llegar a un punto que ya no era picoteo,  era gula ansiosa, y para mis adentros pensaba, como siempre me ha pasado, que más vale estar sana y un poco rellenita…. Pero ésta vez no me voy a dejar engañar.  Siempre me pasa lo mismo, pienso eso, y a los meses, me planto en 10 kilos de más y volviendo a fumar por asqueamiento, así que eso no puede pasar ésta vez.  Los kilos me pesan y me impiden hacer una vida normal, no puedo correr sin que me duelan las articulaciones, y no puedo hacer ejercicio porque me canso más. Los kilos de más son lastre para mí y ésta vez no pienso cambiar la salud por los kilos. Picotearé, eso seguro, pero en función de cómo me porte, así responderé al ejercicio.

La mañana fue terrible, no podía parar de  de pensar en el maldito cigarro, finalmente y tras comer todo lo imaginable, me he subido a la elíptica, porque me conozco y cambio el pitillo por el picoteo, y hasta pasada la primera media hora, no pude calmar la ansiedad. Al final decidí quemar unas 1000 calorías, 600 en elíptica y el resto por la tarde, por si acaso me daba otra vez el ataque.



Dormí un poco de siesta, pero soñé con tabaco, aunque no que fumaba, qué tonta, podría haber aprovechado en sueños!!  Y por la tarde, aunque mucho mejor que la mañana, tuve alguna que otra punzada de ansiedad. Me quedo embobaba pensando y me preguntan si estoy bien. Pues no estoy bien del todo, no. Ya me gustaría que hubiesen pasado unos días más, pero creo que estoy en el peor día, y hay que pasarlo.

Por la tarde empiezo otra vez el picoteo nervioso, y no me da por las zanahorias precisamente, sino por el chocolate y las tortas de arroz. Están muy ricas, pero calorías llevan a rabiar. Me veo el plan y me planto las zapatillas. Me voy de visita al pueblo de al lado que creo que está entre 5 y 7 kilómetros, según el podómetro 6’5 km. Y me entran unas ganar terribles de correr, qué alegría. No voy preparada para ello, así que me guardo las ganas con mucha ilusión, quizás mañana ya me vea capaz!!


Termino el día bastante mejor, me llevo 3 ó 4 chascos, pensando en salir a fumar, pero no hija, ya no fumas, así que sal si quieres a ver las estrellas, pero a fumar…. no hay nada que quemar ahí fuera.

Y por la noche, me costó conciliar el sueño. Era demasiado bonito para ser verdad. Aún así, me dormí relativamente pronto, no me puedo quejar. Ha habido otras ocasiones realmente insomnes, donde pasaban las horas delante de mí y no veía el momento de dormirme, pero ésta vez no me puedo quejar del todo, tardé una hora en conciliar el sueño y la noche la pasé del tirón, ya sufro bastante durante el día.
Y por otro lado los sueños, hacía tiempo que no recordaba los sueños, pero desde que dejé el hábito tengo la mente hiperactiva, hasta le da por recordarme los sueños, es curiosa la mente, quizás me dé material para pensar en otras cosas en vez de en el cigarrillo.

48 horas sin fumar.

Me he despertado con olor a humo de cigarrillo. No sé si provenía de la calle y se ha filtrado por alguna ventana o puerta, pero olía a humo y me he despertado. Pero hoy no he sentido chasco, me he preparado mi descafeinado delicioso y me he puesto a escribir.
Me siento muy orgullosa, cualquiera lo diría. Ayer me sentía muy miserable. Creo que si no pensara tanto en cómo me siento, lo llevaría mejor, pero también es cierto que si no lo analizara tanto, ya hubiera sucumbido.

Me siento bien, y orgullosa de mi misma, con fuerza para afrontar otro día más. Es viernes, y preámbulo del fin de semana. Suelo ver gente que fuma, pero ésta vez sólo lo haré si me siento realmente fuerte, sino tendré que dejarlo para la semana que viene.
A lo largo de la mañana veré mis sensaciones.

Ya está mejorando mi capacidad olfativa a pasos agigantados, es un arma de doble filo, puedo apreciar olores y fragancias apenas perceptibles, como el olor de una manzana de una habitación a otra, pero por otro lado, el sentido del gusto mejora notablemente, y eso para mi “gula” no viene especialmente bien….. tendré que hacer más ejercicio !!

En fin, hoy es el tercer día, a ver qué tal lo llevo.”

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Dejar de Fumar: Día 1.

Uno de los retos minimalistas pendientes, desapegarme de un hábito tan nefasto y dañino como es el tabaco. Si me gusta el minimalismo es precisamente por vivir feliz sin depender de muchas cosas, y un hábito, o mejor dicho, un mal hábito no será quien me acompañe en ésta andadura.

Ya llevo 24 horas y algunos minutos sin fumar. Y uno de mis recursos es escribir a lo largo del día si me aprieta el síndrome de abstinencia.

Primeras 24 horas:

"Al final me he decidido, creo que han ganado las ganas de correr con mayor calidad y creo que ya lo dejo. Me despido del tabaco. Adiós tabaco, adiós.

Llevo unas horas y no sé qué hacer con las manos, ni dónde meterme. Ni cómo gestionar el chasco al pensar “salgo a fumar” y de repente recuerdo que ya no hago eso.

Los primeros días de deshabituarme son bastante fastidiados, porque está considerado como premio o fin de un ritual. Termino de x y me fumo un cigarro, acabo y me fumo un cigarro. Por dios, si hasta después de la ducha de después del entrenamiento deseaba con toda mi alma ese cigarro.

Hoy no he salido a correr, me da miedo porque después de entrenar, es uno de los más deseados. Creo que es porque sale la nicotina más rápido del cuerpo y  la demanda con más fuerza, qué se yo…. 
Pero mientras corro, manda el alquitrán que me dice, “deja ya de fumar, que manda huevos que no te duela nada, y por falta de aire no puedas seguir”
Y así todos los días que corro, es la misma historia y me alegro que por fin gane el dejar de fumar. O eso intentaré con toda mi alma.
Conozco al enemigo bastante, han sido muchas veces las que he dejado de fumar en toda mi vida, y creo que he experimentado todos, o casi todos los “monos” habidos y por haber. Y he recaído por todas o casi todas las causas habidas.
Ahora escribo estas líneas porque no sé bien qué hacer  con las manos. Llevo varias horas sin fumar, y sé que hasta las 48 primeras horas, que es lo mínimo que tarda en salir la nicotina, voy a pasarlo un poquito regular.

Para ello me he preparado con un buen libro, de temática deportiva y sencillo de leer, cuando me da alguna crisis no quiero tener que retomar las frases 100 veces por perder la atención. También voy a echar mano al deporte, aunque hoy prefiero no hacerlo por lo anteriormente comentado, pero mañana espero no perdonar. Y la meditación. Es mi arma secreta, o eso quiero pensar. Nunca había meditado antes de ahora y creo que puede venirme bien a la hora de calmar los posibles nervios inherentes al abandono del hábito. Infusiones, escribir y demás trucos también están presentes en éste intento y sobre todo, descansar, los primeros días necesito poder descansar.


Ahora a pasar éstas primeras 48 horas, eliminar la nicotina y luego, ir olvidando los momentos más peligrosos.

La noche.

La noche la he pasado estupendamente. He dormido del tirón, cosa que no suele suceder cuando dejo de fumar. Suelo tener insomnio a la retirada de la nicotina, pero ésta vez se me ha concedido una plácida noche y ahora tengo dolor de espalda por enfriamiento... el caso es quejarse de algo porque sino sería demasiado fácil.

El desayuno.

Tomarme el descafeinado fuera, escuchando los pajaritos, sin el cigarro entre los dedos y el humo entrando en mis pulmones ha sido un poco desconcertante. Sé que a la larga, como siempre me pasa, me preguntaré cómo podía fastidiar un momento tan precioso y tranquilo con un cigarro, pero acaban de pasar 24 horas y no es el momento.... ya queda menos!!"

Hasta pronto!!

martes, 1 de septiembre de 2015

2ª Ronda: Resto de la casa.

Ya he terminado la segunda ronda, ha sido muy sencilla y gratificante, ya que no había mucho por destrastear, pero a la par ha habido grandes cambios.

En el recibidor el espejo de cuerpo entero que había ha sido sustituido. El antiguo era lo que vulgarmente llamaría "un muerto". Grande y pesado, que me costaba horrores colgar y descolgar para limpiar paredes y demás.

Lo he sustituido por otro que hacía la misma función, pero es la mitad de grande, y pesa bastante menos, muy manejable y cumple su función. El otro lo he regalado y todos tan contentos.

La antigua "habitación del pánico", se ha quedado fenomenal, han salido algunos muebles más que tras la segunda ronda han quedado vacíos, y me encanta cómo ha quedado. Muy espaciosa, con una estantería completa para cómics, otra para los libros que finalmente se quedaron, un mueble para manualidades y papeleos, y los útiles para hacer ejercicio en casa (elíptica, pesas....). Esa habitación se queda para ejercicios y hobbies, incluso para meditar si se tercia, cualquiera diría que algún día me encantaría esa habitación!!

El otro dormitorio, también un exitazo total. Finalmente adquirimos el futón, hice mi lista de pros y contras, leí muchas valoraciones en muchos sitios, y finalmente decidimos probar. Y ha sido un exitazo!! nos parece comodísimo y me he quitado una cama de en medio (otro muerto, porque visto lo visto, soy de "burro grande, ande o no ande") y pensando seriamente en retirar el resto, pero ésto será mucho más adelante, en caso que me decida, prefiero ir despacio y darle varios meses de prueba a ver a la larga si seguimos igual de contentos.

El salón se ha quedado igual, pero es que no hay nada que eliminar, aunque ya me empieza a molestar el sofá, es demasiado grande (burro grande.... otra vez) y será otra de las cosas que cambiaré más adelante, por uno más pequeño y funcional, si la santa economía lo permite.

Estuve lavando cortinas, y algunas de ellas ya no volvieron, otras fueron sustituidas por persianas de bambú que le han dado a la casa un toque de lo más tranquilo. Me encanta como está quedando todo, parece mentira que se pueda mejorar tanto un hogar y dar tantas buenas vibraciones en vez de metiendo cosas, sacándolas. Francamente encantada.

Baño, patio, lavadero, desván, despensa, todo fue debidamente revisado y redestrasteado. Bueno, en el desván sigue habiendo muchos "por si acaso" pero aún tienen tiempo hasta el año que viene que se cumplirá el primer año de éste viaje.

Y ahora a por nuevos retos y objetivos, hasta la próxima ronda. En breve habrá que hacer cambio de armario, algo que me daba mucha pereza pero ya tengo ganas que llegue el momento, ya no sé si por el gusto de tener el armario tan minimalizado y no tener demasiadas cosas que lavar y guardar, o porque estoy ya del calor hasta más allá de la paciencia (y lo que me queda todavía de "padecer" :D )

Estoy encantada con todo ésto, aún me queda algún cajón y caja conflictivas (fotos y papeles pendientes de escaneo.....), pero como no soy perfecta ni pretendo serlo, aún me voy a permitir darme al arte de procrastinar un poquito en esos quehaceres ;)

Hasta pronto!!