sábado, 30 de mayo de 2015

De "Rastro".

Hace unos días me invitaron a participar en un mercadillo y ayer fue el día. Ya participé el año pasado, la temática era “artesanal” y por casualidades de la vida, tenía un montón de jabones caseros artesanales para poder ofrecer.

No se vendió mucho en general, pero fue una buena experiencia. Nunca pensé que me pondría tras una mesa a vender nada, y mucho menos algo hecho por mi, pero finalmente fue muy grato tanto pasar el día en ese ambiente, como que algunas personas valorasen mi trabajo y adquirieran algunos de mis jaboncitos.

Éste año se volvió a realizar, y permitían la opción de hacer “rastro”, ¡¡y qué bien me vino!!  Me quedaban algunos jabones aunque no los suficientes como para montar una mesa completa, pero tenía pendiente la criba de libros ;)

Así que ni corta  ni perezosa, los cribé cuidadosamente, y tras hacerlo, había más que suficientes para montar una mesa bastante interesante, junto con mis jabones y alguna cosita más.

La experiencia maravillosa, mis libros se fueron con gente fantástica que disfrutaron mucho buscando tesoros y comentando los libros con ellos, se me hizo el día muy ameno. Y los jabones también tuvieron su éxito, más que el año pasado, así que el año que viene seguramente repita si me ofrecen la oportunidad  :D

No podía haber llegado en mejor momento, destrasteo junto con la posibilidad de venta, y una experiencia fantástica. Me siento muy agradecida y afortunada. ¡¡Digno de repetir!!


Hasta pronto!!

viernes, 29 de mayo de 2015

Digitalizando recuerdos.

Una de  los recursos más ingeniosos que he leído es la de digitalizar recuerdos.

Para fotos y documentos está fenomenal, pero ir más allá y fotografiar “trastos” que de alguna manera, mirarlos nos trae buenos recuerdos, pero mantenerlos ya es otro cantar, me parece una gran idea.

Sobre todo me va a venir bien para manualidades de la niña, verdaderas obras de arte para una madre, pero que con el paso de los años, se acumulan, ocupan espacio y tiempo. Además que algunas se deterioran, y digitalizando esos recuerdos, siempre van a estar ahí.

También para figuras, libros que te gustaron y que alguien especial te regalo, pero lo tienes en tu Kindle, un mueble que has movido ochenta veces y no consigues que encaje en tu hogar, pero era de la tatarabuela…..  será por recuerdos?

Os lo recomiendo fervientemente!!


Hasta pronto!!

jueves, 28 de mayo de 2015

Cuidados corporales minimalistas & DIY. I.

Estando meditando sobre el cuidado personal y de la imagen, estuve indagando sobre cuidados cosméticos caseros y sencillos.

Teniendo en cuenta que en el destrasteo monumental que hice en casa, casi todos los productos de cuidado facial y corporal fueron a la basura, básicamente por estar caducados algunos, y por no gustarme otros.

El caso es que me he encontrado sin nada que echarme, salvo mis jaboncitos artesanales que me hago en ocasiones (veganos y a mi gusto).

Buscando por la red diversas fórmulas para hacerme una mini sesión de belleza, me encontré con algunas alternativas, muy simples y sencillas, pero a la par, eficientes, como a mi me gusta.

Para empezar, un peeling facial, con un poco de azúcar humedecida, masajeé mi rostro suavemente (que si aprieto, rasca mucho) y luego aclaré con agua.

Luego una mascarilla, tenía en casa arcilla verde, pero vamos, que de no haber tenido, me hago una de harina, avena o lo que se tercie si es preciso, lo importante es lo que viene durante la mascarilla, y es estar relajada sumida en mis pensamientos, con ella puesta, durante 15 minutos. ¡Gloria divina!

Y en apenas 20 minutos, el rostro es otro, y qué agradecido el cuerpo cuando le dedicas unos minutitos, ¿verdad?

Pues por lo visto, ese ratito me inspiró para escribir, y decidí aprovechar ese momento de escritura para darle algún mimito al pelo.

Buscando mascarillas para el pelo, no me terminó de convencer ninguna, la mayoría lleva ingredientes de origen animal y soy vegana, por lo tanto descartadas, pero me di cuenta que la inmensa mayoría de ellas, llevaba como base, algún tipo de aceite.

Así que, sencilla y vegana que es una, masajeé  el pelo y las puntas, sin llegar a la raíz, con aceite de oliva, y mientras escribía, estuvo haciendo su función.

Tras la escritura, calculo que una media hora, lavé el pelo como siempre, con el último aclarado utilizando vinagre rebajado con agua (un hábito que llevo practicando durante años, es un acondicionador, suavizante y descalcificante estupendo!). Dejé el pelo secar al aire (que ya hace calorcito) y el resultado fue maravilloso, muchísimo brillo, cuerpo y volumen, me recordé a Pumuki durante unos instantes :D

Creo que seguiré apostando por la simplicidad y por lo natural, no creo que le haga ningún mal a mi cuerpo y por lo visto, los resultados pueden ser más que satisfactorios.


Hasta pronto!!

miércoles, 27 de mayo de 2015

Una cosa detrás de otra.

Desde que tomé la decisión de que si era preciso, saldría en busca de trabajo fuera de mi zona de confort, he estado pasando por un infierno de estrés, fruto del pánico que representa un cambio tan grande en mi vida, que todavía no se ha producido, y que no se sabe si finalmente se producirá.

Son normales ciertos niveles de estrés, dependiendo de la situación de cada cual. Que es cierto que podría coger la mochila hoy mismo y largarme, literalmente hablando, pero tengo una familia, y tengo asuntos por zanjar antes de hacerlo. Y lo más importante, no me haría feliz hacerlo así.

Y son todos éstos asuntos, reales y no tan reales (miedos!) los que me han llevado a estresarme y hacer demasiadas cosas a la vez, y siento éstos días que pasan y no son fructíferos.

En cualquier cosa que haga, estoy pensando en otra, no me centro, algunas las repito dos veces y otras las olvido. Un comportamiento caótico al que no estoy acostumbrada.

Y echo el freno por fin, paro y pienso, como es mi estilo, y he decidido que una cosa detrás de otra.

Hacer una cosa detrás de otra, no sólo es más eficiente, sino que resulta más enriquecedor y se disfruta de ello.

Buena prueba de ello acabo de tener, mientras estaba leyendo, acariciaba a uno de mis gatos que duerme largas siestas a mi lado mientras estoy en el ordenador.

Esto es un ritual diario, pero son muy pocas las veces me he parado de leer para observar cuanto disfruta mi gato de esas caricias (y yo de acariciarlo). 

Y es como un motor, está durmiendo, y empiezo a acariciarle la cabeza, entonces se conecta la máquina del ronroneo, abre los ojos, me mira y los entorna (señal que está a gusto), dirige sus orejas hacia delante (posición de atención) y bosteza. Luego cierra los ojos mientras continúa ronroneando, moviendo ligeramente su cabeza hacia donde quiere que vayan dirigidas las caricias. Es un momentazo. Un momentazo que podría disfrutar diariamente, incluso varias veces al día, momento que nos hace feliz a ambos, y que otra distracción (que también me hace feliz) como es la lectura, me distrae de ello. Ambas cosas me hacen felices, pero al hacerlas a la vez, se pierde esencia en alguna de ellas.

Y pasa con pequeños y con grandes detalles, nos perdemos grandes momentos por hacer varias cosas a la vez, en incluso si son demasiadas, llegan a estresarnos.

La conclusión que saco y que pienso poner en práctica en mi vida, será hacer una cosa detrás de otra,  y disfrutarlas al máximo, que para eso tengo tiempo de sobra.


Hasta pronto!!!

lunes, 25 de mayo de 2015

Roto, roto, roto.

Ahora que tengo la casa “Minimalizada” y que todo lo que habita en ella es usado constantemente, se da una cuenta de la calidad y “tiempo de vida” de las cosas.

No sé si es que ha dado la casualidad de que a todo le ha dado por romperse a la vez, o es que al no tener “distracciones” tengo más consciencia de ello.

Y es que en una semana me he quedado con la puerta del horno en la mano, un pantalón se me ha roto, otros dos, o me han cedido, o yo he “menguado”, dos pares de zapatillas de mi hija se han roto, el frigorífico hace un ruido que estoy empezando a considerarlo “amenaza”, un cojín explotó en esponjillas mientras lo limpiaba, la silla del ordenador perdió una pata…. y así podría continuar con otros pequeños detalles.

Estas últimas anécdotas son las que me reafirman en mi decisión de invertir en calidad, en vez de en cantidad. Algunas de las cosas tenían muchos años, y han cumplido de sobra, y otras….. otras no han durado ni dos parpadeos.

Creo y espero firmemente que la calidad me haga la vida más fácil y no me sature la casa de ninguna de las maneras. La cantidad si que puede resultar más económica, y darnos cierta seguridad en saber que tenemos reemplazo, pero a día de hoy no me compensa “rellenar” mi casa con “suplentes”, y más con la reciente experiencia de la criba, tener que tirar muchas cosas “descompuestas” y rotas, sin haberlas siquiera estrenado. Además, no es la misma sensación de tirar algo roto que ha durado tanto tiempo, que otras cosas que no han durado nada.

Así que el post de hoy lo dedico a los productos de calidad, ya me decanté por ésta opción cuando cribé la ropa, y visto lo visto, extiendo mi decisión a cualquier tipo de producto que tenga que entrar en casa.


Hasta pronto!!

jueves, 21 de mayo de 2015

Zona de Confort, Aprendizaje y Pánico.

La Zona de Confort es aquella en la que nos encontramos actualmente, independientemente de que estemos mejor o peor en ella. Es la zona que conocemos y precisamente por ello, por que la conocemos, sabemos todo lo que hay que hacer, todo lo que pasará.. etc. De ahí que se llame así, "Zona de Confort".

Salir de la Zona de Confort no es sencillo ni agradable, tenemos muchas "losas" mentales, muchos miedos a lo desconocido, a la incomodidad, a los cambios... y por otro lado siempre pasa gente a lo largo de nuestra vida, que de alguna manera (por experiencias quizás, o miedos... a saber!) nos aconsejan no salir de esta zona.

A continuación de ésta Zona de Confort, se encuentra la Zona de Aprendizaje. Es una zona muy cercana a nuestra Zona de Confort, y que algunas personas frecuentan más que otras, y que de alguna manera enriquecen a la par que amplían nuestra Zona de Confort.

Ésto puede ser desde un curso de cocina, aprender un idioma, tomar el autobús en vez de coger el coche.... cualquier cosa diferente que hagamos fuera de nuestras rutinas y hábitos pasa a ser Zona de Aprendizaje y de ésta manera, ampliamos nuestra Zona de Confort una vez que dominamos el nuevo hábito, costumbre o rutina.

Y a continuación, viene la Zona de Pánico. O la zona del "canguele" como la llamo yo (e imagino que más personas).

En ésta zona es donde están nuestros sueños, nuestros objetivos, nuestras metas, nuestros deseos, o incluso, necesidades... pero que nos puede dar miedo a dar ciertos pasos para conseguirlos.

Es una zona de la que no sabemos nada, y lo que nos impide acceder a ella no es más que nuestros miedos y temores a salir de la cómoda Zona de Confort. El "qué pasará?", "y si no me sale bien?", "y si fallo?".... suelen ser los miedos que nos impiden ampliar o salir de nuestras Zonas de Confort.

Hace días os comentaba algunos de mis objetivos. Uno de ellos, y el principal, era encontrar trabajo. Mientras lo escribía, pensaba para mis adentros: " A ver cómo lo hago, pues en años no he encontrado, cómo lo conseguiré ahora". Y pensando y meditando, he llegado a la conclusión que aquí donde estoy, ni hay trabajo, y si lo hay, seguramente no hay para mi.

Estoy cansada de patear, llevar curriculums a empresas, preguntar a la gente, inscribirme en ofertas que siempre terminan igual... no sabía qué es lo que estaba haciendo mal, o mejor dicho, qué es lo que no estaba haciendo.

Todos los pasos que he seguido, son los que he hecho siempre para encontrar trabajo y ahora veo que no funciona. ¿No funciona? o ¿no funciona aquí?.

Así que me estoy planteando coger la mochila y salir de mi Zona de Confort, pasando por mi Zona de Aprendizaje sin parar, y adentrarme en mi Zona de Pánico. Es decir, que creo que me voy fuera a buscar mi trabajo, mi objetivo, mi sueño, porque aquí...... aquí no está :(

Y tengo miedo, muchísimo miedo, pero si no lo hago, creo que me arrepentiré toda mi vida. Y tengo que hacerlo por mi y por mi familia, tengo que darle ejemplo a mi hija, no quedarme estancada esperando a verlas venir, porque las cosas es muy raro que vengan solas.

Es por ello que hoy escribo sobre éstas Zonas. Porque quizás, tras este tiempo liberándome de tantas cargas en casa y en mente (destrasteo), me siento más ligera para poder hacer otras cosas. Pocas cosas me atan aquí, pero las quiero con locura, y por ellos lo hago.

Y lo que más claro tengo es que me puede salir bien, o me puede salir mal, pero por lo menos lo sabré, lo intentaré, y lo más importante, es que no voy a perder mi Zona de Confort. Mi Zona siempre estará ahí, y para cuando vuelva y mire al horizonte, la veré mucho más ampliada, con más seguridad en mi misma, y posiblemente mi autoestima haya crecido tanto o más como mi persona.

Ya os iré contando ésta aventura!!

Hasta pronto!!

lunes, 18 de mayo de 2015

Tapar agujeros, literalmente. Objetivo de junio (aunque no haya llegado).

En el superdestrasteo del mes pasado, tan sólo me quedé con un cuadro de todos los que había en casa.

Ahora tengo las paredes de mi casa llena de agujeros, tacos, cáncamos y alcayatas, normal, claro :D

Para junio mi objetivo era, entre otros, quitarlos todos y taparlos. En el destrasteo encontré un par de botes de masilla de hace muchos años, no sé si servirán todavía, pero apartados están por si acaso, si no valen, pues me tocará comprar ;).

El caso es que junio era el mes elegido para los "arreglos", tanto de ropa, cosas, paredes, etc. Quería tomarme éstos días de relax, pero ya he tenido suficiente, de ver todo lo que puedo arreglar yo misma y no hacerlo, tan sólo estoy deseando que llegue el día de empezar, así que ante tales ganas, hay que aprovecharlas y empezar, ya que hay mucho que hacer, y con el calor que viene haciendo ya, pocas fuerzas me quedarán de aquí a poco, que el calor lo llevo un poco regular ;).

Así que el objetivo de junio es el de los arreglos, agujeros, grietitas, rellenar juntas de azulejos.... y si me da la "mata" para comprar pintura, pinto la casa entera (objetivo de julio?? ), sino tocará esperar un poco más :)

Y eso es todo, plasmado queda, el objetivo gordo de junio.

Hoy empezaré a arreglar algunas prendas que llevan esperando demasiado tiempo y ya les toca. A ver si ésta temporada la pasamos sin tener que renovar nada de vestuario ^^

Hasta pronto!!

viernes, 15 de mayo de 2015

En qué invertir lo ahorrado.

Ya lo habréis escuchado o leído en mil sitios, o quizás no, pero uno de los pilares básicos de la economía doméstica es reducir y eliminar las deudas, sean las que sean. Tarjetas, créditos, préstamos, hipoteca.... hay que reducir y eliminar, amortizar y cancelar, y así crear una liberación mental y económica.

Eliminando deudas, aumentamos el margen de ahorro, por lo que es un círculo beneficioso y a la larga liberador.

Y una vez eliminadas las deudas, ya invertiremos nuestros ahorros en lo que más nos convenga.

Mientras tanto, vamos a ahorrar al máximo para invertir en nuestra liberación :D

Hasta pronto!!

Algunas formas de ahorrar dinero.

Y que casi no te des cuenta, claro ;)

Hace poco leí un par de ideas sumamente interesantes en cuanto a formas de ahorrar, y me vais a perdonar que no recuerde los lugares, demasiadas lecturas en poco tiempo, ideas que se van quedando en la cabeza, y madurando hasta saber si practicarlas o no.

Pues de todas las formas que he leído, hay dos que me parecen  muy buenas. Lo mismo ya las conocéis, una de ellas ya la conocía pero nunca la puse en práctica.

Forma nº 1: Consiste en guardar en un recipiente, hucha, o lo que sea, la moneda elegida, y se guardarán todas las que caigan en nuestras manos.

Si elegimos la moneda de 50 céntimos, toda moneda de éste valor caerá en la hucha.

He optado por la moneda de 2 euros. Es muy poco frecuente en mi caso, conseguir una, así que creo que no me costará nada ahorrarlas, en caso que alguna caiga en mis manos. Ésta forma de ahorro tiene como inconveniente que no sabes a final de año cuánto vas a tener.

Forma nº 2: consiste en ahorrar todas las semanas, un euro más que la semana anterior, empezando la primera semana por un euro, la siguiente serán 2 euros, la tercera 3 euros… y así sucesivamente hasta acabar el año.

Al final del año sale un buen pico, pero hay un inconveniente, que no todo el mundo puede guardarse, sobre todo las últimas semanas del año, semejantes cantidades.

No obstante, me parece tan buena idea, que voy a empezar a implantarla desde ya, hasta final de año, y en vez de hacerla anual, hacerla semestral. Más acorde con mi limitada economía :D

Haciendo cálculos, y empezando éste mismo mes, a final de año, salen aproximadamente 600 euros, cantidad nada despreciable, y menos ahora, que con el paso del tiempo, vamos necesitando menos dinero gracias a ésta nueva forma de vida.

Os animo a que lo intentéis, si lo veis mucha cantidad, guardad monedas de 50 céntimos, (en vez de un euro) incrementando 50 céntimos semanales, o si lo veis poco, guardad un poco más. El caso es ahorrar y a poco que consigamos, todo suma. Igual que los “gastos hormiga” pueden arruinar un presupuesto, un “ahorro hormiga” puede darnos una inmensa alegría, casi sin enterarnos.

Un par de ideas, que espero que os gusten y os funcionen. 

¿Conoces otras formas de ahorro eficientes?


Hasta pronto!!

jueves, 14 de mayo de 2015

Sistemas de trabajo y rutinas.

Una vez meditada y hecha tu lista de objetivos, y toda tu casa y vida destrasteada, tenemos que diseñarnos unos sistemas de trabajo y rutinas con el fin de rendir al máximo para la consecución de nuestros objetivos.  

Y es que cuando sabemos lo que tenemos que hacer, cuándo y por qué, es cuando nuestros receptores se encuentran al 100% y podemos aprovechar hasta el último segundo en nuestros propósitos.

En primer lugar, coges todos tus objetivos y  empiezas a crear tu sistema de trabajo o una sencilla rutina que cumpliremos día a día.

Por ejemplo:

-         -  No procrastinar.

-         -  Limitar o anular los impulsos consumistas.

-     - Hacer el planning o rutina para “X”  (los plannings y rutinas no se hacen en un día, hay que trabajarlos y pulirlos conforme los ponemos en práctica). Ej. 5 minutos listening diarios durante la primera semana, que se irán incrementando 1 minuto cada semana siguiente.

-         -  Rutina de entrenamiento.

-          - Rutina de casa.

-         -  Rutina de ahorro.

-          …. Etc.

Al principio las usarás bastante, hasta que se conviertan en un hábito, que hará que mejores sin darte apenas cuenta.

Si todavía no habéis destrasteado vuestro hogar, pues hacer un sistema de destrasteo tampoco puede ir mal. Por ejemplo:

-         -  Primero deshacerme de cosas grandes, luego de pequeñas.

-         -  Ir habitación por habitación.

-         -  Luego armarios, y tras esto, cajones.

-         -  Mantener un armario ropero sencillo, con tus prendas favoritas.

-          …… etc.

      Son algunas sugerencias, lo importante es que lo hagas a tu gusto y disfrutes del proceso, y si se hace largo, amenizarlo como nos sea posible, pero siempre hay que disfrutar lo logrado.


Seguramente ya tengas algunas rutinas hechas, como yo, que sencillamente he tenido que modificar a mi actual modo de vida. Si os animáis a probar, ya me contaréis!


Hasta pronto!

Objetivos.

Una de las primeras acciones que uno hace a la hora de plantearse la vida minimalista, son los objetivos que tiene en mente.

Al optar por un estilo de vida minimalista, simplificar tu espacio y tu vida, puedes centrarte mucho más en conseguir esos objetivos.

Éstas fueron algunas de las preguntas que me encontré en éste camino, las estuve meditando y me contesté debidamente:

-          ¿Qué es lo más importante en mi vida?

-          ¿Qué es lo que más valoro?

-          ¿Qué es lo que  más deseo? (objetivos*)

-          ¿Cómo sería una vida simple para ti?

Una vez contestadas, ya tuve una orientación y motivación a la hora de simplificar mi casa y mi vida. 

Deshacerme de todo lo que no tenga que ver con las respuestas de arriba.

Y para ello, imprescindible unos sistemas de trabajo y rutinas, tanto para un destrasteo general, como para una posterior vida minimalista, en vista a aprovechar el tiempo 100% y cumplir los objetivos focalizándote al máximo.

Algunos de mis objetivos* a día de hoy:

-          Trabajar (remunerado).

-          Trabajar desde casa.

-          Cancelar hipoteca.

-          Ahorrar.

-          Mantenerme sin fumar.

-          Mudarme.

-          Prescindir del coche.

-          Mantener buena salud.

-          Estabilidad económica.

-          Escribir.

-          Correr (próximos retos: 10k, una media maratón y finalmente una maratón (42km) ).

-          Improve my english (listening and speaking).

-          Aprender francés.


-          Viajar en plan mochileo minimalista.


Ésta es mi visión a día de hoy de una vida minimalista, la mía. Y a partir de ahora, teniendo claras las premisas, ya podemos empezar por los sistemas de trabajo y rutinas para la consecución de éstos objetivos.

¿Cuáles son los tuyos? ¿Tienes ya tu lista hecha? :D

Hasta pronto!!

martes, 12 de mayo de 2015

Qué me está aportando el Minimalismo.

Después de éstos días de estreno en esto del minimalismo, habiendo hecho una primera incursión profunda, destrasteando mi casa de lo más gordo (quedando pendientes pequeños detalles) puedo decir que ésta forma de vida minimalista me está aportando numerosos beneficios.

-          En primer lugar, romper con fuertes vínculos sentimentales, la mayoría de veces absurdos. Está claro que nos podemos encariñar con una piedra que nos encontramos en el desierto en aquel viaje tan especial, pero tener un apego especial a un centenar de cosas, ya se escapa de las manos (en algunas ocasiones).

Teniendo como recurso la tecnología, es curioso como digitalizando recuerdos, puedes deshacerte de numerosos trastos sin que ello signifique una depresión. He conseguido deshacerme de muchos recuerdos, simplemente fotografiándolos, y es que con tan sólo verlos en imagen ya me sirve para evocar ciertos recuerdos. Grandes peluches, cartas, fotos, cuadros….. todas esas cosas que tanto espacio nos ocupan, y que apenas sacamos una decena de veces en nuestra vida, merece la pena en algunas ocasiones el utilizar ésta metodología.

-          Libertad y tiempo libre. Una de las  cosas que más me sorprendió al destrastear mi casa, es el tiempo que he estado invirtiendo. Han sido muchas horas, no obstante, no tantas como imaginaba. Después de tantos y tantos años acumulando trastos, no ha sido "casi" nada el tiempo invertido en destrastear mi casa, en comparación con lo que esperaba.

Lo verdaderamente sorprendente, es el tiempo que he ganado, quién lo iba a decir. Ahora que sólo está lo que utilizo, y son tan pocas cosas las que utilizamos en el día a día, está todo en su sitio. Y si no lo está, no anda demasiado lejos, por lo que el tiempo que se dedica a buscar las cosas es casi nulo. Además, la cabeza está más centrada. Hay pocas cosas, y todas se utilizan, el archivo mental se activa en un segundo y lo tienes todo organizado en la cabeza. Sólo hay que pensarlo y hacerlo.

Y parece increíble, pero 5 minutos de aquí buscando, más 10 de allí… al cabo del día, durante toda la semana, mes tras mes… son muchos minutos perdidos, y eso es tan seguro como el tiempo que se gana desde el mismo instante que comienzas a destrastear. Los efectos son inmediatos.

La mente se despeja al tener todo tan controlado, lo que hay, dónde está y para qué se usa, son tan pocos los recursos utilizados para tal menester, que ganas en concentración. Tienes tiempo libre para pensar, y meditar, y es curioso la de pensamientos que vuelven a tu cabeza.

Imagino que tendrá que ver, que al analizar y cribar todos tus objetos que has acumulado durante toda tu vida, uno a uno, te hace evocar recuerdos y deseos de antaño, algunos desechados y otros vuelven a cobrar vida. Objetivos y metas que te propusiste, que quedaron en el olvido, vuelven a resurgir con más fuerza y lo más sorprendente es que las aceptas sin ese miedo o esa falta de coraje, incluso tiempo, que antaño te lo impedía.

-          Ahorro de tiempo y dinero. Esto es así, va implícita una cosa con la otra. Esa cantidad de tiempo libre que ganas, puedes invertirla en otros menesteres que te harán ahorrar dinero.
Lo primero es cortar de raíz el consumo impulsivo. Ya no se compra nada innecesario, se corta el hábito de comprar por comprar. Al destrastear vas eliminando trastos que no utilizas y donando, vendiendo o regalando lo que no utilizas. Ver como vuelven a ser usados no tiene precio. O tirándolos si no sirven para nada. Y una vez que vas eliminando cosas, sabes lo que tienes, lo que necesitas y lo que hay que reponer. Ya no tendrás artículos repetidos y la sorpresa de que te hace falta algo. Y la regla de oro “entra uno, sale uno” (o los que haga falta), es primordial para evitar una posterior acumulación de trastos innecesarios o repetidos.

Tan sencillo como hacer una lista de la compra habitual con consciencia. Ver y saber lo que tienes, tener tiempo para organizarte un menú semanal, saber lo que te falta, ir a comprarlo, y no tener que volver porque se te ha olvidado algo. No tener que tirar nada que se te ha caducado. Aprovechar los restos para el fin de semana, o cocinarlos y congelarlos para alguna ocasión… todo eso es tiempo  y dinero que te ahorras.

O invertir en ropa de calidad, ahora que tenemos un armario decente, con las prendas que adoramos y utilizamos, todo ordenado y a punto, nada al fondo olvidado, es tan sólo pensar lo que te quieres poner (sin tener que mirar el armario) y hacerlo.
Tener tiempo para poder gestionar los recursos energéticos en casa, invertir en saber cómo ahorrar luz y agua, cocinar y limpiar uno mismo (toda la familia) para ahorrar tiempo, salud y dinero o que no nos tengan que ayudar en casa pagando (a veces por cuestión de trabajo es necesario obviamente, pero en otros casos no tanto).

Y las tareas del hogar son otro cantar, ya no hay que invertir horas en limpiar figuritas, miles de libros, mover tantos muebles pesados, limpiar cuadros, estanterías, levantar apuntes….

En el trabajo todo organizado, digitalizado, con archivos etiquetados de todo. Si trabajas desde casa, el ambiente es totalmente diferente y enriquecedor, la creatividad se dispara si no tienes nada que te distraiga, creas tus sistemas de trabajo desconectando todo lo que te pueda interrumpir.  Si no te funciona un sistema lo cambias. Todo gira en torno a ti.

- Tiempo libre para pasar en familia, no tiene precio. Ya no lo ves pasar, sino que lo disfrutas con los que más quieres, sin distracciones y obligaciones. Ya tienes todo organizado, tu tiempo de trabajo, tu tiempo para hobbies.

-          Sensación de seguridad y libertad. Tener las cosas tan claras y organizadas, te permite recrearte en otros menesteres en tus ratos libres (que ahora son más). Recuerdas o te propones nuevos retos y objetivos y te centras en ellos al 100% e ir consiguiéndolos te hace crecer como persona y tener más seguridad y nuevos objetivos.

-          Salud y bienestar. Todo va implícito, ahora puedes dedicarte más a ti. Cocinarte, dedicar parte de tu tiempo a cuidarte, hacer deporte, tus menús, comidas sanas, paseos, recrearte con tus hobbies, con tus seres queridos, diminuir o eliminar tu nivel de estrés… todo repercute directamente en tu salud mejorándola hasta niveles inimaginables.

-          Madrugar no tiene precio. Hacerlo por gusto, por el simple hecho de ver un amanecer, te alimenta el alma para todo el día. Además aprovechas más el tiempo, lo que implica tener más tiempo libre para hacer otras cosas, o simplemente descansar más.

-          No procrastinar. Uno de las mayores experiencias ha sido enfrentarme a las tareas más tediosas que durante años han sido postergadas por miedo, desidia, desgana…. Pensar que puede ser tan tedioso y al enfrentarte a ellas, darte cuenta que  no es para tanto, y la sensación de quitarte ese lastre tanto físico como mental, tiene  efectos maravillosos para la mente.

-          Simplificar. Va todo implícito. Al simplificarlo todo, ganas por todos lados, dinero, tiempo, salud, energía….

-          Desvincularte de entretenimientos banales, o robatiempos. Todos tenemos hábitos que nos roban tiempo, desvincúlate de ellos lo máximo posible o ponte un horario y tiempo establecido para ellos (mensajes, grupos, emails, redes sociales….)

Y todas las cosas buenas que me quedan por conocer y disfrutar, estoy muy orgullosa de éste primer gran paso a ésta gran y sencilla vida.


Hasta pronto!!

sábado, 9 de mayo de 2015

Empieza mi vida Minimalista.

Harta de trastos, satisfecha con el resultado, y con algo menos de peso en todos los sentidos, no puedo definir ésta aventura con una sola palabra. Han sido tantas emociones, tantísimo trabajo, tantos recuerdos, tantos trastos....una montaña rusa de sensaciones, pero sobre todo, tras el megapalizón, tengo clarísimo que aquí ya no entra cualquier cosa...

Ahora empieza de verdad mi nueva vida, empieza mi vida minimalista!!! yuuuujuuuuu!!!

Ésta tarde, hemos ido al campo a ver a la familia, y he estado un rato a solas escuchando el silencio, los pájaros, el mecer de las ramas con la brisa, sintiéndola en mi cara, el canto de un gallo en la lejanía, el respirar de la perra durmiendo profundamente, el latir de mi corazón, la tranquilidad y paz que se respiraba, y todo eso muy tranquila, disfrutando cada segundo. No sabía ni qué hora era, y me daba igual, no tenía que mirar el reloj y pensar: "con todo lo que tengo que hacer". Ese ratito ha sido maravilloso, y ha concluido al venir mi hija y darme un abrazo de esos de oso que me suele dar. Eso es vida, y esos momentos son los que quiero de ahora en adelante, sin más preocupaciones que las reales, y no de los trastos y cosas que tengo que hacer por culpa de los trastos y cosas innecesarias de mi vida. Eso es lo que quiero y eso es lo que voy a tener, porque me lo merezco :D

Ahora ya puedo hacer esas cositas minimalistas que leo: "un trasto al día" (sin que necesite 50 vídas para ello ;) ), "destrastear en 15 minutos" sin tener que cambiar los minutos por horas... etc. ... ya me entendeis ;)

Y como me gusta escribir y creo que ahora tendré más tiempo todavía para hacerlo, seguramente que éste blog no concluya aquí, pues es ahora donde empieza mi viaje, no "hacia" sino "en el" minimalismo.

Muchas gracias por acompañarme en éstas semanas tan intensas, ha sido fantástico y cada día más reafirmada en mi decisión. Gracias, gracias y mil gracias, os seguiré contando!!!

Hasta pronto!!! :)


Limpieza de Primavera I: La última habitación.

Ya puedo decir bien alto y orgullosa de mi misma, que ¡¡¡¡YA HE TERMINADO!!!!

Sí, señoras y señores mí@s!!! Ésta mañana hemos madrugado bastante, y con mucha ilusión, nos hemos puesto mi hija y yo manos a la obra. 

Ha sido un trabajazo, porque aparte de todo lo que había que hacer, ella quería rediseñar su habitación, y qué buen gusto tiene la niña, aunque esté mal que yo lo diga.

Hemos cambiado un mueble que tenía, por otro que había en la habitación "comodín" y además, ha salido un mueble pequeño que no ha vuelto a entrar. Hemos tirado una bolsa grande con trastos inútiles y se ha quedado ya una habitación, de "más mayor" (como dice ella :D ).

Al ser dos, pues mucho más rápido, como os podéis imaginar y sobre la una del medio día hemos acabado del todo.

Ahora es otro cantar, da igual dónde vayas que está todo destrasteado y limpio, todo a la vez, no sales de una habitación "mágica" a otra "pendiente de terminar", no puedo expresarlo con palabras, pero es maravilloso.

A partir de ahora, será todo tan diferente... :)

Hasta pronto!!


viernes, 8 de mayo de 2015

Limpieza de Primavera I: Lavadero y patio.

Aunque ayer no me dio tiempo a escribir, ambas zonas quedaron terminadas de organizar, y es la misma historia, al estar destrasteado, ya sólo es limpiar y ordenar (y descartar si hay algo que pasa a ser trasto).

Así va a ser a partir de ahora, todo muy sencillo de hacer y que cunda, cuánto tiempo he deseado ésto!!

Y hoy concluimos con la habitación de la niña, es muy temprano pero ya está despierta, así que creo que nos dará tiempo.

Luego os cuento, hasta pronto!!

jueves, 7 de mayo de 2015

Limpieza de Primavera I: El baño y la cocina.

Ésta mañana os comentaba en mi declaración de intenciones (post anterior), mi intención de hacer éstas dos zonas en profundidad, durante todo el día de hoy.

El objetivo ha sido cumplido, en unas 9-10 horas aproximadamente ha sido realizado todo. Con el planning en mano, todas las herramientas reunidas, y muchas ganas de ir concluyendo zonas, lo he conseguido.

Con la ventaja del destrasteo y limpieza previas, ha sido bastante eficiente el trabajo. Además que ni mi cocina, ni mi baño son muy grandes (menos mal!!!) amén que sólo tengo uno, y yo que me quejaba.... bienvenido sea!!! Y me ha pasado lo mismo que en las otras zonas, he sacado todos los objetos, y al volver a meterlos, muchos no lo han hecho. Han pasado a ser "porsiacá" hasta nueva orden (o destrasteo). Así da gusto!!

Desde luego que aunque no he entrenado, he hecho mucho ejercicio... vaya que si!! no me puedo quejar, por lo tanto, creo que el día ha sido más que aprovechado.

Mañana creo que me pondré con el lavadero y con el patio, he echado una ojeada, y no queda mucho que hacer (o eso parece ;) ). Así sólo quedará la habitación de la niña para el sábado, con ella delante, ya pondremos el broche final a la limpieza de primavera (que no se me va a olvidar en toda mi vida).

Hasta pronto!!

miércoles, 6 de mayo de 2015

Declaración de intenciones.

Quiero acabar ya. Hoy me he levantado enérgica y capaz de acabar éstas dos zonas, ambas con azulejos, que preparándome bien el planning creo que puedo conseguirlo.

Y me veo capaz gracias a lo adelantado estos días previos, que si los armarios ya están cribados y limpios, que si limpiaba a fondo los electrodomésticos, el baño está limpio. 

Veo que me queda pendiente techos, azulejos, y limpiar por detrás los electrodomésticos (lavavajillas y frigorífico).


Sigo viendo cositas, que inicialmente pasaron la criba pero ahora veo que no hacen falta, o eso creo. Pasarán a los “porsiacá” durante unos meses, antes de su salida definitiva (o ingreso) y esto creo que facilitará enormemente la tarea. Total, no son zonas muy grandes, así que aprovecharé bien el día a ver si los acabo, quedando pendiente la habitación de la niña (que ella tendrá que estar presente), el lavadero y el patio (que también les queda bien poco para ser acabados) aunque éstos últimos no creo que me dé tiempo…. aunque todo es ponerse ;) 

Tengo todo el día, y sacrificaré el entrenamiento de hoy por una buena causa. Ya tengo ganas de estrenar mi nueva vida :D

Luego os cuento :)

martes, 5 de mayo de 2015

Limpieza de primavera I: El desván y el cuarto comodín.

Ayer tarea doble, dos habitaciones:

Tenía el desván a punto de caramelo, casi vacío, esperando su turno, y la habitación "comodín" (que no se define todavía y antes era la de los trastos), con los "porsiacá" ya preparados para ser guardados a la espera de su próxima criba.

Después de limpiar y subirlo todo, se quedó la habitación despejadísima, como me gusta, y limpiarla fue también bastante sencillo.

Fueron un montón de horas, que así escrito, parece nada, pero sí, fue un palizón con todas las letras, eso sí, bien a gusto, pues en todo momento tengo presente que es "el último palizón".

Y es que, cuando una es "experta" en limpiar con tantísimo trasto sin orden ni concierto, ésta nueva vida, éste nuevo orden, este nuevo despeje, va a hacer que gane muchísimo tiempo y me facilite la tarea, así que el tiempo que estoy invirtiendo ahora, creo que es una gran inversión para mi futuro próximo y poder centrarme en próximos objetivos de mi vida al 100% sin que me distraigan cosas banales.

Estoy muy contenta y orgullosa, el objetivo va hacia delante, y me anima a continuar. No veía el fin del destrasteo, y ya estoy con la organización y limpieza, da mucha seguridad y confianza en que es posible éste gran cambio.

Ya me queda menos, y pienso seguir disfrutando mucho el proceso, mi casa, mi cuerpo y mi mente lo están agradeciendo constantemente.

Hasta pronto!!

lunes, 4 de mayo de 2015

Limpieza de primavera I: El salón.

La siguiente elección ha sido el salón, ya estaba destrasteado y no tiene puertas. Además, fui adelantándome algo de trabajo en ratos que tenía libres, por lo que la incursión a la limpieza profunda del mismo fue de tan sólo 3 horas.

Techo, lámpara, paredes, zócalo, escaleras y suelo. Luego fui metiendo sólo algunos de los muebles que había sacado, otros se quedaron fuera para siempre. Sofá, mueble de TV y televisor, mesa y mesita, sólo un cuadro, y el mueble-estantería vacío.

Se ha quedado un salón de lo más espacioso y relajante, limpio y luminoso. Da mucha paz estar en él y se disfruta mucho más, además de estar disfrutando mucho en la operación "Limpieza profunda de Primavera". Los resultados son muy satisfactorios, y los beneficios a nivel mental y físico son indescriptibles, cada día estoy más convencida que ésta es una de las mejores cosas que he practicado en mi vida.

Teniendo en cuenta que desde que empecé, se cortó de raiz la compra y entrada de objetos inútiles en casa, y desde entonces, tan sólo han ido saliendo cientos de ellos, los resultados son más que visibles en todos los sentidos.

Y ahora, como siempre, a disfrutar lo "minimalismado" :D y a estudiar la próxima zona de limpieza a tratar. Mientras tanto, a seguir con mi vida, y en ratitos libres, ir adelantándome zonas, para que sea más factible su ejecución a la hora de decidirme por otra zona.

Hasta pronto!!

domingo, 3 de mayo de 2015

Feliz día de la Madre.

Unas líneas para desearos un Feliz Día a todas aquellas mujeres que dedican su vida al cuidado, con todo su amor,  de los demás.

El amor no entiende de especies, así que extiendo mi felicitación a todas las mujeres que aman y cuidan con toda su alma a sus hijos, ya sean humanos y/o no humanos.

¡¡¡¡¡¡¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!!!!!!!

Os deseo con todo mi corazón que paséis un gran día. Muchas felicidades.

Hasta pronto!!!

sábado, 2 de mayo de 2015

Los "porsiacá" (por si acaso).

El hábito de madrugar, que por lo visto lo llevo en la sangre, es uno de los mejores que tengo.

Soy una persona a la que le gusta acostarse temprano, cosa que me viene estupendamente ya que me permite, aparte de descansar mucho y bien, charlar un rato con mi hija todas las noches.

Suelo levantarme entre las 5 y las 7 am. todos los días. Es raro un día como hoy, que me he levantado a las 8:30h. Se puede decir que he remoloneado un montón. Como la niña también se ha despertado a la vez, nos hemos quedado hablando y riendo un buen rato, son maravillosos estos momentos, los grabo a fuego porque al fin y al cabo es lo que me hace muy feliz.

Hoy salimos a comer fuera, con la familia, a disfrutar de un buen rato en buena compañía, por lo que no me he podido sumergir en la limpieza profunda de otra habitación. No obstante, como soy un poco nerviosa en cuanto a aprovechar el tiempo, y teniendo en cuenta que ayer me adelanté muchas tareas, he decidido ocupar éstas horas previas a la salida empaquetando los “porsiacá”.

No sé si tendrá otra acepción por ahí, pero así llamo yo a los objetos “pseudotrastos”, que no he podido tirar, ni regalar, de momento.

Y como me costaba mucho ir empaquetando y anotando lo que había dentro, con el bendito móvil y su cámara, he agilizado la tarea hasta límites insospechados, fotos de los objetos y su caja. Y luego tranquilamente, lo pasaré al inventario, por si tengo que echar mano, no tener que abrir caja por caja hasta dar con ello (ahorrar tiempo, mi obsesión ;) )

¿Qué pasará con esos objetos? Pasado un tiempo prudencial, volverán a pasar una criba, hasta quedarme con lo que realmente me hace feliz tener y mantener.
¿Y por qué ésta opción? Básicamente, porque cuando comencé con el destrasteo de mi hogar, quedaron muchas cosas, que con el paso del tiempo, ya no las considero tan importantes. No sé si ha sido la sensación de que con menos soy más feliz, o porque se me ha ido entrenando el sentido de la criba con el paso del tiempo y habitaciones…. Pero en cualquier caso, bienvenida sea ésta nueva “yo”.

Esas cosas que en principio se quedaron, y ahora dudo, quedarán fuera de mi vista, a la espera de ver si las echo de menos, si las necesito, o realmente son trastos. Es una forma de criba para los "por si acaso" :D

Mañana más!!!




Limpieza de primavera I: El recibidor.

Como os comentaba ayer, me di una vueltecita por casa para ver cual podría ser la siguiente zona a limpiar en profundidad. Vi que la entrada (recibidor), aunque es bastante grande, podría ser una buena zona a dejar perfecta y Minimalista. Creo que llegar a casa y encontrar el recibidor a punto puede ser también muy  motivador para continuar con nuestro cometido.

Así que decidí adelantarme un poco de trabajo, y quitar las estanterías de la pared, con todos los adornos que tenía encima, y así dejarlo más despejado para limpiar las paredes.

Pero una cosa llevó a la otra y saqué todo, estanterías, perchero, paragüero, elíptica, árboles-rascadores de los gatos, espejo, cuadros, fotos, armario de los zapatos..... todo fuera. Reuní los útiles de limpieza, bien a mano, y comencé con el planning. 

Empecé de arriba a abajo, techos, vigas y lámpara. Luego pasé a las paredes, y a los zócalos de madera. La puerta de la entrada, y el arco divisorio. Una vez terminado, aspiré y fregué el suelo.

Luego pasé a limpiar todo lo que volvería a la entrada, el mueble de los zapatos ya estaba limpio y cribado del destrasteo, así que sólo hubo que limpiarlo por fuera y colocarlo. El paragüero igual, cribado y limpio a su sitio. El espejo grande, limpio y puesto. Una foto, el armarito de las llaves y sólo un rascador para los gatos. Nada más volvió.

La elíptica y el otro árbol-rascador pasaron a otra habitación, y las estanterías con todas las figuras y adornos, y un par de cuadros grandes, pasarán a mejor vida. Mientras estaba limpiando pensé que no me compensaba el tiempo y energías para volver a colocarlo todo, no era funcional ni Minimalista, no me hacían infeliz, pero tampoco feliz. Ahí estaban, y yo sólo las limpiaba, con el agravante de la dificultad de hacerlo pues estaban muy altas.

Ahora tengo un recibidor grande, espacioso, limpio, luminoso y minimalista. Hasta eco se aprecia si prestas atención :D Tenía la sensación de estar en una casa nueva, esa misma sensación de cuando vamos a un hotel y está la habitación con lo mínimo para pasar unos días. Ha sido algo muy parecido y me ha gustado.

Parecía inviable hacer una limpieza profunda de habitación por día, pero no sólo es posible, sino que se puede hacer más de una, siempre y cuando el destrasteo haya sido exitoso (y tengamos tiempo para ello). Al llevar adelantado el tener pocos o ningún trasto, y que la mayoría de muebles ya estén cribados y limpios, creo que es la clave. Y tener el día libre, claro está!! 

Finalmente, la limpieza del recibidor me ha llevado 3 horas y media (hubieran sido más de haber puesto todo lo que ya no volvió). 

Después limpié todos los útiles de limpieza para tenerlos listos para la siguiente incursión, que no sé todavía cuál será :D

Anoche me decía mi hija, que le gustaba mucho como había quedado mi habitación, y que parecía "de pobre". Le expliqué lo que era el Minimalismo, que básicamente era tener lo que hacía falta y nos hacía feliz. Me dijo que le encantaba el Minimalismo, y ahora la tengo volviendo a hacer criba en su habitación. Seguramente cuando llegue a la suya, tendré muchísimo trabajo adelantado como siga así.

Voy a estudiar la próxima zona, próximamente os contaré!

Hasta pronto!!

viernes, 1 de mayo de 2015

Dormitorio: Ejecución y consecución. Dormitorio minimalista.

Al final me he puesto ésta misma mañana con la limpieza a fondo de la habitación. Lo he preparado todo en la puerta (trapos, limpiadores, plumero telescópico y normal, escoba, aspiradora, fregona y cubo.... ), y ha sido lo mejor que he hecho en todo el día.

Tener todos los utensilios de limpieza en la puerta, reunidos, me ha ahorrado muchísimo tiempo, pero mucho. Además, el planning de cómo actuar, para no pararme a pensar: "¿y ahora qué tocaba?" ha sido una genial idea.

He empezado a las 10 de la mañana y he acabado a las 14 h. Cuatro horas sin apenas interrupción, que han dejado la habitación hiper limpia y  minimalista. Me encanta!!!  Ojalá todas sean tan fáciles y rápidas, pero ya se irá viendo con el tiempo!!

 Bien, tenemos todos los utensilios a la mano, y el planning de actuación y empezamos.

Sacar todo lo posible:

He sacado la cómoda grande, las dos mesitas, 2 cuadros pequeños, una lámpara de noche, y un perchero, cortinas y ropa de cama.

Dentro se ha quedado, la cama desnuda y el armario.

He puesto una lavadora con la funda de colchón y he aprovechado para poner otras prendas que necesitaré el lunes a punto. Mientras se lavaba he comenzado la limpieza.

Apuntar que he parado en un par de ocasiones, una para tender la ropa, que con el calor que hace se ha secado inmediatamente, y otra para poner la funda de colchón en la secadora (después de seca) para quitarle posibles pelos y polvo, unos 20 minutos.

También decir que ha sido muy rápido, ya que el armario, tras el destrasteo del mes pasado, estaba relimpio y ordenado. Igual ha pasado con las mesitas. La cómoda finalmente se ha quedado fuera, pues con el destrasteo me sobraron cajones, y se ha quedado para ropa de casa (cortinas, manteles, toallas, etc.) y pasa a otra habitación (la habitación comodín, antes llamada, la habitación de los trastos).

Se ha quedado limpísima y maravillosa, he puesto las cortinas de verano, unos visillos de un color muy relajante, el nórdico también lo he quitado, hace días que no lo usamos por el calor, dejando sólo el juego de sábanas.

Otro apunte, es que no tengo lámpara en mi habitación, y como hace poco repuse las bombillas (cambié las antiguas por leds) estaba tan relimpia tanto la bombilla como el porta.

Se ha quedado una habitación super minimalista, creo que he cumplido mi objetivo, poder hacer una limpieza a fondo sin que me lleve más de un día. Espero que sea igual en el resto de la casa.

Decir que el destrasteo ha hecho muchísimo por mi, me ha ahorrado muchísimas horas de trabajo, no tener que cribar armarios, ni vaciarlos, limpiarlos y reorganizarlos, ha sido una gran ayuda. Tenerlo ya hecho ha sido una bendición, tanto que lo dejaré como sistema de trabajo. Antes de cualquier limpieza gorda, irá un destrasteo. Será un mandamiento en casa ;)

Ahora me dedicaré a pasearme por casa antes de salir, para elegir la siguiente habitación. No sé si será mañana, o la semana que viene, tengo todo un mes para cumplir el objetivo, aunque los días festivos me vienen mejor (ni entreno, ni salgo por la mañana, y madrugo muchísimo). Y también quiero aprovechar el subidón de energía que me ha dado el destrasteo general.

Tener una habitación tan espaciosa, tan limpia y relajante no tiene precio. Y a partir de ahora, tan fácil de limpiar y mantener. Cualquiera se para aquí, verdad? :D

Hasta pronto!!