lunes, 13 de julio de 2015

Reflexiones laborales.

Como ya comentaba en otro post, estando con la mochila en mano para salir de mi zona de confort a la zona de pánico, la suerte me sonrió y me obsequió con un contrato dentro de mi zona de aprendizaje.

Una de las primeras reflexiones, es que teniendo en cuenta que la distancia, que es más que respetable, una de las máximas que más he leído es que: “trabaja donde vivas, o vive donde trabajas”.

A día de hoy puedo decir que es una gran verdad (con sus “peros” por supuesto).

Vivir donde trabajo me supondrían 4 horas libres, ya no libres en sí, que lo son, sino mías, para poder usarlas en beneficio propio (no en conducir... etc).

Trabajando 6 días a la semana, como lo hago, esto viene a ser 24 horas semanales de las cuales tengo que prescindir, y al mes aproximadamente unas 100 horas.

Esto visto así da mucho que pensar, verdad?

Los “peros”: Obviamente, con contratos tan esporádicos, no puede una "plantar el huevo" allá dónde la llaman, así que tengo que seguir en mi lugar de origen, a merced de los contratos que puedan surgir y del tiempo que vayan a durar.

Más reflexiones. Por muy zen que se haya vuelto servidora, he de reconocer que ha sido gracias a la meditación diaria, que no me he vuelto a “convertir” en lo que era. Y creo que es gracias a eso, porque el día que no he podido meditar… se ha notado y mucho. La focalización, templanza, determinación, estrés…. Era más fácil que escaparan de mi control cuando no meditaba por la mañana.

A pesar del trabajo, de todo lo que le rodea, de las 12 horas que paso fuera de casa, puedo decir que he sobrevivido (ésta primera sesión, creo que vendrán más) perfectamente.

Sí que he notado que con el paso de los días, y el cúmulo de horas, la creatividad ha ido mermando. 

A mi hija la echo de menos por encima de todo lo imaginable, y creo firmemente que si esto fuera para toda la vida, el traslado sería inminente, sino, mi yo más profundo moriría para siempre.

Hoy concluye mi primera fase, mi primera toma de contacto con el mundo laboral en mi antigua zona de aprendizaje, actualmente zona de confort, y éstas son las reflexiones que he sacado en claro éstas semanas.

Ahora toca focalizar de nuevo,  seguir en la línea y trabajar a fondo un nuevo objetivo que pronto os contaré.


Hasta pronto!

4 comentarios:

  1. Enhorabuena por todo el aprendizaje recibido. No es tan sencillo para todos tomar decisiones así. Yo pierdo dos horas diarias, diez a la semana, en ir y volver del trabajo. Y está en la ciudad en la que resido (cosas de las grandes ciudades...). Pero es cierto que la meditación y las decisiones personales son la mejor vara de medir para mejorar nuestro foco.
    Besos. Darey

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la meditación es una gran ayuda para todo. Cierto es que no se puede describir, pero probar no cuesta nada y ayuda mucho.

      Besicos!!

      Eliminar
  2. Eres una de las personas que conozco que más provecho está sacando del autoaprendizaje. Me gusta ver cómo evolucionas, cómo aprendes, cómo te van saliendo las cosas. Lo del destrasteo fue una lección para mí, que voy más despacio, pero sigo inspirándome en ti.

    Lo de las horas en el coche... a mí lo único que me preocupa en ese aspecto es el tema de la gasolina (ojalá pudiera ir a mi trabajo en transporte público, cosa inexistente en los pueblos pequeños). El tiempo que paso en el coche lo aprovecho para escuchar las noticias, música o algún audiolibro (cuesta encontrar alguno que no sea leído por un ordenador, ésos no me gustan).

    Tu niña sí que te debe echar de menos. Y tus mininos. Pero claro, si la situación sigue así ya tomarás una decisión más práctica... es admirable cómo has agrandado tu zona de confort, me tienes alucinada.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha cambiado la vida mucho todo ésto y estoy super emocionada y contenta con todo lo que va aconteciendo. Me levanto con ilusión y me acuesto emocionada, siento que la vida ya no pasa tal cual, disfruto cada día y lo saboreo, estoy muy contenta!!!

      Lo del precio del combustible, mejor no hablamos.... un atraco a mano armada, pero bueno, de momento hay que asumirlo ;) Y algún día escucho música, pero normalmente aprovecho para pensar.

      Estoy contenta con todo lo que va aconteciendo, y tengo muchas ganas de continuar, estoy muy contenta con todo lo que va sucediendo y lo que voy aprendiendo, evolucionando, creo que esa es la palabra.

      Besitos!!

      Eliminar