miércoles, 22 de abril de 2015

Día 22.

22 de abril de 2015.

Día de palizón absoluto. Amaneció con lluvias pero finalmente paró y pude liquidar los muebles de fuera (necesité muchísima ayuda). Reducidos a trocitos, eran muebles grandes, que estaban carcomidos, no podían regalarse y costaba mucho sacarlos. Toda la mañana fuera trabajando, quedamos para el arrastre. Me dio mucha pena, pero era espacio, tiempo y energías malgastadas y no había manera de recuperarlos :( Tenían que salir de ahí.

Por la tarde, desván. Fue bastante duro romper vínculos emocionales, allí arriba había cosas de mi pasado, que sabiendo que no iba a volver a usar nunca, me traían buenos recuerdos.  No obstante, sé que tomé la decisión adecuada, me quedo con los recuerdos en mi memoria y con la satisfacción que ahora volverán a ser utilizados. Que salgan los trastos de mi vida, y que entre de nuevo mi nueva vida.

Mañana volveré a subir, aún me queda mucho por sacar, y quedan pocos días para cumplir el objetivo. Espero que pronto se me pase el "pesar" de despedirme de ellos para siempre.

Hasta pronto!

2 comentarios:

  1. Si es tan duro, no es bueno para mí. Por eso los vínculos emocionales que me traen buenos recuerdos suelen quedarse en mi casa, llegué a la conclusión de que no deben ser trastos.

    Menos mal que tengo la casa grande... y no, no me estoy rajando, ja ja ja.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, eso me pasa a mi, que también la tengo grandecita, y por eso estoy pasando por alto algunas cosas, por si pasan la prueba los próximos meses. No obstante, tengo que ser fiel a mis principios sino no saldría nada, y no puede ser, lo primero mi salud mental, a pesar que algunas cositas me de pena que salgan, pero siempre les puedo hacer una foto y la satisfacción de que a alguien le vendrá muy bien. (Y ya te digo, que si encima ocupa un buen espacio, se me pasa pronto la pena jajajajaja)

    Besicos!!!

    ResponderEliminar