sábado, 15 de agosto de 2015

¿En qué momento vas a parar?

"¿En qué momento vas a parar?". "¿Tener cuadros o adornos es antiminimalista?" 

Las respuestas cortas serían, "Nunca" y "No". Pero me vais a permitir explayarme porque me han requeteencantado las preguntas que ha formulado Amelia a raíz del último post, sobre la IIª ronda de destrasteo.

¿En qué momento vas a parar?

No voy a parar nunca, puesto que nunca dejan de entrar cosas en una casa y no siempre salen a su debido tiempo. Máxime cuando somos varios en casa. Lo que si que ha cambiado es la "paliza", nunca más será como al principio (afortunadamente) y los hábitos de adquisión han cambiado radicalmente.

Además de eso, y en cuanto a ropa y armario se refiere, éste verano ha sido un poco atípico. Cuando hice la primera criba, me quedé con poquita ropa, la verdad, y muy contenta. El problema surgió con el paso de los días y las semanas. Era ropa bastante viejecita y empezaron a romperse algunas prendas, por lo que tuve que ir adquiriendo algunas nuevas y sustituyéndolas. Hasta ahí bien, porque es una especie de mantenimiento, entra algo y sale algo.

Otro tema ha sido el tema laboral, que ha hecho que mi armario tenga que cambiar un poquito, llevando prendas más arregladas, y pasando otras prendas a ser "informales". La cantidad de ropa informal ha crecido bastante, más de lo que me puedo poner, aún así ha estado ahí un tiempo, dándoles la última oportunidad.

Por otro lado, he "menguado" un poco, y algunas prendas ya no me quedan nada bien, y ahí están, listas para que otras personas puedan aprovecharlas como se merecen, y no guardadas en un armario esperando a ver si el "porsiacá" se cumple. Bolsos y zapatos de verano, que sabe una por dentro que no van a volver a ser utilizados, porque se sabe..... pues prefiero darles una oportunidad de ser usados por otras personas, antes que se desintegren o pasen de moda en el armario.

En septiembre u octubre, habrá otra criba, claro está, cambio de temporada, pero la criba será con la ropa de otoño-invierno, como bien sabes, es un no parar. Y con los trastos pasa lo mismo.

Los trastos ya se definieron como cosas que no nos sirven, no usamos, no nos hacen felices, y nos roban tiempo, espacio, dinero y energía. Entonces:

¿Tener cuadros o adornos es antiminimalista?

Para nada es antiminimalista siempre y cuando a ti te gusten, disfrutes viéndolos, y disfrutes su mantenimiento. En resumen, que te haga feliz tenerlos.

Es como si me dicen a mi, que es poco minimalista tener cinco gatos como he tenido, son mi vida, e invierto muchísimo tiempo y dinero en ellos, con todo el gusto del mundo y los disfruto como la que más.  Me encanta tenerlos, cuidarlos, mimarlos, y tener tiempo para dedicarles.

En cambio solo tengo 2 lámparas en toda la casa, los cuadros los quité en el primer destrasteo porque no me hacían feliz, sólo ocupaban mis paredes, me entorpecían para limpiarlas y no me decían nada. Salvo uno, que se salvó de la criba, pero después, cuando pinté el salón, lo quité y no volvió jamás. Me gusta más mi salón con las paredes despejadas.

Mi madre dice que una casa sin cuadros ni cortinas, no es una casa, por ponerte un ejemplo, pero ella disfruta con ellos, con sus adornos, le ocupan tiempo (como todo) pero le hacen feliz.

Un pintor seguro que tendrá su casa llena de cuadros, y le encantará admirarlos, mantenerlos, limpiarlos.... etc. No le importará quitarlos para limpiar las paredes, y volverlos a colocar cuidadosamente. Y disfrutará del momento con ilusión.

Al igual que un escritor, que querrá su biblioteca y disfrutar de su olor. El ebook está muy bien, pero hay que reconocer que el olor de un libro tiene su aquel....

Tengo una amiga que tiene más de  50 pañuelos, y se los pone todos, así que no se consideran trastos. Yo tenía 10 y usaba 2. Tenía 2 pañuelos y 8 trastos ;).

Como ves, el minimalismo es muy flexible. No consiste en tener una casa vacía, aunque a muchos les encantaría y me parece hiperrespetable. Creo que el Minimalismo es vivir sencillamente con lo que usas y te hace feliz. Con lo necesario, y no por ello se tiene que confundir con austeridad. La relatividad del Minimalismo es lo que me parece realmente atractivo, a todos nos puede servir, y no tenemos que ser todos iguales.

Espero haber resuelto las dudas, y te agradezco enormemente las cuestiones, me ha encantado hablar sobre ello.






6 comentarios:

  1. La frase:
    "Tengo una amiga que tiene más de 50 pañuelos, y se los pone todos, así que no se consideran trastos. Yo tenía 10 y usaba 2. Tenía 2 pañuelos y 8 trastos ;)"

    Yo tengo muchas prendas, pero desde que estoy destrasteando, veo que las uso o las pienso usar en eventos concretos (puntuales, pero existentes).

    Otras cosas me hacen sonreír, literalmente. Voy por la casa pensando en mis historias, y de pronto la vista cae sobre algún objeto "sin uso concreto", y me sale un sonrisón enorme. Eso no es un trasto, se queda pues.

    Luego está mi faceta de coleccionista de muñecas (tenía un blog y todo). Tengo Nancys, Nenucos, muñecas antiguas de celuloide o de piedra... y como en breve tendré una habitación vacía por completo, he pensado en colocarlas ahí.
    Ahora están en cajas en el desván (no te horrorices, amiga minimalista). Cada vez que abro una caja y veo esas caritas, no es que sonría, es que me caen lagrimones de emoción. Tengo un problema, esto no puede ser ni medio normal...
    Pero me gustan tanto...

    Has resuelto mis dudas perfectamente. La de "¿cuándo vas a dejar de destrastear?" es parecida a "¿cuándo vas a dejar de decorar tu casa?". En cada momento de la vida vamos cambiando alguna faceta, somos otras personas, distintas a dos años antes. Así que es lógico que la casa, la decoración y la organización vayan evolucionando con nosotros.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves qué bien? pronto tendrás una habitación entera vacía para llenarla de cosas que te hacen sonreir, qué maravilla!!!

      Y no me horrorizo por nada querida amiga, recuerda que yo también tengo un desván, lleno de "porsiacás" que probablemente pasen de aquí a unos meses a ser trastos, como no me haga falta algo pronto de ahí arriba....... jejeje.

      Yo también tengo mis "frikadas" ;)

      Besitos!!!!

      Eliminar
  2. Yo no lo habría expresado mejor :)

    ResponderEliminar
  3. Por cosas como las que dices prefiero hablar de esencialismo. No es cuestión de reducir por reducir, si no de escoger lo que es prioritario. para uno pueden ser los gatos, y para otro los libros. El criterio que elegiría yo es el de Mari Kondo en su libro "The magic of tidying up" ¿te produce ese objeto alegría?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy detrás de ese libro lo que no está escrito. El otro día intentando comprarlo por internet, resulta que mi kindle es tan "antigüirri" que no pude adquirirlo, puesto que no tiene lo que hay que tener (cómo ha sonado eso...) para que "llegue" (ya me superan las tecnologías.... :( ). Comprarlo físico no lo descarto, pero me tiraba para atrás las valoraciones negativas sobre la traducción (por lo visto está muy mal traducido). Luego me enteré que sale a la venta aquí el 10 de septiembre, así que imagino que no tendré más remedio que comprarlo físico (porque un kindle nuevo... como que no ;) )

      Me ha gustado el tema del Esencialismo, no lo conocía e investigaré sobre ello. Ya he echado una miradita por la red y he visto que ya has escrito algo sobre ello, es muy interesante, aunque todavía no encuentro ninguna diferencia con el minimalismo. Todo será ponerse. Mil gracias Ivan!!!

      Eliminar