sábado, 4 de abril de 2015

Día 4. Un poco de todo y objetivos mínimos.

4 de abril de 2015.

Hoy ha sido un día tranquilo, me estoy “dando” al arte de hacer las cosas tranquila, siendo consciente de todo lo que hago y disfrutarlo al máximo.

He estado ordenando los cajones de las cómodas de mi habitación, he sacado una bolsa de “trastos” inservibles en total, y mañana, cuando lo reorganice todo, muy probablemente prescindiré de una de las cómodas, se irá fuera de mi habitación, a la espera de un nuevo lugar u hogar.

Un trastazo menos, más espacio en mi habitación y más facilidad para limpiar y mantenerlo minimalista. A ver si lo consigo, que ganas no me faltan!!


También me he dedicado otro rato a los “papeles”, he estado revisando y tirando apuntes, para reciclarlos y seguir ganando espacio y tiempo libres. 

Hay muchas formas de "destrastear", centrándote en una cosa cada vez, en una habitación, o ir haciendo un poco de todo. Ésta última es la forma que a mi me viene mejor, aunque es la que menos resultados se ven a priori, aunque, como todo suma, finalmente se va viendo la luz al final del túnel.

Llevo muy pocos días, y todavía me queda muchísimo trabajo, no obstante, ya voy notando que también me va "sobrando" tiempo, o mejor dicho, tardo un poco menos en realizar las tareas básicas del hogar, en beneficio de disfrutar más de mi tiempo libre con la familia, regalarme ratos de lectura y escritura, y seguir destrasteando un poco más.

Como objetivo mínimo diario, pase lo que pase, tengo que sacar una bolsa de trastos al día (una sencilla, de la compra por ejemplo). En mi caso es algo muy sencillo de hacer, e irá sumando hasta llegar al objetivo final: quedarme sólo con lo que realmente uso. Y a partir de ahí, todo lo que pueda hacer de más, mejor.

Hasta pronto!


No hay comentarios:

Publicar un comentario