sábado, 11 de abril de 2015

Entra uno, sale uno. ¡O dos!

Una de las reglas para mantener el "orden" en casa, en cuanto a acumulación de trastos se refiere, es ésta sencilla regla. Si entra uno, sale uno.

Éste fin de semana se ha celebrado el Salón del Manga en Alicante, y nos hemos mantenido fuertes y no nos hemos comprado nada nosotros. Para la niña si que ha caído una taza de desayuno y una camiseta de Doraemon.

La camiseta no era problema, pues he retirado tanta ropa de ella, que apenas tiene nada de verano que le venga, así que la camiseta entró en el armario divinamente. 

La taza ya era otro cantar, tenemos un montón de tazas de desayuno en casa, aunque ella no tiene ninguna en particular (usa las nuestras), así que aplicando la regla, abrí el armario y estudié las que teníamos, para eliminar una.

Había dos candidatas, una de una conocida marca de refrescos que no consumimos, y otra lisa, un poco cascada por la base. Finalmente, salieron las dos, y entró una. No fue nada mal la experiencia, y finalmente he ganado un huequito más ;)

Haciendo compras conscientes, que realmente necesitemos (por lo menos la camiseta lo era) y respetando ésta sencilla regla, no es difícil que se mantenga el control de trastos en casa :D

Y tú, ¿te animas?

2 comentarios:

  1. En casa siempre sale más de lo que entra si soy yo quien compra... otro cantar es si es mi marido... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso lo voy a poner en práctica Darey!!! jejeje, me quedo mucho más a gusto!! Mi marido también tiene bastantes trastos, lo bueno (no tanto para mi) es que lo usa todo!! así que por un lado habrá más de los que desearía, pero por otro, sabiendo que los usa (que es de lo que se trata), me quedo conforme :)

      Eliminar