sábado, 22 de agosto de 2015

Futón.

Hace tiempo me ronda la idea, y no se me va así como así. Demasiado cine japonés, demasiado Sinchan :D

He de reconocer que la idea de eliminar camas me parece muy atractiva, pero por otro lado, no termino de asimilar dormir casi en el suelo tras cuarenta años durmiendo en cama. Será cómodo para un cuerpo occidental? Serán iguales los de aquí que los que fabrican allí?

Lo veo muy práctico, colocas el futón y te vas a dormir. Por la mañana lo ventilas, lo pliegas y lo guardas. Y habitación libre para otros menesteres. Me tienta, y no poco. En Japón es habitual el futón y como les tengo en tan alta estima en cuanto a cultura minimalista, forma de vida, salud, etc. pues creo que puede ser una gran opción en casa, a la par de comulgar con el minimalismo maravillosamente.

Lo malo es que no conozco a nadie que tenga y utilice para tener referencias de primera mano, así que apelo a vuestros conocimientos, por si alguien sí que practica el noble arte de dormir en futón, y me quiera contar su experiencia de primera mano.

En otros tiempos, lo hubiera comprado, probado y si no se hubiese ajustado a mis expectativas, pues otro trasto más, pero ahora prefiero ir con pies de plomo en cuanto a cosas que han de entrar en casa.

Mientras tanto, seguiré investigando sobre el tema.

Hasta pronto!

4 comentarios:

  1. Hola. Desde los 18 a los 25 dormí en futón. La estructura de madera que hacía de somier se plegaba en tres partes y de día lo convertía en un sofá de 90 de ancho. En ese sentido era práctico. Pero para dormir no es tan cómodo como un colchón. Ventilarlo resulta pesado...cuanto más grande peor. La verdad es que no me quedaron ganas de repetir. Posteriormente me decidí por los colchones y almohadas de viscolatex y no los cambio por nada. Supongo que habrá quien te diga que son geniales pero ese no voy a ser yo ; ) Suerte con tu decisión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javi, tu experiencia es muy valiosa para mi. Mi idea es no usar ninguna estructura debajo, todo lo más, alguna alfombra de bambú por aquello de que haya algo que separe el futón del suelo, y a la par pueda ser manejable para mi.

      Uno de mis colchones es de látex, y la verdad es que no me puedo quejar en absoluto en cuanto a su función de descanso, es maravilloso y desde que lo tengo no he vuelto a sufrir ningún dolor de espalda. Pero es grandísimo, gordísimo, y yo sola no puedo darle la vuelta, siempre tengo que pedir ayuda. Creo que en una de ellas me haré las contracturas que no me hago al dormir, y para lavar las fundas, imagínate, un suplicio. De ahí que valore tanto vuestras experiencias, para luego sopesar pros y contras y qué puede ser más práctico y cómodo para mi.

      Mil gracias Javi, te agradezco muchísimo tu comentario!!!

      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. A mí me gusta dormir en cama. En concreto, la mía es de mis bisabuelos (mi abuelo paterno nació en ella), es de ésas altas, con mucho espacio debajo.
    Lo del espacio es importante, porque siento que fluye la energía, me gusta tener el suelo limpio y sin enredos, y eso de tener que plegar el tema a diario me agobiaría un poco. Lo más simple es ventilar por las mañanas y tirar de la ropa para arriba (uso nórdico) y dejar la habitación preparada para dormir por la noche, sin tener que preparar nada cuando más cansada llego.

    Lo del futón no lo he probado, pero sospecho que mis rodillas me pegarían la bronca.

    Es mi opinión de total ignorante futonítica.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta tener el suelo así, bien limpito y sin enredos, las camas por debajo vacías, menos algún michillo que se meta debajo a dormir su siestorro, pero eso se mueve sólo jejeje.

      Sigo investigando sobre el tema y leyendo valoraciones de muchas personas, la lista de pros y contras ya va tomando forma, y creo que ya tengo la decisión casi tomada, a falta de un poco más de reflexión ;)

      Ya os contaré en breve!! besitos!!

      Eliminar