jueves, 16 de abril de 2015

Día 16. Empezar el día cantando.

16 de abril de 2015.

Esta mañana seguía sobrando tiempo, llevamos una semana genial, va dando resultados el minimalismo y por lo visto, persistentes. Ir sin prisas y encontrarlo todo a la primera es maravilloso.

Y como nos sobraban 10 minutos antes de salir para el colegio, los hemos invertido mi hija y yo en cantar y bailar una canción que nos gusta, muy marchosa.

Ha salido improvisado, pero debería poder hacerse siempre, empezar el día así, no tiene precio :D

Por lo demás, he estado fuera, tenía que comprar un par de cosas que necesitaba (juro y perjuro que lo necesitaba y no eran trastos!!)y he sentido un poco de agobio en esos lugares. Es la primera vez que entro a un centro comercial y siento algo tan diferente. Cualquier tienda, en vez de ver cosas, sólo veía trastos y trastos. Y pensaba en cómo me entretenía viendo tanta cosa, cuando hoy estaba deseando llegar al producto en cuestión y largarme de allí... como cambian las perspectivas, ha sido muy curioso!!!

Sigo con el destrasteo en casa, me cunde menos que en vacaciones, pero se hace lo que se puede, y se va viendo "la luz" (muy muy muy muy lejana, pero se ve). Es muy reconfortante y sigo pensando que es una gran terapia. El desapego a objetos materiales es algo que por lo visto se va entrenando con los días. No le doy tantas vueltas a las cosas como los primeros días, por eso, quizás, creo que me cunde menos... o quizás es que voy más rápida, porque salen siempre un montón de bolsas de casa, tarde más o menos jejeje.

Mañana más, y mejor!!






4 comentarios:

  1. Para empezar el día genial, lo mejor son las rutinas: la de noche, preparando todo para la mañana, la de mañana, levantándonos un poquito antes para ir con más tiempo...

    El día sale redondo cuando las rutinas siguen su curso.

    Veo que sigues simplificando, incluso a la hora de comprar.
    Guai.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, desde hace tiempo que no compro nada que no sea comida. La única excepción fue la camiseta y la taza de la niña, por la que salieron a cambio dos tazas de casa, así que no aumentó el número de objetos en casa.

      Y por lo demás, ni preparo nada de noche, ni me levanto antes, lo genial es que al saber dónde está todo, y tan bien organizado, no me vuelvo loca buscando las cosas, todo está en su sitio y lo que hay que utilizar, en mi cabeza, voy al sitio, lo cojo y ya está. Antes era, voy al sitio, lo busco, no lo encuentro, voy a otro sitio, sigo buscando, no lo encuentro.... dónde puñetas estará? minutos pensando, ah! sí! aquí! (ahí se han ido entre 5 y 10 minutos jejeje) Ahora ya no me pasa eso!!!!. Más tiempo libre!!!!!

      Besicos!!!

      Eliminar
  2. Hace muchos años que no me pasa eso, ja ja ja. Cuando voy a un sitio a buscar algo, suele estar ahí. Con el tiempo me estoy dando cuenta de que hace mucho que empecé a organizar mi vida. Lo que pasa es que he ido TAAAN lenta que casi iba para atrás, ja ja ja.

    Menos los papeles... mi marido siempre me dice que busque en el archivador, en la P de perdidos. Otra cosa que tengo pendiente de limpiar y vaciar: los papeles.

    Una cosa detrás de la otra.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, dile a tu marido que en mi casa también están en la P, pero de "Pila de Papeles" que tengo, que ni archivador!!! xDD Pero como bien dices, una cosa detrás de otra. Ya están medio organizados, pero antes va el destrasteo. Después de tantos años, un poco más de tiempo así tampoco va a pasar nada, además que tengo en mente digitalizar papeles, recuerdos y trastos, para hacer una "segunda ronda" (no he acabado con la primera y ya.... pensando en la segunda jejeje).

      También soy de las que tiene algunas cosillas ya de serie "minimalizadas", menos mal, pero más en la vida misma que en la casa, de eso estoy segura. Todo lo simple que tengo mi vida, se complicaba con los trastos... ya voy viendo la luz jijiji.

      Poquito a poco!!! Besitos!!

      Eliminar