viernes, 10 de abril de 2015

Sistemas de trabajo y rutinas.

Los sistemas de trabajo son la mejor arma para maximizar la productividad en todos los sentidos de nuestras vidas.

Podemos utilizarlos para casi todo, obteniendo a cambio, más tiempo, más dinero y más satisfacción. Puedes usar uno, o una mezcla de todos... el caso es probar y ver cual es el que mejor nos acomoda, o se ajusta a nuestra vida diaria.

Seguramente hayáis leído un montón de ellos, que si la regla de los 2 minutos, la de los 5 minutos, la de los 15 minutos, dejar la habitación en la que entras mejor que estaba....  consisten básicamente en hacer lo máximo que puedas hacer en ese tiempo y como bien dice la última, dejar un poco mejor que estaba, la zona a la que acabas de acceder (un vaso al fregador, un cepillo en su cajón, un boli en su lugar... etc).

También hay personas que optan por el "me pongo a ello y hasta que no acabe no paro", éste es un sistema más duro pero la satisfacción y la liberación mental es inmediata (ya he acabado y me olvido de ésta zona en una buena temporada)

Otro sistema que utilizo, ya os lo comentaba ayer, es un poco de cada zona catastrófica cada día. Los resultados tardan mucho más en verse, pero por el contrario, la satisfacción de saber que has trabajado en ello merece la pena. Además, pronto se van viendo los resultados, y en cuanto empiezan a aparecer te vas animando más y más....

Los sistemas de trabajo se pueden aplicar para casi todo en la vida, no sólo para el destrasteo o la limpieza. 

Yo utilizo varios, por ejemplo para comprar (normalmente compro en hipermercados, aunque estoy empezando a desvincularme de ellos, ya os contaré la experiencia en otra entrada).

Mi sistema es el siguiente, como normalmente suelo comprar lo mismo en los mismos sitios, al final ya sabe una dónde está cada cosa. Pues mentalmente recorro los pasillos del lugar, y voy haciendo la "lista de la compra por pasillos", éste sistema es básicamente para ahorrar tiempo (y dinero) pues mientras recorres los pasillos vas a tiro hecho y no te "entretienes" viendo otros productos, y luego, lista en mano, empiezas tu compra evitando el peligro de picar comprando productos que no nos hacen falta. Además, que me ahorro el tener que volver atrás a coger algo que estaba al principio, y dar vueltas por el hiper. Empiezo y acabo, no doy más vueltas. 

A la hora de  pagar, pongo los productos en la cinta transportadora de las cajas todo junto por producto, ésto es, si he comprado 3 botes de tomate, estarán juntos, 2 botellas de aceite, igualmente juntas... y así con todo, para que cuando lo facturen, aparezca todo en orden. A la hora de revisar el ticket, en un golpe de vista sabes si está todo bien (creedme que se equivocan muchas veces). Antes, cuando hacía grandes compras y no seguía éste sistema, me pasaba más de un cuarto de hora revisando el ticket (buscando el tercer bote de tomate, o la segunda botella de aceite....) ahora en un minuto está todo controlado, y si tengo que reclamar algo, en ese mismo momento me atienden (no tengo que esperar colas).

 Al final los sistemas se convierten el hábitos y rutinas, y no cuesta nada hacerlos (aunque a priori pueda parecer un estrés mental :) )

Otro sistema que acabo de instaurar, con la ropa, ha sido (ahora que tengo bastante menos), meterla toda en cajones, y conforme la voy usando, una vez limpia, la cuelgo en perchas. Esas prendas colgadas han pasado la criba de la primavera. Cuando llegue el verano, lo que no me haya puesto, se irá de casa.... chau!!

Y así podéis utilizar sistemas para casi todo, hay muchos en la red, por si queréis adoptar algunos, o bien crear los vuestros propios. Lo importante es que funcionen y os hagan sentir bien.

¿Y vosotr@s?, ¿tenéis algún sistema que os funcione  maravillosamente?




2 comentarios:

  1. Yo también hago la lista de la compra por pasillos. Hasta que llega algún iluminado y me cambia todo el plano.
    La madre que...

    Pero bueno, igual que yo intento no caer en las trampas del súper, el dueño del súper intenta ponerme trampas una y otra vez. Cada uno hace lo que ha de hacer, supongo.

    En la cinta de caja voy poniendo las cosas como tú dices, lo repetido junto. Y también pongo lo del piso en un sitio y lo de despensa (que está en la planta baja) en otro, para no tener que subir toda la compra.

    De sistemas hay montones, no sabría elegir. ESto del cajón y la criba de primavera me parece muy buena idea.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Fíjate si funciona, que tengo 2 jerseys "favoritos", tanto, que nunca me los pongo y ahí están. Pues bien, tienen 25 años, son de punto y están fenomenal, muy buena calidad. Ya me he puesto uno, por el miedo a lo propuesto, si no me lo pongo ésta primavera, va fuera!!! así tiene que ser, sino vuelvo a las mismas!!! Un beso!!

    ResponderEliminar