sábado, 11 de abril de 2015

Día 11. Enfrentándome a mis miedos: ¡Pues no era para tanto!.

11 de abril de 2015.

Ha sido un día lluvioso, así que el patio tendrá que esperar un mejor momento. En cambio me he armado de valor, tomado aire, y me he sumergido a la habitación más temida: La habitación de los trastos.

Tenía tanto miedo a entrar, ya no por la de horas que me esperan ahí dentro, sino por la de cosas que hay, además, el miedo a no saber qué hay dentro de tantos cajones y cajas.... miedo es poco lo que le tenía.

He empezado a abrir cajas y cajones, y para mi sorpresa, casi todo se iba de mi casa, ¡¡¡para siempre!!! la de cables repetidos, cargadores, móviles antiguos, cd's, apuntes, revistas, recortables, cajas de objetos vacías..... me he vuelto loca separando todo por bolsas para reciclar. 

No he terminado, ni mucho menos, creo que habré liberado un tercio de habitación aproximadamente, que ya es decir. Pensaba que pasaría el día ocupada con un par de cajas, pero no, ha sido toda una sorpresa!! con razón no me hacía falta entrar ahí!!! casi nada servía!!  además, no hay nada digno de regalar, así que mañana haré viajes para reciclarlo todo. Creo que finalmente me sobrará otro mueble, pero tendré que esperar a terminar y reubicar todo. Qué bien me siento!! no hay palabras para expresarlo!! y encima tengo una gran ilusión para continuar mañana, os imagináis que acabo y todo? :)

Hasta pronto!!!

4 comentarios:

  1. Son habitaciones a las que tenemos miedo porque sabemos que es un sitio de acumulación de aquellos objetos sobre los que no queremos tomar decisiones. Ánimo! Ya queda menos! Mi talón de aquiles es el trastero que tenemos en el edificio. Pero yo también me he armado hoy de valor y he pasado dos horas reubicando cosas. Dos contenedores, dos bolsas para reciclar, una para tirar y varios libros para donar. Así da gusto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto!! además, de no saber bien qué es lo que había, pensaba que iba a pasar horas y horas de mi precioso y valorado tiempo, cribando cosas, y no ha sido tanto!!! Tengo pensado intentar terminar hoy, aunque la mañana la he pasado echando viajes a reciclar, y alguna cosilla más, ésta tarde me pongo a ello.

      Y cuántas cosas te has quitado tú también, qué alivio verdad?? así da gusto, e invita a hacer esas tareas que tanto miedo dan!!

      Un beso!!

      Eliminar
  2. Las cajas que me dan miedo a mí son las que contienen cosas que no tienen un sitio concreto. Abro una caja, lo saco todo y hay algún objeto que no sé ubicar, con lo cual puede volver a la caja y me quedo trabada ahí. Sobre todo en una habitación que tengo, llamada "cuartito de manualidades". Dios, hace diez años que pinté las paredes esperando darle un aire y ahí se quedó todo. Es la habitación que más temo de la casa. Bueno, y el garaje y el desván también.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces Amelia, estamos igual, tres zonas temibles!!! Bueno, pues a por ellas, no? jeje, no nos queda otra!!

      Eliminar