sábado, 2 de mayo de 2015

Limpieza de primavera I: El recibidor.

Como os comentaba ayer, me di una vueltecita por casa para ver cual podría ser la siguiente zona a limpiar en profundidad. Vi que la entrada (recibidor), aunque es bastante grande, podría ser una buena zona a dejar perfecta y Minimalista. Creo que llegar a casa y encontrar el recibidor a punto puede ser también muy  motivador para continuar con nuestro cometido.

Así que decidí adelantarme un poco de trabajo, y quitar las estanterías de la pared, con todos los adornos que tenía encima, y así dejarlo más despejado para limpiar las paredes.

Pero una cosa llevó a la otra y saqué todo, estanterías, perchero, paragüero, elíptica, árboles-rascadores de los gatos, espejo, cuadros, fotos, armario de los zapatos..... todo fuera. Reuní los útiles de limpieza, bien a mano, y comencé con el planning. 

Empecé de arriba a abajo, techos, vigas y lámpara. Luego pasé a las paredes, y a los zócalos de madera. La puerta de la entrada, y el arco divisorio. Una vez terminado, aspiré y fregué el suelo.

Luego pasé a limpiar todo lo que volvería a la entrada, el mueble de los zapatos ya estaba limpio y cribado del destrasteo, así que sólo hubo que limpiarlo por fuera y colocarlo. El paragüero igual, cribado y limpio a su sitio. El espejo grande, limpio y puesto. Una foto, el armarito de las llaves y sólo un rascador para los gatos. Nada más volvió.

La elíptica y el otro árbol-rascador pasaron a otra habitación, y las estanterías con todas las figuras y adornos, y un par de cuadros grandes, pasarán a mejor vida. Mientras estaba limpiando pensé que no me compensaba el tiempo y energías para volver a colocarlo todo, no era funcional ni Minimalista, no me hacían infeliz, pero tampoco feliz. Ahí estaban, y yo sólo las limpiaba, con el agravante de la dificultad de hacerlo pues estaban muy altas.

Ahora tengo un recibidor grande, espacioso, limpio, luminoso y minimalista. Hasta eco se aprecia si prestas atención :D Tenía la sensación de estar en una casa nueva, esa misma sensación de cuando vamos a un hotel y está la habitación con lo mínimo para pasar unos días. Ha sido algo muy parecido y me ha gustado.

Parecía inviable hacer una limpieza profunda de habitación por día, pero no sólo es posible, sino que se puede hacer más de una, siempre y cuando el destrasteo haya sido exitoso (y tengamos tiempo para ello). Al llevar adelantado el tener pocos o ningún trasto, y que la mayoría de muebles ya estén cribados y limpios, creo que es la clave. Y tener el día libre, claro está!! 

Finalmente, la limpieza del recibidor me ha llevado 3 horas y media (hubieran sido más de haber puesto todo lo que ya no volvió). 

Después limpié todos los útiles de limpieza para tenerlos listos para la siguiente incursión, que no sé todavía cuál será :D

Anoche me decía mi hija, que le gustaba mucho como había quedado mi habitación, y que parecía "de pobre". Le expliqué lo que era el Minimalismo, que básicamente era tener lo que hacía falta y nos hacía feliz. Me dijo que le encantaba el Minimalismo, y ahora la tengo volviendo a hacer criba en su habitación. Seguramente cuando llegue a la suya, tendré muchísimo trabajo adelantado como siga así.

Voy a estudiar la próxima zona, próximamente os contaré!

Hasta pronto!!

4 comentarios:

  1. Los recibidores son la mejor parte, después de las cocinas. entras y la casa respira lo que habrá después. Me alegra que hayas optado por esa zona y que la hayas dejado tan sencilla. Mi recibidor, también grande, solo tiene una mesita baja, mueble y espejo. Nada más. Y con eso soy feliz. Adelante, vas muy bien!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapísima!! estoy muy contenta. Ya he ido 3 veces, pensando que me había dejado la luz encendida, y es que es cierto lo de la luminosidad. A menos trastos más luz!! estoy encantada, cada vez que paso es una maravillosa sensación. Igualmente encantada con mi dormitorio, hacer la cama ésta mañana y poco más, en tan poquito tiempo y todo tan despejado no tiene precio. Gracias!!!

      Eliminar
  2. Jo. Estoy anonadada de lo bien que lo llevas.

    El recibidor es la puerta al mundo, y dice mucho de una, es lo que se ve antes, la primera impresión.

    Yo tengo un taquillón con las botas de ir al campo, un espejo y una silla. También hay un cuadro que tapa el contador de la luz y unas plantas.

    De momento, lo tengo bien.


    Tu niña está aprendiendo una lección genial para su futuro. Qué mona, "de pobre", ja ja ja. Seguro que te facilita (todavía más) la limpieza de su cuarto.


    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tienes estupendísimo Amelia!!! así da gusto!!! A mi me da una sensación maravillosa, y eso que sólo llevo un par de días entrando a casa y verlo así de despejado. Me estoy empezando a enamorar de mi casa!!!

      Y mi niña, qué te voy a contar? jajaja, es que es tremenda, y sí, todos los días me saca un par de trastos para tirar. Los escondo unos días por si se arrepiente la criatura, pero de momento no me ha pedido nada. Aún así, aún le quedan trastos para aburrir... miedo me da cuando toque su habitación, aunque la haremos juntas ;)

      Besitos!!

      Eliminar