jueves, 27 de agosto de 2015

2ª Ronda: La cocina.

El siguiente espacio a re-destrastear ha sido la cocina. Ha sido bastante fácil, abrir armarios y ver muertas de risa algunas ollas y sartenes que no uso, porque siempre utilizo las mismas. 

La reubicación ha sido sencilla, en vez de tirarlas, las he donado para comederos y bebederos para perros. Son mucho más resistentes que los de plástico y no alteran el sabor de la comida y del agua. Y yo no hago más basura ;).

Algún plato que otro ha ido a parar para las macetas, y poco más ha habido que hacer ahí. Se nota muchísimo el primer destrasteo, tanto a la hora de trabajar en la cocina, como para su organización y limpieza.

Puedo dar por concluida ésta zona y empezar por otra en breve :D

Hasta pronto!!

lunes, 24 de agosto de 2015

Reto: Cinco días sin harinas + un día raw.

Venía yo reflexionando ésta mañana bien tempranito, que éste verano no he llegado a hacer ni un sólo día completo crudivegano (frutas y verduras crudas, bien en su estado natural, batidos, licuados... etc.) y me he acordado el reto que hice hace algo más de un año aproximadamente.

El reto consistía en 14 días crudiveganos, al que me apunté sin mucha esperanza, pues nunca había hecho ni uno sólo. Sorprendentemente conseguí comer todo en su estado natural durante casi 4 días.

El cuarto día por la tarde-noche ya mataba por un trozo de pan, y no por hambre precisamente, pues como descubrí más tarde, las harinas también producen adicción. Hay que fastidiarse.

Teniendo en cuenta ésto, me he propuesto estar 5 días sin probar las harinas (gluten), sólo un día más de la vez anterior, empezando hoy todo el día raw, y el resto de semana incorporaré arroz y alimentos sin gluten. A ver qué pasa. ¿Motivo? Ninguno en concreto, como ya os comenté, quiero ir probando mis límites para conocerme mejor a partir de algunos retos que se me vayan ocurriendo y me apetezca probar. 

Además, no se me ocurre nada más minimalista en cuanto a alimentación se refiere, que el estilo de vida altamente raw, anda que no ahorré tiempo!, nada se cocina, nada se mancha, sois tú, tu fruta y un cuchillo :D 

Ya os contaré la evolución del reto. Hasta pronto!!


sábado, 22 de agosto de 2015

Futón.

Hace tiempo me ronda la idea, y no se me va así como así. Demasiado cine japonés, demasiado Sinchan :D

He de reconocer que la idea de eliminar camas me parece muy atractiva, pero por otro lado, no termino de asimilar dormir casi en el suelo tras cuarenta años durmiendo en cama. Será cómodo para un cuerpo occidental? Serán iguales los de aquí que los que fabrican allí?

Lo veo muy práctico, colocas el futón y te vas a dormir. Por la mañana lo ventilas, lo pliegas y lo guardas. Y habitación libre para otros menesteres. Me tienta, y no poco. En Japón es habitual el futón y como les tengo en tan alta estima en cuanto a cultura minimalista, forma de vida, salud, etc. pues creo que puede ser una gran opción en casa, a la par de comulgar con el minimalismo maravillosamente.

Lo malo es que no conozco a nadie que tenga y utilice para tener referencias de primera mano, así que apelo a vuestros conocimientos, por si alguien sí que practica el noble arte de dormir en futón, y me quiera contar su experiencia de primera mano.

En otros tiempos, lo hubiera comprado, probado y si no se hubiese ajustado a mis expectativas, pues otro trasto más, pero ahora prefiero ir con pies de plomo en cuanto a cosas que han de entrar en casa.

Mientras tanto, seguiré investigando sobre el tema.

Hasta pronto!

La vuelta al cole.

Tengo desde mitad de Julio todos los libros adquiridos, y ayer terminé de comprar la interminable lista de material escolar que nos dieron a final de curso para éste próximo.

Normalmente suele empezar el curso y faltar algo, suele ser lo habitual y no pasarme a mi sola. Hacemos corrillos el primer día contando lo que tenemos y lo que no, y nos vamos orientando para que todos consigamos, los libros o materiales que nos faltan.

Pero ésta vez, y todavía no me lo creo, porque hasta ésta misma mañana no he sido consciente de ello, me han sobrado 20 días. Y está todo listo ^^.

Ésto funciona!! :D



miércoles, 19 de agosto de 2015

2ª Ronda: Dormitorio principal y armario. Evocando recuerdos.

Me lo he tomado con calma, pero ya he terminado. Han salido unas 3 bolsas con prendas y cosas que ya no uso pero pueden ser reutilizadas perfectamente. Un par de prendas han quedado para trapos de limpiar.

Finalmente, y tras reorganizar todo, me ha sobrado una cómoda pequeña que tenía a modo de mesita de noche. Está completamente vacía y hoy saldrá de la habitación, quedando en la habitación simplemente un armario muy grande, y la cama, también muy grande. Por lo que la estancia se aprecia muy despejada, aunque no vacía, y se respira paz.

Muy satisfecha con el resultado, todavía me queda espacio libre en el armario, aunque como reza la famosa serie de televisión Juego de Tronos, "Winter is coming", y las prendas de invierno ocupan más espacio que las estivales. Así que no dejaré la cómoda demasiado lejos hasta que no considere que realmente puedo prescindir de ella en todas las estaciones del año. 

Encontré una pequeña toallita que me regaló mi abuela hace más de 30 años. Recuerdo perfectamente el momento en que me la dió, pude revivirlo en cuanto la ví, y me tapé la cara con ella, inspirando fuertemente como si pudiese volver a oler a ella.

Desde que nací, pasábamos los domingos juntas. Siempre le hacía preguntas, y con la mayoría de ellas estallaba a reír. Reconozco que con aproximadamente unos 7 años que contaba, la pobre no esperaba semejantes cuestiones. Me dejaba descuadrada con sus risas, porque yo preguntaba las cosas enserio, obviamente, pero puedo imaginar, ahora que mi hija me hace preguntas similares, y rompo a reír muchas veces, lo profundamente que me quería y la admiración que sentía por mi. No sé a ciencia cierta si era su nieta favorita, pero así me lo hizo sentir siempre, y eso que tenía más de 30.

Esa tarde, estaba yo reflexionando sobre las herencias. Acababa de conocer esa palabreja y le pregunté a mi abuela que qué era una herencia. Me dijo que eran las cosas que dejaban las personas cuando morían a sus seres queridos.

- ¿Tú cuando te mueras me vas a dejar "herencia"? - le pregunté.

Así tal cual, con la inocencia propia de una niña de mi edad, y el profundo desconocimiento del dolor que puede provocar la muerte de un ser querido, y el miedo que puede provocar el mero pensamiento de la muerte de uno mismo, le solté la pregunta. 

Creo que otra persona me hubiera echado la bronca del siglo, como en otra ocasión sucedió con otra de mis "ingeniosas" e inoportunas preguntas. Pero ella no era así, no era otra persona, era mi abuelita y era especial. Por eso la quería tantísimo.

Me sonrió dulcemente y me dijo que no tenía mucho y no sabría qué pasaría con lo poco que tenía cuando muriese. Y era cierto, no tenía mucho (materialmente hablando), y lo poco que poseía no era suyo, sus hijos les proveían de todo aquello que necesitaban, pero todo aquello yo no lo sabía.

Sencillamente satisfizo mi curiosidad sobre la palabra en cuestión y supongo que ya empezaría a reflexionar sobre otras cuestiones.

Un rato después me dio el catecismo de mi padre, un recordatorio de su comunión, envuelto en una pequeña toallita blanca, con una flor en medio. Me dijo que me quedara eso para que la recordara cuando  no estuviese.

Lógicamente no me hace falta nada para recordarla, fue tan especial conmigo que su recuerdo es permanente en mi memoria. Pero esa toallita me hace recordar el momento como si pudiera verlo desde fuera, como una película. Y ahí está, junto con las cartas que me escribe mi pequeña, y de vez en cuando me gusta releer.

Y esa es la historia de esa toallita que guardo con tanto cariño. Y por supuesto, la "herencia" que me dejó fue un inmenso amor y cariño que siempre permanecerá en mi corazón.



sábado, 15 de agosto de 2015

¿En qué momento vas a parar?

"¿En qué momento vas a parar?". "¿Tener cuadros o adornos es antiminimalista?" 

Las respuestas cortas serían, "Nunca" y "No". Pero me vais a permitir explayarme porque me han requeteencantado las preguntas que ha formulado Amelia a raíz del último post, sobre la IIª ronda de destrasteo.

¿En qué momento vas a parar?

No voy a parar nunca, puesto que nunca dejan de entrar cosas en una casa y no siempre salen a su debido tiempo. Máxime cuando somos varios en casa. Lo que si que ha cambiado es la "paliza", nunca más será como al principio (afortunadamente) y los hábitos de adquisión han cambiado radicalmente.

Además de eso, y en cuanto a ropa y armario se refiere, éste verano ha sido un poco atípico. Cuando hice la primera criba, me quedé con poquita ropa, la verdad, y muy contenta. El problema surgió con el paso de los días y las semanas. Era ropa bastante viejecita y empezaron a romperse algunas prendas, por lo que tuve que ir adquiriendo algunas nuevas y sustituyéndolas. Hasta ahí bien, porque es una especie de mantenimiento, entra algo y sale algo.

Otro tema ha sido el tema laboral, que ha hecho que mi armario tenga que cambiar un poquito, llevando prendas más arregladas, y pasando otras prendas a ser "informales". La cantidad de ropa informal ha crecido bastante, más de lo que me puedo poner, aún así ha estado ahí un tiempo, dándoles la última oportunidad.

Por otro lado, he "menguado" un poco, y algunas prendas ya no me quedan nada bien, y ahí están, listas para que otras personas puedan aprovecharlas como se merecen, y no guardadas en un armario esperando a ver si el "porsiacá" se cumple. Bolsos y zapatos de verano, que sabe una por dentro que no van a volver a ser utilizados, porque se sabe..... pues prefiero darles una oportunidad de ser usados por otras personas, antes que se desintegren o pasen de moda en el armario.

En septiembre u octubre, habrá otra criba, claro está, cambio de temporada, pero la criba será con la ropa de otoño-invierno, como bien sabes, es un no parar. Y con los trastos pasa lo mismo.

Los trastos ya se definieron como cosas que no nos sirven, no usamos, no nos hacen felices, y nos roban tiempo, espacio, dinero y energía. Entonces:

¿Tener cuadros o adornos es antiminimalista?

Para nada es antiminimalista siempre y cuando a ti te gusten, disfrutes viéndolos, y disfrutes su mantenimiento. En resumen, que te haga feliz tenerlos.

Es como si me dicen a mi, que es poco minimalista tener cinco gatos como he tenido, son mi vida, e invierto muchísimo tiempo y dinero en ellos, con todo el gusto del mundo y los disfruto como la que más.  Me encanta tenerlos, cuidarlos, mimarlos, y tener tiempo para dedicarles.

En cambio solo tengo 2 lámparas en toda la casa, los cuadros los quité en el primer destrasteo porque no me hacían feliz, sólo ocupaban mis paredes, me entorpecían para limpiarlas y no me decían nada. Salvo uno, que se salvó de la criba, pero después, cuando pinté el salón, lo quité y no volvió jamás. Me gusta más mi salón con las paredes despejadas.

Mi madre dice que una casa sin cuadros ni cortinas, no es una casa, por ponerte un ejemplo, pero ella disfruta con ellos, con sus adornos, le ocupan tiempo (como todo) pero le hacen feliz.

Un pintor seguro que tendrá su casa llena de cuadros, y le encantará admirarlos, mantenerlos, limpiarlos.... etc. No le importará quitarlos para limpiar las paredes, y volverlos a colocar cuidadosamente. Y disfrutará del momento con ilusión.

Al igual que un escritor, que querrá su biblioteca y disfrutar de su olor. El ebook está muy bien, pero hay que reconocer que el olor de un libro tiene su aquel....

Tengo una amiga que tiene más de  50 pañuelos, y se los pone todos, así que no se consideran trastos. Yo tenía 10 y usaba 2. Tenía 2 pañuelos y 8 trastos ;).

Como ves, el minimalismo es muy flexible. No consiste en tener una casa vacía, aunque a muchos les encantaría y me parece hiperrespetable. Creo que el Minimalismo es vivir sencillamente con lo que usas y te hace feliz. Con lo necesario, y no por ello se tiene que confundir con austeridad. La relatividad del Minimalismo es lo que me parece realmente atractivo, a todos nos puede servir, y no tenemos que ser todos iguales.

Espero haber resuelto las dudas, y te agradezco enormemente las cuestiones, me ha encantado hablar sobre ello.






lunes, 10 de agosto de 2015

IIª Ronda de Destrasteo.

Éste fin de semana terminé de pintar el salón, quedaban unos pequeños retoques y finalmente le dí un pequeño empujoncito y lo acabé.

Qué satisfacción más grande terminar cosas que llevan tanto trabajo!!

Y me ha vuelto a salir la vena minimalista, pues voy andando por la casa, y voy observando con mirada objetiva, cosas de las que podría prescindir todavía y ahí siguen.

Me hace mucha ilusión ésta segunda ronda. Espero llegar al mismo nivel de satisfacción que con la primera, aunque si de algo estoy segura, es que no me costará tanto. Ya no me quedan tantas cosas y la inmensa mayoría las utilizo muy a menudo.

Y como siempre, voy a empezar por mi armario. Ésto es como un ritual, por ahí empecé hace meses, y en muchos lugares que he visitado por la red, o han hecho lo mismo, o lo recomiendan.

Pienso que al ser una zona que visitamos tan asiduamente,  transmite energía para continuar. Verlo todo tan despejado, organizado y listo para usar da un subidón increíble y anima a continuar con el resto de la casa.

Así que si os apuntáis a ésta ronda, me lo decís y comentamos, yo por mi parte volveré a documentarlo, me hace mucha ilusión volver a leerlo pasado el tiempo y recordar las buenas sensaciones que me transmitió.

Hasta pronto!!!


domingo, 9 de agosto de 2015

Dos años de veganismo.

Pues han pasado ya dos añitos y algunos días de mi gran decisión.Un cambio radical de estilo de vida y de alimentación que hasta día de hoy sólo me ha traído beneficios, tanto físicos como psicológicos.

Y es que nada mejor que tener la conciencia tranquila, ya que mis motivos fueron y son puramente éticos, y a la par, decidí también que investigando y educándome un poco en cuestión de alimentación, también podría encauzarlo a la salud. Y fue un destrasteo corporal en toda regla.

Básicamente es decidir entre comer y nutrir, la diferencia es abismal. Y aunque a veces me doy mis homenajes veganos, básicamente intento nutrirme con alimentos que hacen que tanto mi cuerpo como mi mente estén ON todo el día.

Es de agradecer. De estar en modo letárgico a estar como estoy ahora, hay un abismo. Que tu hija diga que tiene una mami nueva, o que tengo las piernas de las niñas de 11 años de su cole (un día de éstos me la como a besos y no respondo jejeje), no tiene precio, y aunque siempre me he querido mucho y me he visto estupenda, hasta con mis 80 kilos de antaño, me sigo queriendo igual, aunque me veo mejor, y me siento maravillosamente. 

Pero todo lo achaco a la conciencia. Tener la conciencia tan tranquila no tiene precio. Todavía recuerdo mi primera Nochebuena como vegan. Esa noche acostumbramos a ir a casa de familiares a cenar, pero esa noche la pasamos en casa.

Mi hija y yo estuvimos preparando un deliciosa cena mientras el jefe de la tribu preparaba la mesa y la selección de películas que veríamos. Hicimos muchos entrantes y aperitivos veganos, y el plato principal fue Ratatouille:



Y por supuesto, mientras cenábamos, vimos la película, una de las favoritas de mi hija, que ahora entiendo su fascinación. Ya por entonces apuntaba maneras en la cocina, y a día de hoy nos sorprende con grandes platos. Ya nos quedamos con cara de poker cuando le pidió a los Reyes una batidora de vaso "de verdad" con 5 años, qué podíamos esperar? :D

En fin, ya han pasado dos añazos, que he salvado muchas vidas con mi decisión, he mejorado la mía y la de mi familia, me he convertido en una modesta deportista, he mejorado mi humor, mi paciencia y mi determinación. He descubierto el Minimalismo por el camino que no ha hecho más que mejorar mi estado anímico, me ha hecho ser millonaria en cuanto a tiempo y a ahorrar un poquito de dinero que nunca viene mal.

Ahora soy más fuerte y más valiente, tengo más determinación por las cosas, y mejoro día a día mi empatía y compasión en general, ya que en cuanto al mundo animal la tengo más que desarrollada.

Os animo a practicar la compasión y probar este estilo de vida (por favor, no es dieta ;) ) y aquí me tenéis, por comentarios o por correo, para lo que necesitéis, estaré siempre ahí, cualquier duda o inquietud, cómo empezar, o como continuar, por ética o por salud, siempre respeto la decisión porque el fin es el mismo.

Por la red hay millones de recetas, y os dejo en enlace de un blog que tengo de recetas por si os gusta alguna para ampliar recetario, es humilde pero seguro que alguna os puede gustar.

Si os animáis, aunque sea un sólo día, ya me contáis vale? me hará mucha ilusión.

Hasta pronto!!


sábado, 8 de agosto de 2015

Crónica de la carrera (1 agosto 2015).

Llegó el sábado tan esperado, la niña estaba con muchísima ilusión, era su primera carrera oficial y estaba emocionadísima.

Yo estaba con mal cuerpo, hacía poco más de 24 horas de la terrible noticia y no tenía el cuerpo para muchos esfuerzos, aún así, no hay nada mejor para una madre que sacar fuerzas de donde no las hay para mantener la ilusión de los hijos.

También eché mano del jefe de la tribu. Le pedí que me hiciese de "liebre" y sacase lo mejor de mi (dentro de mis posibilidades, obviamente) para  poder dedicar la carrera. Dedicar una carrera suele ser un gesto sencillo pero muy bonito y simbólico, que ayuda mucho. Llevar un mensaje en el dorsal o en la camiseta suele ser una bonita costumbre, y a mi siempre me quedará ese bonito recuerdo de haberla dedicado.

La carrera fue muy bien en general, los cuatro o cinco primeros kilómetros fueron muy bien, pero en los dos últimos me quería morir. Con el agravante que cuando llegué a la zona de avituallamiento, no quedaba agua.... "Los últimos serán los primeros (en quedarse sin agua)".

Así que más seca que la mojama, el jefe tiró de mi dándome ánimos y acabé muy dignamente y muy contenta. Eso lo digo ahora, pero correr deshidratada tiene su mérito......

Hice los 7km en menos de 42 minutos, para mi eso era impensable. Nunca jamás en mi vida hice un kilómetro en menos de 6 minutos. Soy manta, qué le vamos a hacer ;) Pero en ésta salió el km a 5'35" así que el orgullo me salía por los poros.

Fue un encuentro de sensaciones: emoción y tristeza. Muy satisfecha.

El mantenimiento de los hábitos, a poco que se pueda, siempre van a dar unos buenos resultados. Y si encima tienes quien te ayude a sacar lo mejor de ti, te coronas.

Éstos días de agosto que restan, intentaré seguir sacando tiempo para mis entrenamientos, pues en breve empiezan las temporadas de carreras más asiduamente y tengo un par de objetivos a corto plazo que cumplir: 

- 5k en menos de 30 minutos.

- Acabar una 10k en menos de una hora.

- Media Maratón.

Entre post y post os iré relatando los avances.

Hasta pronto!!

miércoles, 5 de agosto de 2015

Pequeño paréntesis.

Hace unos días perdí a un ser muy querido y estoy destrozada desde entonces y sin muchas ganas de hacer nada.

Os escribo éstas líneas para pediros perdón por no haber contestado mails ni escribir algún post pero no estoy de ánimo todavía.

Estoy segura que lo entendéis.

Un beso muy grande.