lunes, 4 de mayo de 2015

Limpieza de primavera I: El salón.

La siguiente elección ha sido el salón, ya estaba destrasteado y no tiene puertas. Además, fui adelantándome algo de trabajo en ratos que tenía libres, por lo que la incursión a la limpieza profunda del mismo fue de tan sólo 3 horas.

Techo, lámpara, paredes, zócalo, escaleras y suelo. Luego fui metiendo sólo algunos de los muebles que había sacado, otros se quedaron fuera para siempre. Sofá, mueble de TV y televisor, mesa y mesita, sólo un cuadro, y el mueble-estantería vacío.

Se ha quedado un salón de lo más espacioso y relajante, limpio y luminoso. Da mucha paz estar en él y se disfruta mucho más, además de estar disfrutando mucho en la operación "Limpieza profunda de Primavera". Los resultados son muy satisfactorios, y los beneficios a nivel mental y físico son indescriptibles, cada día estoy más convencida que ésta es una de las mejores cosas que he practicado en mi vida.

Teniendo en cuenta que desde que empecé, se cortó de raiz la compra y entrada de objetos inútiles en casa, y desde entonces, tan sólo han ido saliendo cientos de ellos, los resultados son más que visibles en todos los sentidos.

Y ahora, como siempre, a disfrutar lo "minimalismado" :D y a estudiar la próxima zona de limpieza a tratar. Mientras tanto, a seguir con mi vida, y en ratitos libres, ir adelantándome zonas, para que sea más factible su ejecución a la hora de decidirme por otra zona.

Hasta pronto!!

2 comentarios:

  1. Cuando termines vas a tener tiempo de hacer de todo... qué guai.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto Amelia, ese esa es mi meta, tener tiempo para todos los objetivos que tengo en mente, y que de momento, por falta de tiempo o de ganas, o ambas cosas, ahí están aparcados!!

      Por eso ésta ilusión y el subidón, dentro de muy poco podré dedicar horas a mis objetivos, centrándome 100% en ellos, a ver si por fin los consigo!!!

      Besuquis!!

      Eliminar