viernes, 15 de mayo de 2015

En qué invertir lo ahorrado.

Ya lo habréis escuchado o leído en mil sitios, o quizás no, pero uno de los pilares básicos de la economía doméstica es reducir y eliminar las deudas, sean las que sean. Tarjetas, créditos, préstamos, hipoteca.... hay que reducir y eliminar, amortizar y cancelar, y así crear una liberación mental y económica.

Eliminando deudas, aumentamos el margen de ahorro, por lo que es un círculo beneficioso y a la larga liberador.

Y una vez eliminadas las deudas, ya invertiremos nuestros ahorros en lo que más nos convenga.

Mientras tanto, vamos a ahorrar al máximo para invertir en nuestra liberación :D

Hasta pronto!!

4 comentarios:

  1. Yo ya he pagado algunas de mis deudas y aún me quedan otras que estoy eliminando. Es liberador saber que ahora puedes salir y entrar, comprar o no, con lo que tienes, y no con lo que debes :)

    Gracias por estos post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, esa es la idea!!! ya no es por minimalismo, que también, sino porque al ser de "Finanzas" se me grabó a fuego en su día. Y hace ya muchos años que lo eliminé todo menos la hipoteca, no me dio tiempo, no obstante es mi último objetivo en cuanto a "deudas" se refiere, en cuanto vuelva al mercado laboral será lo primero que "liquide" :D

      Un placer que te gusten éstos post!! muchas gracias!!!

      Besotes!!

      Eliminar
  2. A veces la vida nos empuja a endeudarnos, aunque no queramos. Abres un negocio (por ejemplo) y como no tienes mucho capital, compras alguna máquina de segunda mano. Y cuando empiezan a ir bien las cosas... ¡zasca, se rompe! y al mes, se rompe otra cosa.
    Y tienes que pedir un crédito.

    Yo trabajo por cuenta ajena, pero sé que pasan estas cosas porque lo he visto de cerca.


    Una forma de ahorrar tremenda es mirar lo que uno tiene y reciclarlo para utilizarlo de nuevo. Con tanto destrasteo, he encontrado cosas que me hacían falta y estaba a punto de comprar sin saber que ya las tenía. Léase vasos, utensilios de cocina, ropa... hoy mismo, en el desván de casa, he recuperado un par de fuentes de servir (que no recordaba) y he evitado comprarlas. Cuando tengo invitados me resultan muy útiles.
    Y así con muchas cosas.
    Hoy le decía a mi marido que creo que no voy a necesitar comprar nada hasta que me muera. Tengo de todo (bueno, a la larga me hará falta un ataúd, pero poco más... ja ja ja).

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, en negocios es otro cantar, claro :)

      Jajaja, mira qué bien!! encontrarse cosas que vas a utilizar, eso si que son regalos!! yo creo que voy a tener manteles y trapos de cocina for ever también jajaja.

      Eliminar