lunes, 29 de junio de 2015

Pequeños hábitos diarios o micro hábitos.

Llevo varios días incorporando a mi vida nuevos pequeños hábitos, de esos que por probar no pierdes nada, que no cuestan casi tiempo y que pueden ayudarme a mejorar como persona y crecer un poco más.

Si algo tengo claro es que todo suma, cada pequeña o gran acción, será una adición para nosotros.

Muchas veces intentamos proponernos retos, que por ser más grandes, duros, o difíciles, se nos hacen cuesta arriba y probablemente abandonemos antes o después, causándonos posiblemente una pequeña frustración. O quizás algún super reto para ver dónde están nuestros límites.

Pero hoy quiero hablaros de esos pequeños hábitos. Desde que vuelvo a darme a la lectura con mayor ahínco, suelen salirme palabras en los textos que no conocía y, que por tener casi siempre prisa, o por pura pereza, no buscaba su significado. Más o menos imaginaba qué podía significar por el contexto pero no hacía mucho más, la verdad.

Me propuse buscar todas las palabras que no conociese, no me ha costado mucho en comparación con la satisfacción obtenida a cambio. Y lo bonito de conocer una palabra nueva y luego la escuchas por muchos lugares, como si de una casualidad se tratase. (En unos dibujos animados que mi hija ve, salió la palabra "procrastinadores" (en "El Asombroso Mundo de Gum Ball", para más señas ;) )

Lo mismo me propuse con las palabras en inglés. Suelen ser más, la verdad, pero igualmente satisfactorio. No es que las aprenda de memoria, sino que las busco, vuelvo a leer el texto, e incluso me invento alguna frase aplicándola. Y ya, dependiendo de la asiduidad con la que se repita, se me quedará más o menos grabada en la memoria.

Meditar entre 5 y 10 minutos diarios, ésto es lo que menos me está costando, es como una forma de resetear fantástica. Creo que es un gran paso para cuando lo quiera convertir en un hábito más dilatado por sesión.

Tengo muchos hábitos ya incorporados en mi vida, y ya no me doy cuenta de ellos, porque una vez que los adoptas, se convierten en parte de ti, y creo que es una buena opción adoptar micro hábitos con el fin de ir familiarizándonos con ellos, para luego poder convertirlos en hábitos.

Os he comentado éstos tres, porque son los que ahora mismo vengo practicando, y después de casi dos semanas, creo que es una buena forma de incorporar nuevos hábitos, sin darnos casi cuenta. No tienen por qué ser éstos necesariamente, pero seguro que os gustaría beber más agua, caminar, estudiar..... ajustadlo a vuestros gustos. Sólo 5 minutos al día, y veréis qué cambio en muy poquito tiempo ;)

Ya me contareis!!

Hasta pronto!!


2 comentarios:

  1. A mí me encanta añadir pequeñas cositas a los hábitos adquiridos. Gracias a FlyLady empecé a ser más constante, y me gusta.

    Un diminuto hábito es limpiar el grifo con un trapo seco cuando acabo de lavarme las manos. Lo tengo colgado junto a la toalla (lo compré del mismo color y así no desentona). Con el grifo, repaso el espejo y el mármol, y siempre parece que acabo de fregar el cuarto de baño (y es mentiiiiira).

    O lo de ventilar cada mañana, otro hábito cortito que hago mientras voy al baño a asearme.

    Lo de meditar quería empezarlo mañana, ya sabes: mes nuevo, hábito nuevo. Tengo el librito preparado para motivarme.

    En FlyLady tienen un hábito para cada mes del año.
    En junio era beber más agua.
    Pero como yo ya tengo mi propia lista, voy más a mi aire (y lo del agua lo tengo dominado, je je).

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es fenomenal Amelia, al final esos pequeños detalles se adhieren a nuestra forma de vida,y nos la hacen más fácil sin darnos apenas cuenta.

      Besitos!

      pd. Ya es la tercera vez que intento contestar, ya lo digo por si aparecen los 3 de golpe.... no penséis que estoy "p'allá" xDD

      Eliminar