jueves, 31 de diciembre de 2015

Empezar el año haciendo algo que me gusta.

Anoche recordaba con mucha ilusión cómo empecé el año pasado. No fue nostalgia ni nada que se le parezca, lo recordaba y lo narraba como si de ayer se tratase, algo muy nítido y alegre en mi memoria.

No recuerdo muy bien como empecé los anteriores, pero el recuerdo del año nuevo 2015 parecía tocarlo con los dedos de mi recuerdo.

Y es porque lo empecé haciendo una de las cosas que más me apasionan, corriendo.

Ésta mañana no podía ser menos, pero no tengo el cuerpo para correr y me apetece empezarlo haciendo algo que me enriquezca, así que otra de las cosas que más me gustan es escribir.

No tengo nada en mente ahora mismo, es más me duele la cabeza y estoy embotada. No bebí ni nada que se le parezca, lo único que al llegar a tomar las uvas (gran excepción en mi vida, porque no paso de las 22 h sin dormirme donde pille) puede decirse al trasnochar  mi cuerpo lo ha notado. Además, al estar habituada a los grandes madrugones, el cuerpo no me ha dado tregua y me ha hecho saltar de la cama con ganas de hacer algo y no saber qué.

Así que creo que así lo dejo. Empiezo el año escribiendo, a pesar del sueño y del dolor de cabeza. También lo empiezo sin guión. No sé qué voy a hacer hoy durante el día, sólo lo que haré en breves instantes.... publicar y tomarme otro café. Y leer.... creo que también voy a leer hasta volver a ser persona. Y por supuesto, agradeciendo. Gracias por estar ahí, de corazón.

¡¡Feliz Año!!

domingo, 27 de diciembre de 2015

Ultimando detalles para recibir el nuevo año.

Quedan unos cuatro días para acabar éste año y recibir al siguiente. He terminado mi hoja de gastos anual para poder ver en un sólo vistazo los gastos fijos mensuales que tengo previstos y poder hacer el apartado correspondiente y disponer el resto como mejor me parezca.

También tengo que salir a comprar, quizás sea la última compra del año, y no por ello la menos importante. He hecho la lista correspondiente para no gastar ni de más, ni de menos, revisando armarios y habiendo planificado los menús de los próximos días.

He revisado los sistemas de ahorro, y éste año que entra volveré a repetirlos. Han sido sencillos, poco costosos, divertidos y resultones. Hemos pasado días de ocio y experiencias sin "sufrir", considero que dentro de la humildad de éstos sistemas, ha sido una de las mejores inversiones. Tanto, que el resto de la familia se ha apuntado a hacerlo también.

También creo que esta será la última entrada del año. Me encuentro sumergida en la lectura con un autor que me ha sorprendido gratamente y me apetece poco navegar éstos días, por lo que aprovecho para desearos un Feliz Año Nuevo.

Un repaso rápido por casa en busca de trastos para sacarlos de casa inmediatamente, parece una tontería pero siempre sale algo, y parece que da mucho gusto empezar el año con todo al día.

En cuanto a papeleos, me quedan un par de asuntos pendientes que he de terminar, y ya por fin despediré el año al día, con ilusión y en busca de nuevos proyectos.

Poco más que añadir a la entrada de hoy. Por si no nos leemos, Feliz Año Nuevo y que todos vuestros deseos se cumplan. Mientras tanto, a disfrutar el camino.

Hasta pronto!!

viernes, 11 de diciembre de 2015

Navidades a la vuelta de la esquina.

Aquí estoy muy ilusionada, como hacía tiempo que no me encontraba, con las fiestas navideñas y en general por todo lo que conlleva y rodea.

Éste año serán mis primeras Navidades Minimalistas y desde ya se empiezan a notar sus efectos.

Gracias al megadestrasteo monumental que efectué hace unos meses, la casa es otra, y se respira otro aire.

La limpieza de navidad ha sido pan comido, apenas me ha llevado un poco de tiempo más que una limpieza normal, y eso es de agradecer. Todavía tengo grabadas a fuego las tremendas palizas que me daba para luego no parecer que ahí se había limpiado y ordenado. Antes limpiaba y movía trastos, muchos, demasiados, y me llevaba muchos días intentando adecentar lo imposible.

Ahora todo es más sencillo, es diferente, y con unos pequeños gestos diarios, esas palizas han desaparecido y se respira mucha paz y armonía.

Creo que es la primera vez en mi vida que a principios de Diciembre tengo los adornos y la decoración de Navidad puestos, ha quedado todo muy bonito y armonioso, todo lo encontré a la primera y nada ha quedado escondido sin acordarme de qué era y dónde estaba. Y sobre todo pasamos una mañana muy entrañable decorando con la ayuda y supervisión de la pequeña de la casa. Y es que la Navidad con peques es otra historia.

Hablé con Papá Noel y le conté lo que la niña quería, ya me ha dicho que lo tiene todo guardado para ella, y que está muy contento de que no sea una niña trastera y le gusten tanto las experiencias. Nosotros también estamos muy contentos por ello :D

Pronto empezarán a venir familiares que viven fuera y que me encanta volver a ver, recordando anécdotas y experiencias que a pesar de los años, siguen tan vivas como siempre.

Y muy agradecida de tener a la familia cerca y con buena salud, no me canso de agradecer diariamente éste hecho y me siento muy afortunada de tenerlos a todos tan cerca y tan bien. Sigo agradeciendo y no me canso de ello.

Las valoraciones del año también han sido muy importantes, poder evaluar el año e intentar planificar el venidero, y sobre todo reflexionar sobre tu vida a largo plazo ha sido muy satisfactorio. Respecto a ésto último fue una experiencia preciosa. Rescaté de algunos blogs varias preguntas sobre el futuro a largo plazo y me tomé un par de horas con un café reflexionando sobre ellas y plasmándolas en un papel. Os recomiendo la experiencia porque la sonrisa que se os va a quedar no se borrará fácilmente. No sé si se cumplirá o no, pero soñar es algo precioso, maravilloso, que no cuesta dinero ni apenas tiempo, tan sólo el que preciséis para pensarlo y plasmarlo en un papel. Luego ya queda en nuestras manos intentar redirigir nuestra vida y hábitos hacia la consecución de nuestros sueños y sobre todo nunca rendirse.

También es tiempo, aunque menos agradable, de recordar las pérdidas y malas experiencias. He perdido a dos seres extremadamente queridos éste año, y han sido golpes fortísimos, como os podéis imaginar. A pesar del dolor y la gran falta, es de obligado cumplimiento tener en cuenta que nada es eterno, ni lo bueno, ni lo malo. Tener presente que la vida es muy delicada y valiosa, y demostrar siempre el cariño y el afecto a nuestros seres queridos es la lección más valiosa que se puede aprender en éstos terribles casos.

Los "palos" de la vida siempre van a estar presentes, al igual que las alegrías, además cuando menos lo esperamos. No obstante es nuestra obligación asumir y actuar en consecuencia y hacernos fuertes como personas. Por nosotros y por quienes nos rodean, siempre.

Y para terminar, quiero aprovechar la entrada (aunque sea muy anticipadamente) para desearos unas Felices Fiestas, y sobre todo Minimalistas. Que viváis experiencias a tope, que os cuidéis mucho y sobre todo, que disfrutéis de la mejor compañía del mundo, vosotros mismos y quienes os rodean.

Sed felices.

Hasta pronto!!

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Análisis y reflexión del año 2015. III. Hábitos, habilidades y otros.

Creo firmemente que esta es la parte más relevante de este año desde que comencé con mi Viaje al Minimalismo.

El destrasteo de mi casa fue el detonante de todo. Fueron muchos meses de trabajo titánico, muchas bolsas, cajas, sacos y viajes vaciando mi casa, donando, regalando, vendiendo, reciclando y tirando. Tanto trabajo que no podía menos que plasmarlo en un blog para no olvidar lo que salió de aquí. Y así es como nació, como recordatorio y a la par, si podía servir a alguien para motivar o inspirar, ya me sentiría más que satisfecha.

Fue una gran experiencia tanto psicológica como física, y agotadora, pues tanto trasto acumulado durante décadas, examinarlo uno a uno, decidir su futuro y sacarlo de aquí no es tan sencillo como puede parecer en un principio. También fue muy terapéutico, y creo que es de las pocas cosas que recomendaría si me preguntaran.

A raíz de aquello todo cambió. Fue como si un duendecillo mágico me hubiese cambiado todo lo físico por mucho tiempo y espacio libre. También dejé de gastar de más, algo inherente al Minimalismo, puesto que controlando todo lo que posees no compras de más por no saber lo que realmente tienes o por no saber lo que ciertamente te hace falta. Pero en lo que realmente lo noté fue en el tiempo libre, vino a raudales y por eso creo que en éste campo es donde más cosas he conseguido hacer.

Al principio iba muy perdida, pero poco a poco fui encontrando las formas de invertir todo ese tiempo libre. Empecé dándole un lavado de cara a mi casa, arreglando cositas, pintando paredes, eliminando algunos muebles y reubicando otros.

También me di a la lectura, me encanta leer y aprovechando la criba de libros, releí algunos que ya tenía. Sobre el tema Minimalista, también leí todo lo que cayó en mis manos, sobre todo de Leo Babauta, pero también todos los de los autores de Minimalismo españoles que conozco hasta el momento. Libros sobre Meditación, sobre Running, y sobre Orden en Casa han ido saciando mi ávida sed de lectura, a la par que motivando, inspirando y enriqueciéndome sobre los temas que más me apasionan y de momento practico.

Sobre los idiomas, vino un poco por fuerza mayor, pero ha sido de lo más gratificante. El trabajo me obligó a hablar en inglés, y fue un revulsivo para que volviese a nacer en mi esa pasión oculta por los idiomas. Perdí el miedo a hablar, y ese fue el detonante hacia una mejora inconmensurable en el inglés. Todavía a día de hoy, mientras hablo con alguna persona extranjera en inglés, no termino de creerme que nos estamos comunicando y entendiendo a la perfección.

Ésto hizo que rescatara mis apuntes de francés, y repasara lo básico, hacer una buena base para, en un futuro próximo,  ponerme a él más seriamente. 

Y hace unos días terminé un curso de italiano básico. Ha sido precioso, me lo he pasado muy bien, e igualmente ha sentado unas bases para poder continuar con éste idioma.

¿Quién me iba a decir a mi que estudiar idiomas no puede ser un hobby de lo más gratificante? :D Ciertamente, también me motiva el hecho de que algún día, por lejano que parezca, pueda viajar a  otros países y poder tener unas nociones básicas sobre su lengua natal, me haría mucha ilusión.

Sobre escribir, igualmente puedo hacerlo con mucha asiduidad. Escribir me ha gustado de siempre y un blog permite dedicarte a tal menester, expresar tus ideas, y plasmarlas para siempre. Independientemente del motivo o del lugar, escribir es una excelente herramienta de creación. Y puedes hacerlo tranquilamente, quien quiere te lee y quien no, no.

Pero lo más valioso es tener tantísimo tiempo de calidad para pasar con mi familia, en especial con mi hija. El tiempo pasa irremediablemente, y no pasa día que no agradezca el disponer de tanto tiempo para pasar con ella y poder tanto jugar, como enseñarle cosas de la vida misma ya que el sistema educativo actualmente lo veo un poco "cojo" en cuanto preparar a las futuras generaciones para la vida. La apoyo en sus estudios, y le fomento sus aptitudes y vocaciones y poco a poco la vamos formando y explicando cosas de la vida misma, aplicando en la medida de nuestras posibilidades todo lo aprendido a la practica.

En cuanto a hábitos se refiere, pues han sido muchos durante estos meses, algunos que ya tenía, otros que tenía abandonados y otros nuevos. Algunos se han quedado y otros los he abandonado definitivamente, pues tan importante es probar todo lo posible, como saber dejar marchar los que no nos llenan, satisfacen o sirven en absoluto. Hábitos como madrugar, leer, escribir, comer bien, hacer deporte, jugar, aprender, atreverse a experimentar cosas nuevas han ido forjando durante estos meses a una nueva "yo" que me gusta muchísimo. Me gusto, me quiero y me siento fenomenal conmigo misma, y creo que eso lo he transmitido a los de mi alrededor. Creo que ahora soy mejor madre, mejor amiga, mejor compañera y peor enemiga. Cada vez tengo menos miedos y me siento más fuerte frente a la vida, tengo más paciencia y determinación, soy un poco más libre cada vez y más reflexiva antes de actuar, en definitiva, cada día me quiero más y creo que ese es el pilar de la vida misma, quererse y respetarse para poder hacerlo con tus seres queridos.

Cierto es que me encantaría tener un trabajo, que a la par que me llenase y me completara como persona instruida, también provocara cierta inyección económica para poder realizar más actividades que por desgracia no se pueden hacer gratuitamente, pero confío plenamente en que todo llegará y mientras tanto, muy satisfecha con poder hacer otras cosas igual de gratificantes y menos costosas, y no pasar el tiempo esperando, esperando y esperando. La perspectiva de ver las cosas es tan amplia que estoy muy orgullosa de saber y querer amoldarme a las circunstancias y sacar el máximo provecho a todo lo que viene en cada momento.

En definitiva, puedo concluir que ha sido un año muy revelador, gratificante y enriquecedor, y me gustaría mucho que el próximo año siguiese en la misma línea, o por lo menos, seguir con la misma actitud frente a ésta nueva vida y poder seguir mejorando y sobre todo disfrutando de los míos. Mientras tanto, intentaré seguir trabajando para que sea posible y seguir disfrutando cada vez más éstos tiempos venideros, y lamentándome cada vez menos de todo el tiempo perdido en tiempos pasados con tantos trastos.

Hasta pronto!!






martes, 8 de diciembre de 2015

Análisis y reflexión del año 2015. II. Trabajo, y finanzas.

La valoración global del año respecto al trabajo y finanzas, aunque no ideal, sí ha sido bastante satisfactoria. No obstante, sin queja alguna y muy satisfecha, conseguí por unos meses reincorporarme al mercado laboral después de muchísimo tiempo fuera del mismo, incluso con mochila en mano y desesperación en el corazón, para buscarme la vida fuera de ésta zona fue cuando llegó la oportunidad y finalmente no tuve que moverme demasiado.

El trabajo fue estacional pero me permitió una activación de la economía, una nueva forma de administración y unos humildes planes de ahorro, y sobre todo una inyección de seguridad personal y bienestar familiar. A raíz de ahí y habiendo reducido desde bastante tiempo atrás a lo mínimo lo realmente necesario, readministrando y trabajando en otras pequeñas fuentes de ingresos, he conseguido dar un giro de 180º, y sin necesidad de ganar demasiado (para mi no es lo que se gana, sino lo que se gasta o necesita para vivir en condiciones) he conseguido una pequeña estabilidad a medio plazo que me transmite cierta tranquilidad, margen de maniobra y margen de ahorro.

En general, puedo concluir que habiendo reducido los gastos durante el paso del tiempo a lo mínimo, no es necesaria una gran cantidad de ingresos, por lo que intentaré seguir en la línea y todo lo de más que se pueda conseguir irá destinado a la eliminación de la única deuda que queda. Por lo tanto, para el próximo año la línea a seguir va a ser muy similar a la comenzada éste año, con la salvedad de la casi segura puesta en marcha de algún modesto proyecto que tengo en mente que pueda hacer posible una pequeña inyección a la par de la consecución a largo plazo de la eliminación de esa deuda, y por fin la tan esperada "libertad" que tanto anhelo y es mi fin último económicamente hablando. Y aunque sospecho que quedan bastantes años para ello, no deja de ser esperanzador el saber que quizás sea posible recortar de esos años que restan para ser libre. Cada mes que pasa, es un mes menos para que acabe, y éste año he conseguido (a pesar de los escasos ingresos) amortizar un mes. Es poco, lo sé, pero espero poder seguir en la línea y darle más mordisquitos. 

Es motivador y uno de mis objetivos financieramente hablando. Conseguir ingresos (trabajo, proyectos.... ), ahorrar un poco para destinarlo a éste menester, conseguir un pequeño colchón para estar más tranquila, y conseguir ahorrar para poder vivir las experiencias tanto deseo disfrutar, son los objetivos en cuanto a trabajo y finanzas que tengo. A ver qué nos depara éste nuevo año y si se pueden conseguir éstos mínimos objetivos. Ya se verá.

Hasta pronto!


domingo, 6 de diciembre de 2015

Análisis y reflexión del año 2015. I. Salud.

Ya estamos en el último mes del año y considero que ha sido muy especial para mi. Creo que éste mes es el idóneo para hacer una valoración global de todo lo sucedido, revisar los objetivos, y analizar los caminos que hemos ido tomando y cómo voy a seguir a partir de ahora en adelante, teniendo en cuenta las herramientas disponibles y la previsión de todo lo que me presenta el año nuevo.

En cuanto a objetivos generales, al ser tan a largo plazo, puede parecer que no se ha logrado mucho, pero haciendo un análisis más exhaustivo, efectivamente, ya he ido dando pasitos hacia la consecución de ellos.

En cuanto a la salud se refiere, y considerando que es lo primordial en la vida, creo que el plan de nutrición que llevo es perfecto para mi, me abastece de energía y salud, y me permite realizar todo tipo de actividades. Son dos años y medio sin comer animales y tanto el cuerpo como la conciencia están en paz. He perdido numerosas tallas y ganado en definición. Queda pendiente en breve un análisis rutinario anual que suelo hacerme, pero ya no por la alimentación en si, sino que creo que todo el mundo debería controlarse, y más cuando no visitamos, afortunadamente, a los médicos nunca. Y por otro lado, seguir descubriendo recetas y menús para ampliar el abanico de posibilidades que éste estilo de vida me ofrece.

Otra parte que considero importante para nuestras vidas es el deporte. Como he comentado en varios posts, correr es ya una parte de mi, hasta tal punto, que para motivarme me apuntaba a carreras populares para mantener el hábito y conseguir acabarlas dignamente. Eso ya ha cambiado. Ya hace mucho tiempo que no tengo que inscribirme a ninguna para continuar corriendo diariamente, hasta tal punto que seguramente tenga que cambiar algunos de los objetivos propuestos, todo está en valoración. Independientemente de todo ésto, en un año que llevo he ganado tanto velocidad como fondo, llegando a un máximo de 13 km. por sesión de entrenamiento, y hacer una 7k a 5'35 min/km de media.

También hacer mención a los Retos de los Pasos que hice con mi pequeña, han sido unas maravillosas experiencias que espero volver a repetir.


Reto 20.000 pasos

Por otro lado, me he enfrentado a uno de mis miedos:
Montar en bicicleta. Y es que eso de ir a dos ruedas no era precisamente lo mío. Pues bien, aprovechando un día de esos en los que observas a la gente en bici y piensas que te encantaría hacerlo, decides que por qué no. Y por fortuna no tuve que hacer ningún desembolso, sino que me dejaron todo y eché a rodar. Pasé mucho miedo, y sudé lo que no está escrito, pero lo conseguí, y a pesar que aún le tengo muchísimo respeto, muy de vez en cuando, alterno el running con el ciclismo, y a pesar de todo, cada vez el miedo ocupa menos espacio, y la sensación de disfrute es cada vez mayor. Enfrentarme a mis miedos es algo muy importante y motivador, pues a pesar de saber que existe la posibilidad de no conseguirlo, no me voy a quedar con las ganas de no haberlo intentado. Y otro de los retos que tengo en mente es aprender a patinar, que también es un gran respeto lo que siento por esa disciplina, por no llamarlo terror, y mientras tengo el "runrun" en la cabeza, espero el día del empuje y decir, ahora es el momento, inténtalo.


Respecto a la salud espiritual, la meditación ha sido de los hábitos que mejor ha calado en mi. Desde el primer día he notado beneficios y me he encontrado francamente bien, al ser poquito tiempo, no es difícil encontrar un huequito al día para practicarla y los beneficios son innumerables.
El yoga, que también os comenté que había empezado a practicarlo, muy esporádicamente lo hago pero no como obligación ni impuesto, el día que puedo y me viene a la cabeza, lo practico unos minutos y aunque parezca que no se hace nada, las agujetas al día siguiente indican lo contrario. Me gustaría practicarlo más a menudo e intentaré que así sea, pero de momento me basta con hacerlo muy de vez en cuando.

De momento y en cuanto a Salud se refiere, puedo concluir que ha sido un buen año, y pretendo continuar entrenando, aunque el fin en sí haya cambiado. Ya no por competir, que también está muy bien y tiene su encanto, sino por mantenerse en forma y sentir esa inyección de endorfinas al concluir el entrenamiento. Para éste año entrante pretendo mantenerme en ésta línea, seguir mejorando tiempos, aprendiendo y disfrutando otras disciplinas.

Hasta pronto!!

sábado, 28 de noviembre de 2015

Black Friday desde "el otro lado".

Ha sido curiosa y enriquecedora la experiencia de indagar y experimentar como mera observadora el fenómeno del "Viernes Negro", costumbre relativamente reciente en nuestro país.

Estuve paseando por grandes superficies en busca de esas supuestas oportunidades y chollazos que prometen, y fue una gran decepción para mi.

Es posible que efectivamente haya grandes ofertas, que no lo dudo, pero no tenía suficiente información del conjunto, es decir, en numerosas tiendas ofrecían un % de descuento en todas sus prendas, pero al no conocer el precio de origen, no pude ver si efectivamente era tal el descuento.

Entonces decidí coger mi lista de "necesidades". Cosas que necesito porque se me han roto o están a punto de hacerlo, y fui en busca de la "oferta". Esas cosas sí que se lo que cuestan (ay! la necesidad! ;) ). Pero nada, ningún chollo a la vista de esas cosas que necesito.

Pasé entonces a la lista de Papá Noel, et voilà, pude darle un chivatazo al pobre hombre, que tanto gasto y trabajo tiene en próximas fechas, y le mandé el enlace de un regalo notablemente rebajado. porque esas cosas sí que sabe una lo que valen desde que figuran en la Carta, así que finalmente pude darle un pellizquito a este tan prometedor Black Friday. Pero por lo demás, todas mis expectativas e ilusiones quedaron ahí.

Es posible que si hubiese necesitado más cosas, o tuviese ese impulso de compra de antaño, si que hubiesen caído un par de cosas más, que me gustaron y me parecieron bien de precio. No obstante, ni las necesitaba realmente, ni pude contrastar la rebaja, pues no sabía realmente lo que costaba en un principio.

Por lo demás, muy contenta de haber experimentado éste día desde el otro lado, e incluso de haber "pillado" una buena oferta sin salirme mi lista. Eso sí, eché de menos un BF en las secciones de frutas y verduras.....  ahí lo dejo!

Hasta pronto!!

viernes, 20 de noviembre de 2015

Un día sin guión.

He de decir que fue una buena decisión. Nada extraordinario sucedió ni tampoco se hundió mi vida, simplemente fue un día muy diferente al de otros y que de una forma u otra, enriquecieron mi vida y me dio la oportunidad de aprender más cosas.

Charlé con más gente de la habitual, conocí un par de tiendas de barrio que me parecieron maravillosas, aprendí dónde y como abastecerme de leña, y me di cuenta que también se hace ejercicio así. Le di una oportunidad a una película que al principio no me atraía nada, y me fui a dormir cuando tuve la primera pizca de sueño. Doce horas de sueño seguidas que me he llevado y estupendamente que me siento por ello. 

Y hoy me siento más inspirada y con ganas de hacer cosas, tanto pendientes como nuevas, creo que me ha venido muy bien la inyección de sueño (que no es que tenga deuda habitualmente pero bueno..) y no estar pendiente del qué tengo que hacer ahora.

Está bien eso de tener obligaciones y conjugarlas con el no saber qué haré ahora mismo, ha sido una buena experiencia que probablemente iré repitiendo cuando me lo pida el cuerpo.

Hasta pronto!

jueves, 19 de noviembre de 2015

Levantarte sin guión.

Todas las noches suelo pensar y organizarme mentalmente el día siguiente, que si entrenaré, dónde y cuánto, que si estudiaré, qué haré de comer, si tengo alguna tarea pendiente por hacer fuera de casa, o si he quedado con alguien, si escribiré y sobre qué, o qué leer mientras tomo el café, cómo organizar esas tareas pendientes que no me dio tiempo a acabar ayer.

Pero anoche no me apeteció pensar, me acosté y me sumergí entre las mantas, y me dije a mi misma: "Ya lo pensaré mañana".

Y aquí estoy, sin saber qué haré hoy, pero para empezar ha estado bien que no teniendo guión del día, empezarlo escribiendo. 

Cierto es que las obligaciones que podemos tener, nos marcan un poco la pauta del día, pero es bueno tener el control del resto y ver qué pasa. Porque si al final no hago nada, tampoco está de más. No hacer nada también puede ser bueno, siempre se puede descansar que el cuerpo lo va a agradecer mucho.

Hoy voy a dejar, dentro de mis posibilidades y obligaciones, que mis impulsos guíen mi día. Hoy  no voy seguir el guión diario, a ver qué pasa, y  aunque seguramente termine haciendo lo mismo de todos los días, ya que como dicen, el hombre es un animal de costumbres, pero si que reconozco que me gusta ese gusanillo que tengo dentro de "a ver qué surge".

Si quieres que algo cambie, haz algo diferente.

Buenos días!! 

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Cuando las circunstancias cambian, reaccionar.

La vida nos sorprende con giros inesperados y todos los planes, rutinas y hábitos se van al traste en un abrir y cerrar de ojos....

Pero por primera vez he sido más rápida ante los cambios y me ha dado tiempo a reaccionar (bueno, a la mayoría de las cosas, que me ha costado sacar un ratito para escribir).

Ante tan brusco cambio, lo que más me ha gustado ha sido la entereza con la que la he asumido, hace años me hubiera dado cabezazos preguntándome el por qué? Si algo me está aportando el Minimalismo, y la simplicidad que intento llevar en mi vida y vivir, es la capacidad  de priorizar.

Tener un planning perfecto día a día, disfrutar al máximo de todo, ir viendo pequeños progresos y de repente todo se va al traste, no es plato de buen gusto para nadie, pero la importancia realmente reside en saber reaccionar a tiempo, priorizar lo realmente importante y reajustar los hábitos a ésta nueva rutina que te ofrece la vida misma. Al principio cuesta, pero poco a poco se va consiguiendo, e incluso cambiar las rutinas en ocasiones puede ser incluso hasta beneficioso, aunque al principio puedan resultar caóticas.

Quizás los primeros días no se sabe muy bien por dónde empezar, si dará tiempo a todo, pero siendo constante y buscando encajar nuestras rutinas a nuestro nuevo horario finalmente dará sus frutos.

Hasta pronto!!


sábado, 7 de noviembre de 2015

Motivación.

Divino tesoro. Y es que no hay nada como la motivación para mover lo que haga falta. Sólo que a veces la tenemos en pleno auge, y otras veces, hay que buscarla.

En cualquier caso, me gusta mantenerla, pues a lo largo de éstos meses, he comprendido que ni todos los días son iguales, ni tengo las mismas ganas, pero tan sólo dedicando un ratito a eso que nos gusta tantísimo, que disfrutamos, que nos arranca de donde estemos para hacerlo, sólo unos minutos cuando la motivación no nos sea tan favorable como desearíamos, es bastante para mantener ese "hilo" que nos une a esa actividad, a ese hábito, y que más adelante, cuando vuelva esa motivación con fuerza, no tengamos que retormarla desde cero,  que es lo que la mayoría de las veces me hacía no retomarla, el comenzar desde el principio.

Y así es como voy manteniendo mis hábitos, mis mayores aficiones. Si un día no me apetece correr, pues ando, y si no ando, pues unos ejercicios y se acabó por ese día. Si no tengo ganas de estudiar un par de horas, pues repaso diez minutos, y si no estoy para meditar diez, medito uno, que no me da para escribir un artículo, pues escribo unas líneas y las guardo en una carpeta para otro día, y si no me apetece leer un libro, busco algún artículo interesante y sacio mi sed de lectura. 

No es que un día me levante y no tenga motivación para nada, sino que a veces tengo tanta para una cosa, que para el resto ya no me queda demasiada. Si salgo a correr una hora y media, pues a veces no me da el cuerpo para meditar diez minutos, o para estudiar un par de horas. Y así es como mantengo esos hábitos que tanto bien me hacen y que cuando vuelve esa gran motivación, los mantengo vivos para seguir adelante con ellos y disfrutarlos desde el primer momento, sin tener que plantearme el "empezar de nuevo". Y no es sólo no empezar de nuevo, sino que a poco que haga, me acerca un poquito más a mis objetivos, y sabiendo que todo suma, es suficiente para mantenerlo en las épocas menos "motivadoras".


Feliz sábado y hasta pronto!!

jueves, 22 de octubre de 2015

Idiomas.

Al final me he decidido a invertir todo mi tiempo libre en aprender cosas nuevas, y para empezar, me he dado a aprender un nuevo idioma. 

Sigo perfeccionando el inglés y repasando el francés básico para poder empezar un nivel medio, pero necesitaba un aliciente y he buscado otro idioma, para no terminar hasta el moño de los mismos :D

Y la experiencia es maravillosa, he empezado muy fuerte y llevo varios días con unas maravillosas sensaciones. Ahora estudio los otros dos con más ilusión, pues sé que en cuanto acabe lo que toca, empiezo con el nuevo el resto de tiempo y es muy emocionante y desde luego, es cierto lo que dicen que cada idioma nuevo, es aparentemente más sencillo que el anterior y así lo estoy experimentando.

Y de paso, sueño despierta en usarlos, todos ellos, en unos añitos, (espero que pocos) en sus tierras de origen ^^

Tengo previsto acabar el curso en un mes, y le estoy echando un montón de horas diarias. Espero que no me falte fuelle en unos días, nunca se sabe!!

Hasta pronto! A presto! See you soon! À bientôt! ^_^


jueves, 15 de octubre de 2015

Un año corriendo.

Pues sí, por éstas fechas el año pasado empecé a correr. No fue nada fácil, puesto que me costó muchísimo, y fui presa de, si no todos, casi todos los errores del corredor principiante, pero bueno, a pesar de todo, los fui superando y aquí estoy, con un gran hábito implantado que difícilmente desaparezca de mi vida.

A raíz de decidir dedicarme una hora al día para mejorar o mantener mi salud, empecé andando y terminé corriendo. Me apunté a una carrera popular para quitarme una espinita de la infancia, y al final, me he enganchado al running.

A veces tengo más ganas, y a veces menos. Pero siempre, siempre, intento correr algo, pues a pesar de tener mejores o peores sensaciones mientras corro, al final es una inyección de endorfinas y de energía que ya te alegra y te pone las pilas para el resto del día.

Me costó mucho mantener la motivación, y para ello, cuando veía que ya no tenía ganas de correr, me apuntaba a alguna carrera popular y así, con el único objetivo de acabarla con dignidad, seguía entrenando y tras la carrera  me venía tan arriba que continuaba entrenando. Así ha ido pasando el tiempo y cada vez tengo menos necesidad de apuntarme a carreras puesto que sigo entrenando regularmente, ya no merman las ganas tan fácilmente como al principio.

A pesar de eso, en breve quiero hacer alguna, pues entre mis objetivos "runneros" están el hacer una 5k en menos de 30', una 10k por aquello de "quemar fases" antes de: Mi Super Objetivo, la Media Maratón (21km).

Y eso es todo. De momento me estoy preparando para la media maratón, que tengo prevista hacerla a principios del año que viene, y de aquí a allí, pues ya veré si sale alguna carrerita interesante de las distancias mencionadas anteriormente.

En fin, pasito a pasito se irá consiguiendo. Mientras tanto, a celebrar mi primer aniversario y a disfrutar del camino.

Hasta pronto!

Imágenes: Uno de mis lugares favoritos de entrenamiento.



domingo, 11 de octubre de 2015

Veinte mil pasos.

- Mamá, ¿te imaginas que existiese un aparato que pudiese contar los pasos? 
- Existe cariño, se llama podómetro.
- Siiiiiiiiiiii??? y eso cuesta mucho dinero?
- Pues los he visto sobre los 10 euros, de ahí para arriba puedes encontrar.
- Me encantaría tener uno, puedo?
- Vamos a pensarlo unos días, y si todavía lo quieres, puedes comprarlo.

Y pasaron los días, y con toda su ilusión se compró mi hija su podómetro, que ya está más que amortizado, pues lo utiliza todos los días, a todas horas.

Ayer, tras escribir el último post que publiqué, al poco tiempo, se levantó y me dijo:

"Mamá, hoy me gustaría hacer 20.000 pasos"

Y de repente, en mi cabeza, confluyeron mi antigua yo-"pero, ¿tú sabes cuánto es eso?" y mi nueva yo -"desayuna, ponte ropa cómoda y ¡¡¡nos vamos!!!", y dejé salir a la nueva por supuesto, es más divertida!!

Tiene gracia, escribir un post plasmando la necesidad de hacer algo "grande" y ver despertar a tu pequeña con un reto en mente y toda la ilusión en su cara. Y creo que eso si que es enorme, poder decir, "¡vamos!" y hacer realidad una de sus ilusiones.

Para que os hagáis una idea, 20.000 pasos vienen a ser alrededor de 11 kilómetros, más o menos. Y los hicimos, vaya si los hicimos, cogimos carretera y echamos a andar, por supuesto hacia un destino definido para poder parar a comer y descansar en caso necesario.

En el primer tirón, hicimos algo más de nueve mil pasos, unos 5 kilómetros y pico, y después de comer, descansamos un poco y seguimos con la andadura hasta conseguirlo.

Qué ilusión le hizo, grabé vídeos y fotografiaba el podómetro a medida que avanzaba, consiguió sus 20 mil pasos, y lo pasamos en grande durante todo el día.



A la hora de acostarse, tenía cerca de 23 mil. Ahora dice que es una super atleta, claro! :D Qué ganas de ver qué nos depara el día de hoy!!

Hasta pronto!






sábado, 10 de octubre de 2015

La imperiosa necesidad de hacer algo grande.

Y no se me ocurre qué. Bueno, se me ocurren varias cosas pero no lo suficientemente "grandes" como para satisfacer la necesidad que tengo desde hace algún tiempo.

Es como tener mucho dinero (que no es el caso) y querer invertirlo en lo mejor, no en cualquier cosa, no en gastar por gastar, pero en este caso, la moneda de cambio es el tiempo, y eso, aunque se puede administrar muy bien, lo que no inviertas se va.

Y no es que lo pierda precisamente, hago muchísimas cosas al cabo del día, y todas ellas muy  satisfactorias, pero tengo la sensación que podría hacer algo más, mejor y más grande, no sabría explicarlo bien, pero ahí lo dejo por si a alguien más le ocurre, pues que por lo menos se sienta acompañad@ :D 

Podría, quizás, hacer de mis aficiones algo para "ganarme la vida" y así eliminar de la lista diaria la búsqueda de empleo, o quizás emplear algún tiempo en nueva formación para tocar otros campos y probar suerte en ellos, o seguir buscando como siempre a ver si "suena la flauta" (ésta es la menos atractiva, obviamente, sino no estaría escribiendo ésto).

Pues eso, aquí nos despedimos mis inquietudes y yo, que siempre viene bien plasmarlas para verlo desde otro prisma, y compartirlo por si alguien quiere compartir alguna experiencia similar.

Hasta pronto!!

jueves, 8 de octubre de 2015

Motivaciones e inspiraciones.

Me encanta leer por las mañanas. Me levanto un ratito antes de lo habitual para saborear tranquilamente en el silencio de la madrugada mi descafeinado con panela, a la par que abro el portátil y leo blogs de mis temáticas favoritas. Me encanta. Mientras, veo amanecer por la ventana (bueno, veo clarear el cielo, porque buenas vistas no es que tenga ;) ).

Y me motiva mucho. No me había dado cuenta hasta cuanto. Siempre saco algo de inspiración o de motivación para hacer lo que sea que me ayude a crecer como persona y a disfrutar del tiempo libre.

Me encanta levantarme con tanta ilusión, sin saber qué voy a encontrarme en esas lecturas tan maravillosas que escribís, y que leo y releo apuntando cosas en mi libreta y tachándolas cuando se han concluido.

Tener de donde sacar una motivación extra o inspiración no tiene precio. 

Gracias y hasta pronto!!

martes, 6 de octubre de 2015

No guardar ropa de temporada III.

A pesar de mis dudas razonables, el reto ha sido conseguido. Todavía no me lo creo, no volver a hacer cambios de temporada..... 

Y lo mejor de todo es que está todo perfectamente, nada de cosas apretadas, o recluidas al fondo invisibles, todo perfectamente doblado, guardado, colgado... a la vista y preparado para su utilización, cosa que me viene estupendamente en vistas de lo loco que está el tiempo.

Mi más sincero agradecimiento al Minimalismo y a la Sra. Kondo. Todavía no me lo creo :D

Hasta pronto!!

jueves, 1 de octubre de 2015

No guardar ropa de temporada II.

Aún estoy con el tema de la ropa de ésta temporada, se estaba dilatando en el tiempo, pero es que me ha gustado la técnica de hacerlo todo de una vez, ya he sacado un montañón de ropa, y ya ha sido cribada. Han salido dos bolsas de basura de comunidad (de las grandes, no sé cuántos litros son).

Han quedado algunas prendas que deberán ser sustituidas, pero hasta entonces se quedan, y ya sólo me queda lavar, doblar y guardar. Parece, y sólo parece, que voy a conseguir que todo se quede colgado y guardado sin tener que sacar la ropa de verano, es decir, todo estará disponible, preparado y a la vista, aunque parecía imposible.

Durante ésta semana iré lavando todo, que huele a cerrado y son prendas bastante grandes, abrigos, chaquetones.... ropa de invierno e intentaré que quepa todo. Cruzaremos dedos!!

lunes, 21 de septiembre de 2015

Yoga.

Hace tiempo que tenía ganas de practicar éste noble arte, que ya tuve la oportunidad de probar hace muchos años, y como pasa siempre, empiezan las clases, se llenan y a las pocas semanas se suspenden porque la gente deja de ir.

Éste año me enteré que iban a empezar unas clases a muy buen precio, un día a la semana, que ya me dijeron que con eso era más que suficiente, y casualidades de la vida, el día que toca, yo no puedo.

Así que ni corta ni perezosa, como estoy con la motivación por las nubes, me planté el domingo por la mañana con mi alfombrilla y un vídeo de Youtube a probar una clase (más minimalista, imposible! ) Menos mal que opté por una de principiantes.

Mi hija se sumó al evento y allí nos plantamos las dos retorciéndonos cual culebrillas, y para que os hagáis una idea, ella era como un chicle, y yo sonaba como una patata frita de bolsa, super crujiente.

Parece que está una en forma, y me crujió todo, eso sí, cuando terminé parecía estar en un cuerpo que no era mío, fue fantástico. Luego un rato de meditación, y finalmente tuve que tumbarme un buen rato porque con tanta relajación el cuerpo me pedía dormir. No puedo decir lo mismo del día siguiente, tengo agujetas hasta en las agujetas, no sabía yo que había tantos músculos desconocidos en nuestro cuerpo.

Creo que incorporaré una clase a la semana, seguro que muy mal no me vendrá ^^ Y creo que será por la tarde-noche, porque relaja muchísimo.

¿Alguien en la sala que lo practique? ¿Algún consejo? :D


sábado, 19 de septiembre de 2015

No guardar ropa de temporada.

Ésto es lo que propone Marie, y todavía pienso si eso será posible en mi caso.

He tomado unos días de descanso después de los papeles, que bien satisfecha acabé, pero harta durante el proceso.... cosa bárbara.

Éstos métodos parecen poco menos que un castigo, en cuanto a que hay que hacerlo todo de golpe, no hay "poco a poco", ni "cajón por cajón", y en función de lo que tengas acumulado, la tortura es más o mucho más prolongada en el tiempo, ya que tener que coger y observar las cosas una a una, tiene su mérito. Pero luego acabas en la gloria, de eso no cabe duda alguna.

Una de las cosas que hace ésta mujer, no sé si lo propone, porque no me acuerdo bien, es que no guarda la ropa de temporada, lo tiene todo a mano, y claro, ahora mismo que tengo que sacar de nuevo las bolsas de ropa guardadas, pues me apetecería no tener que hacerlo, qué queréis que os diga...

Luego pienso, que cómo va a estar todo a mano, que no cabe, pero tras el destrasteo y según cuenta que bien dobladito ocupa menos que colgado, pues bueno, haré la prueba a ver, pero durante ésta semana, que sus métodos son efectivos pero ..... qué cansancio :D

Así que para ésta semana ya tengo "reto", el caso es no parar, pero bueno, si es para mejor, no está mal. No me veo "no sacando" ropa de temporada nunca más, la verdad, estaría muy bien si lo consiguiese, así que ya os contaré.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Papeles.

Una de las asignaturas pendientes en el tema de minimalizar mi casa y mi vida son los papeles.

Hace unos días me armé de valor y como dice la "Kondo", "sácalo todo y a trabajar". Y en esas me encuentro.... que parece que no se acaba, es como una tortura china, pero sin el "como". Papel por papel, montañas de papel, parece que no tiene fin. Desde luego, si ésto no hace que cambie la rutina de entrada de papeles en casa, ya nada lo hará.

Y eso que de hace unos años para acá la entrada de documentos y papeles varios ha disminuido considerablemente, y además, le he ido metiendo mano éstos meses atrás a ratitos. Y aún así, lo que estoy eliminando no tiene nombre ni aparentemente fin.

Hoy espero terminar con ellos, y con las fotos también. Saqué las dos montañas para no dejarlo más, y cada vez que paso y las veo me genera ansiedad, pero es que si no las sacaba no me ponía a trabajar en ello, y mentalmente saber que estaban ahí todo caótico en sus cajas, tampoco me ayudaba demasiado.

Y estoy deseando acabar de cribarlo y ponerme a organizarlo, quitarme ésta espinita creo que me va a liberar mucho estrés mental, y volver a mis buenos años, en los que en mi cabeza sabía exactamente donde estaba cada documento que me podía hacer falta en cualquier momento. 

Volviendo a los buenos hábitos!!!

Hasta pronto!!

viernes, 11 de septiembre de 2015

La magia del orden, Marie Kondo.

Ya os comenté que salía el día 10 de septiembre y tenía en mente su adquisición. Me hubiera gustado poder tenerlo en formato digital, pero como no ha podido ser, pues en formato físico.

Me lo he leído y releído, es muy corto, y la traducción sigue siendo un poco "regular", pero bueno, aquí está desvelándome los "secretos" de la Kondo :D

Cómo es tan famoso el método, y en muchos sitios dan algunas pautas, casi que no te descubre nada nuevo si has estado indagando y leyendo sobre él, pero he pasado un buen rato con su lectura y voy a adoptar algunas de las cosas que comenta aunque otras ya las había hecho, como es la criba a lo "bestia".

A los que ya estamos en el lío, nos puede inspirar y motivar, pero desde luego al que le pille de sorpresa y se ponga al tema, si que va a notar muchos cambios. Ayer ya empecé a poner en práctica alguna propuesta de las que sugiere y estamos muy contentos con el resultado. El caso es no parar jejeje.

Ya me contareis qué os parece si lo leéis.

Hasta pronto!!




martes, 8 de septiembre de 2015

Reflexión sobre nueva forma de consumo.

Tras el periodo estival, que aún queda un poquito pero el fresquete de la mañana me indica que se va acabando, he estado reflexionando sobre el consumo que he estado realizando desde que empecé con el Minimalismo.

Casi todo ha sido de sustitución. Salvo la comida, que obviamente es un consumo obligado, todo lo demás ha sido por roturas y sustituciones. Nada ha sido vuelto a comprar de lo que ha salido de casa, lo que me indica que ha sido una gran y excelente criba la efectuada, y que efectivamente, los trastos que han salido no me hacían falta.

Lo que si ha sido adquirido, tras muchísimo reflexionar y estudiar diversas valoraciones en muchos ámbitos, ha sido un par de objetos de los que me siento orgullosísima, ya no por tenerlos, sino por haberlos estudiado tanto antes de la adquisición, y por supuesto, haber esperado un tiempo prudencial para determinar si era algo que me facilitaría la vida (ergo, me haría más feliz), una necesidad ficticia o simplemente una comodidad fácilmente prescindible.

El futón ha sido una de ellas, y aún con ciertas dudas lo adquirí, puesto que en caso que no encajase en mi vida, se podría donar a alguna protectora. Una de las cosas que miro ahora antes de adquirir es cómo saldría de mi casa en caso necesario. Si es complicado, lo olvido. Pues bien, entró, se quedó, nos encanta, y salió una cama a cambio. Seguramente las otras camas pronto salgan de casa :D Éste me costó 2 horas de lectura de valoraciones antes de decidirme.

Otra de las inversiones, un robot aspirador. En casa de gatos, aspirar es el pan nuestro de cada día. Y los astros bendigan la decisión que tomé, porque no es un precio de broma para una economía realmente ajustada, pero mi espalda bien lo vale. No quita el aspirar sofá y rodapiés... etc. pero durante la semana yo no toco ni la aspiradora manual, ni la escoba, ni nada que se le parezca. Y tengo más tiempo libre para mi y salud para mi espalda, que no es que me duela, pero tras aspirar diariamente se va notando alguna contractura. Eso sí, la básica, básica, básica, yo pulso el botón y ella aspira, nos llevamos realmente bien ;) Ésta me costó 5 horas de lectura de valoraciones.

Así que, resumiendo, me gusta esta nueva forma de consumo más reflexivo y estudiado, siempre con una lista de "pros" y "contras" y lectura de todas las valoraciones y experiencias posibles. Y tras la decisión, esperar un tiempo prudencial para "certificar" de alguna manera, que es algo que se desea realmente y no un capricho pasajero.

¿Tenéis algún pseudo-capricho que os haya mejorado notablemente la vida?

domingo, 6 de septiembre de 2015

Me he regalado un mes.

Un mes de libertad :D 

¿Qué cómo es eso? Pues sencillo. Dándole vueltas a la cabecita, que no está muy centrada desde que dejé de fumar, pues estoy poniendo al día cositas, intentando distraerme un poco.

He visto como los ahorrillos aquellos de los que os hablé,en formas de ahorrar sin darse apenas cuenta, han dado unos pequeños frutos, y verlos ahí que no hacen nada mientras tengo mi hipoteca por otro lado….. he sacado cuentas, de un lado y de otro, y por primera vez en la historia de mi hipoteca, he podido darle un minimordisquito (que por ahí se empieza) y quitarme un mes de esclavitud, ya que bajar la cuota apenas se notaba, pero pensar en un mes menos…. Me hacía mucha más ilusión.


Y así ha sido como me he permitido el lujo de regalarme un mes de libertad. Ojalá pueda seguir así y que sean muchos más, para ser libre antes, que aún me queda.

Ahora toca empezar de nuevo con las formas de ahorrar, a ver si en breve me puedo regalar más tiempo de libertad, a largo plazo claro.

Hasta pronto!!

viernes, 4 de septiembre de 2015

Dejar de fumar: Día 3.

Evolución del tercer día:

"Ha sido un día duro, no tanto como el segundo, pero tampoco para menospreciarlo. Sigo teniendo fuertes ganas, puntualmente. Cada vez son menos, es decir, que si ayer eran 10, hoy son 8, pero más fuertes. Se me olvida que no fumo, y claro, el chasco es más grande cuando lo recuerdo.

Por las mañanas ya me levanto sabiendo que no fumo, por eso lo voy llevando mejor. Pero cuando se me olvida, me planto fuera a fumar, y recuerdo que ya rompimos la eterna relación, me da un bajoncillo, o chasco.

Me han dado un par de pinchazos en la cabeza por la mañana, nada serio, pues no han pasado de ahí, podrían haberse convertido en dolores de cabeza, pero me he escapado, chica con suerte ;)

Por la tarde han venido unos amigos a casa, uno fumaba y aunque estaba fuera, me llegaba el olor y para mi desgracia, aun no era desagradable.... me queda un poco todavía para llegar a desagradarme su aroma. No ha sido tan grave, pensaba que le iba a hacer una llave maestra, usurparle su cajetilla y encenderla directamente, pero no, la cabeza a veces puede montarse historias muy grandes :D Ha fumado delante de mi y yo he sobrevivido. No obstante, no me fío, cada vez tengo menos ganas pero más fuertes, y me conozco. En una de esas, con un cigarro cerca, no respondo, y tengo que responder, así que creo que el finde me quedaré por seguridad en casa y la semana que viene saldré al mundo, bien limpita por dentro y a luchar con la cabeza y el mundo del fumador ;) No es cuestión de encerrarse lógicamente, pero creo que un par de días de vacaciones en casa me van a venir estupendamente.

No he sentido esa ansiedad por comer, cosa de la que me alegro, porque no he hecho nada de ejercicio. Ha sido un día de recreo, que viene muy bien de vez en cuando. Mañana más y mejor."

Dejar de fumar: Día 2.

Ayer creo que fue el peor día, fue terrible sentirme tan miserable, pero así es el tabaco. Hoy afronto el tercer día, de momento pinta mejor que ayer, o así lo espero. No fue fácil, no.

Siguientes 24 horas, segundo día.

“El dolor de espalda va remitiendo, menos mal, porque es lo que me faltaba a la incipiente tensión que empiezo a sentir. Me saliva la boca, y voy un poco descentrada dando tumbos  por la casa. Al final me siento a escribir, a ver si me centro. Sólo unas líneas y me pongo con  mis listas, creo que será la mejor manera de empezar el día, con una buena lista de tareas, aunque sólo rece: descansar, leer, meditar, sentadillas, dormir, pero por lo menos iré a tiro hecho.
Escribir unas líneas me ha venido bien. Aunque al poco tiempo ha empezado a  rondarme la idea. Si hubiese venido alguien con tabaco, creo que hubiese fumado.

He empezado a picotear, hasta llegar a un punto que ya no era picoteo,  era gula ansiosa, y para mis adentros pensaba, como siempre me ha pasado, que más vale estar sana y un poco rellenita…. Pero ésta vez no me voy a dejar engañar.  Siempre me pasa lo mismo, pienso eso, y a los meses, me planto en 10 kilos de más y volviendo a fumar por asqueamiento, así que eso no puede pasar ésta vez.  Los kilos me pesan y me impiden hacer una vida normal, no puedo correr sin que me duelan las articulaciones, y no puedo hacer ejercicio porque me canso más. Los kilos de más son lastre para mí y ésta vez no pienso cambiar la salud por los kilos. Picotearé, eso seguro, pero en función de cómo me porte, así responderé al ejercicio.

La mañana fue terrible, no podía parar de  de pensar en el maldito cigarro, finalmente y tras comer todo lo imaginable, me he subido a la elíptica, porque me conozco y cambio el pitillo por el picoteo, y hasta pasada la primera media hora, no pude calmar la ansiedad. Al final decidí quemar unas 1000 calorías, 600 en elíptica y el resto por la tarde, por si acaso me daba otra vez el ataque.



Dormí un poco de siesta, pero soñé con tabaco, aunque no que fumaba, qué tonta, podría haber aprovechado en sueños!!  Y por la tarde, aunque mucho mejor que la mañana, tuve alguna que otra punzada de ansiedad. Me quedo embobaba pensando y me preguntan si estoy bien. Pues no estoy bien del todo, no. Ya me gustaría que hubiesen pasado unos días más, pero creo que estoy en el peor día, y hay que pasarlo.

Por la tarde empiezo otra vez el picoteo nervioso, y no me da por las zanahorias precisamente, sino por el chocolate y las tortas de arroz. Están muy ricas, pero calorías llevan a rabiar. Me veo el plan y me planto las zapatillas. Me voy de visita al pueblo de al lado que creo que está entre 5 y 7 kilómetros, según el podómetro 6’5 km. Y me entran unas ganar terribles de correr, qué alegría. No voy preparada para ello, así que me guardo las ganas con mucha ilusión, quizás mañana ya me vea capaz!!


Termino el día bastante mejor, me llevo 3 ó 4 chascos, pensando en salir a fumar, pero no hija, ya no fumas, así que sal si quieres a ver las estrellas, pero a fumar…. no hay nada que quemar ahí fuera.

Y por la noche, me costó conciliar el sueño. Era demasiado bonito para ser verdad. Aún así, me dormí relativamente pronto, no me puedo quejar. Ha habido otras ocasiones realmente insomnes, donde pasaban las horas delante de mí y no veía el momento de dormirme, pero ésta vez no me puedo quejar del todo, tardé una hora en conciliar el sueño y la noche la pasé del tirón, ya sufro bastante durante el día.
Y por otro lado los sueños, hacía tiempo que no recordaba los sueños, pero desde que dejé el hábito tengo la mente hiperactiva, hasta le da por recordarme los sueños, es curiosa la mente, quizás me dé material para pensar en otras cosas en vez de en el cigarrillo.

48 horas sin fumar.

Me he despertado con olor a humo de cigarrillo. No sé si provenía de la calle y se ha filtrado por alguna ventana o puerta, pero olía a humo y me he despertado. Pero hoy no he sentido chasco, me he preparado mi descafeinado delicioso y me he puesto a escribir.
Me siento muy orgullosa, cualquiera lo diría. Ayer me sentía muy miserable. Creo que si no pensara tanto en cómo me siento, lo llevaría mejor, pero también es cierto que si no lo analizara tanto, ya hubiera sucumbido.

Me siento bien, y orgullosa de mi misma, con fuerza para afrontar otro día más. Es viernes, y preámbulo del fin de semana. Suelo ver gente que fuma, pero ésta vez sólo lo haré si me siento realmente fuerte, sino tendré que dejarlo para la semana que viene.
A lo largo de la mañana veré mis sensaciones.

Ya está mejorando mi capacidad olfativa a pasos agigantados, es un arma de doble filo, puedo apreciar olores y fragancias apenas perceptibles, como el olor de una manzana de una habitación a otra, pero por otro lado, el sentido del gusto mejora notablemente, y eso para mi “gula” no viene especialmente bien….. tendré que hacer más ejercicio !!

En fin, hoy es el tercer día, a ver qué tal lo llevo.”

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Dejar de Fumar: Día 1.

Uno de los retos minimalistas pendientes, desapegarme de un hábito tan nefasto y dañino como es el tabaco. Si me gusta el minimalismo es precisamente por vivir feliz sin depender de muchas cosas, y un hábito, o mejor dicho, un mal hábito no será quien me acompañe en ésta andadura.

Ya llevo 24 horas y algunos minutos sin fumar. Y uno de mis recursos es escribir a lo largo del día si me aprieta el síndrome de abstinencia.

Primeras 24 horas:

"Al final me he decidido, creo que han ganado las ganas de correr con mayor calidad y creo que ya lo dejo. Me despido del tabaco. Adiós tabaco, adiós.

Llevo unas horas y no sé qué hacer con las manos, ni dónde meterme. Ni cómo gestionar el chasco al pensar “salgo a fumar” y de repente recuerdo que ya no hago eso.

Los primeros días de deshabituarme son bastante fastidiados, porque está considerado como premio o fin de un ritual. Termino de x y me fumo un cigarro, acabo y me fumo un cigarro. Por dios, si hasta después de la ducha de después del entrenamiento deseaba con toda mi alma ese cigarro.

Hoy no he salido a correr, me da miedo porque después de entrenar, es uno de los más deseados. Creo que es porque sale la nicotina más rápido del cuerpo y  la demanda con más fuerza, qué se yo…. 
Pero mientras corro, manda el alquitrán que me dice, “deja ya de fumar, que manda huevos que no te duela nada, y por falta de aire no puedas seguir”
Y así todos los días que corro, es la misma historia y me alegro que por fin gane el dejar de fumar. O eso intentaré con toda mi alma.
Conozco al enemigo bastante, han sido muchas veces las que he dejado de fumar en toda mi vida, y creo que he experimentado todos, o casi todos los “monos” habidos y por haber. Y he recaído por todas o casi todas las causas habidas.
Ahora escribo estas líneas porque no sé bien qué hacer  con las manos. Llevo varias horas sin fumar, y sé que hasta las 48 primeras horas, que es lo mínimo que tarda en salir la nicotina, voy a pasarlo un poquito regular.

Para ello me he preparado con un buen libro, de temática deportiva y sencillo de leer, cuando me da alguna crisis no quiero tener que retomar las frases 100 veces por perder la atención. También voy a echar mano al deporte, aunque hoy prefiero no hacerlo por lo anteriormente comentado, pero mañana espero no perdonar. Y la meditación. Es mi arma secreta, o eso quiero pensar. Nunca había meditado antes de ahora y creo que puede venirme bien a la hora de calmar los posibles nervios inherentes al abandono del hábito. Infusiones, escribir y demás trucos también están presentes en éste intento y sobre todo, descansar, los primeros días necesito poder descansar.


Ahora a pasar éstas primeras 48 horas, eliminar la nicotina y luego, ir olvidando los momentos más peligrosos.

La noche.

La noche la he pasado estupendamente. He dormido del tirón, cosa que no suele suceder cuando dejo de fumar. Suelo tener insomnio a la retirada de la nicotina, pero ésta vez se me ha concedido una plácida noche y ahora tengo dolor de espalda por enfriamiento... el caso es quejarse de algo porque sino sería demasiado fácil.

El desayuno.

Tomarme el descafeinado fuera, escuchando los pajaritos, sin el cigarro entre los dedos y el humo entrando en mis pulmones ha sido un poco desconcertante. Sé que a la larga, como siempre me pasa, me preguntaré cómo podía fastidiar un momento tan precioso y tranquilo con un cigarro, pero acaban de pasar 24 horas y no es el momento.... ya queda menos!!"

Hasta pronto!!

martes, 1 de septiembre de 2015

2ª Ronda: Resto de la casa.

Ya he terminado la segunda ronda, ha sido muy sencilla y gratificante, ya que no había mucho por destrastear, pero a la par ha habido grandes cambios.

En el recibidor el espejo de cuerpo entero que había ha sido sustituido. El antiguo era lo que vulgarmente llamaría "un muerto". Grande y pesado, que me costaba horrores colgar y descolgar para limpiar paredes y demás.

Lo he sustituido por otro que hacía la misma función, pero es la mitad de grande, y pesa bastante menos, muy manejable y cumple su función. El otro lo he regalado y todos tan contentos.

La antigua "habitación del pánico", se ha quedado fenomenal, han salido algunos muebles más que tras la segunda ronda han quedado vacíos, y me encanta cómo ha quedado. Muy espaciosa, con una estantería completa para cómics, otra para los libros que finalmente se quedaron, un mueble para manualidades y papeleos, y los útiles para hacer ejercicio en casa (elíptica, pesas....). Esa habitación se queda para ejercicios y hobbies, incluso para meditar si se tercia, cualquiera diría que algún día me encantaría esa habitación!!

El otro dormitorio, también un exitazo total. Finalmente adquirimos el futón, hice mi lista de pros y contras, leí muchas valoraciones en muchos sitios, y finalmente decidimos probar. Y ha sido un exitazo!! nos parece comodísimo y me he quitado una cama de en medio (otro muerto, porque visto lo visto, soy de "burro grande, ande o no ande") y pensando seriamente en retirar el resto, pero ésto será mucho más adelante, en caso que me decida, prefiero ir despacio y darle varios meses de prueba a ver a la larga si seguimos igual de contentos.

El salón se ha quedado igual, pero es que no hay nada que eliminar, aunque ya me empieza a molestar el sofá, es demasiado grande (burro grande.... otra vez) y será otra de las cosas que cambiaré más adelante, por uno más pequeño y funcional, si la santa economía lo permite.

Estuve lavando cortinas, y algunas de ellas ya no volvieron, otras fueron sustituidas por persianas de bambú que le han dado a la casa un toque de lo más tranquilo. Me encanta como está quedando todo, parece mentira que se pueda mejorar tanto un hogar y dar tantas buenas vibraciones en vez de metiendo cosas, sacándolas. Francamente encantada.

Baño, patio, lavadero, desván, despensa, todo fue debidamente revisado y redestrasteado. Bueno, en el desván sigue habiendo muchos "por si acaso" pero aún tienen tiempo hasta el año que viene que se cumplirá el primer año de éste viaje.

Y ahora a por nuevos retos y objetivos, hasta la próxima ronda. En breve habrá que hacer cambio de armario, algo que me daba mucha pereza pero ya tengo ganas que llegue el momento, ya no sé si por el gusto de tener el armario tan minimalizado y no tener demasiadas cosas que lavar y guardar, o porque estoy ya del calor hasta más allá de la paciencia (y lo que me queda todavía de "padecer" :D )

Estoy encantada con todo ésto, aún me queda algún cajón y caja conflictivas (fotos y papeles pendientes de escaneo.....), pero como no soy perfecta ni pretendo serlo, aún me voy a permitir darme al arte de procrastinar un poquito en esos quehaceres ;)

Hasta pronto!!

jueves, 27 de agosto de 2015

2ª Ronda: La cocina.

El siguiente espacio a re-destrastear ha sido la cocina. Ha sido bastante fácil, abrir armarios y ver muertas de risa algunas ollas y sartenes que no uso, porque siempre utilizo las mismas. 

La reubicación ha sido sencilla, en vez de tirarlas, las he donado para comederos y bebederos para perros. Son mucho más resistentes que los de plástico y no alteran el sabor de la comida y del agua. Y yo no hago más basura ;).

Algún plato que otro ha ido a parar para las macetas, y poco más ha habido que hacer ahí. Se nota muchísimo el primer destrasteo, tanto a la hora de trabajar en la cocina, como para su organización y limpieza.

Puedo dar por concluida ésta zona y empezar por otra en breve :D

Hasta pronto!!

lunes, 24 de agosto de 2015

Reto: Cinco días sin harinas + un día raw.

Venía yo reflexionando ésta mañana bien tempranito, que éste verano no he llegado a hacer ni un sólo día completo crudivegano (frutas y verduras crudas, bien en su estado natural, batidos, licuados... etc.) y me he acordado el reto que hice hace algo más de un año aproximadamente.

El reto consistía en 14 días crudiveganos, al que me apunté sin mucha esperanza, pues nunca había hecho ni uno sólo. Sorprendentemente conseguí comer todo en su estado natural durante casi 4 días.

El cuarto día por la tarde-noche ya mataba por un trozo de pan, y no por hambre precisamente, pues como descubrí más tarde, las harinas también producen adicción. Hay que fastidiarse.

Teniendo en cuenta ésto, me he propuesto estar 5 días sin probar las harinas (gluten), sólo un día más de la vez anterior, empezando hoy todo el día raw, y el resto de semana incorporaré arroz y alimentos sin gluten. A ver qué pasa. ¿Motivo? Ninguno en concreto, como ya os comenté, quiero ir probando mis límites para conocerme mejor a partir de algunos retos que se me vayan ocurriendo y me apetezca probar. 

Además, no se me ocurre nada más minimalista en cuanto a alimentación se refiere, que el estilo de vida altamente raw, anda que no ahorré tiempo!, nada se cocina, nada se mancha, sois tú, tu fruta y un cuchillo :D 

Ya os contaré la evolución del reto. Hasta pronto!!


sábado, 22 de agosto de 2015

Futón.

Hace tiempo me ronda la idea, y no se me va así como así. Demasiado cine japonés, demasiado Sinchan :D

He de reconocer que la idea de eliminar camas me parece muy atractiva, pero por otro lado, no termino de asimilar dormir casi en el suelo tras cuarenta años durmiendo en cama. Será cómodo para un cuerpo occidental? Serán iguales los de aquí que los que fabrican allí?

Lo veo muy práctico, colocas el futón y te vas a dormir. Por la mañana lo ventilas, lo pliegas y lo guardas. Y habitación libre para otros menesteres. Me tienta, y no poco. En Japón es habitual el futón y como les tengo en tan alta estima en cuanto a cultura minimalista, forma de vida, salud, etc. pues creo que puede ser una gran opción en casa, a la par de comulgar con el minimalismo maravillosamente.

Lo malo es que no conozco a nadie que tenga y utilice para tener referencias de primera mano, así que apelo a vuestros conocimientos, por si alguien sí que practica el noble arte de dormir en futón, y me quiera contar su experiencia de primera mano.

En otros tiempos, lo hubiera comprado, probado y si no se hubiese ajustado a mis expectativas, pues otro trasto más, pero ahora prefiero ir con pies de plomo en cuanto a cosas que han de entrar en casa.

Mientras tanto, seguiré investigando sobre el tema.

Hasta pronto!

La vuelta al cole.

Tengo desde mitad de Julio todos los libros adquiridos, y ayer terminé de comprar la interminable lista de material escolar que nos dieron a final de curso para éste próximo.

Normalmente suele empezar el curso y faltar algo, suele ser lo habitual y no pasarme a mi sola. Hacemos corrillos el primer día contando lo que tenemos y lo que no, y nos vamos orientando para que todos consigamos, los libros o materiales que nos faltan.

Pero ésta vez, y todavía no me lo creo, porque hasta ésta misma mañana no he sido consciente de ello, me han sobrado 20 días. Y está todo listo ^^.

Ésto funciona!! :D



miércoles, 19 de agosto de 2015

2ª Ronda: Dormitorio principal y armario. Evocando recuerdos.

Me lo he tomado con calma, pero ya he terminado. Han salido unas 3 bolsas con prendas y cosas que ya no uso pero pueden ser reutilizadas perfectamente. Un par de prendas han quedado para trapos de limpiar.

Finalmente, y tras reorganizar todo, me ha sobrado una cómoda pequeña que tenía a modo de mesita de noche. Está completamente vacía y hoy saldrá de la habitación, quedando en la habitación simplemente un armario muy grande, y la cama, también muy grande. Por lo que la estancia se aprecia muy despejada, aunque no vacía, y se respira paz.

Muy satisfecha con el resultado, todavía me queda espacio libre en el armario, aunque como reza la famosa serie de televisión Juego de Tronos, "Winter is coming", y las prendas de invierno ocupan más espacio que las estivales. Así que no dejaré la cómoda demasiado lejos hasta que no considere que realmente puedo prescindir de ella en todas las estaciones del año. 

Encontré una pequeña toallita que me regaló mi abuela hace más de 30 años. Recuerdo perfectamente el momento en que me la dió, pude revivirlo en cuanto la ví, y me tapé la cara con ella, inspirando fuertemente como si pudiese volver a oler a ella.

Desde que nací, pasábamos los domingos juntas. Siempre le hacía preguntas, y con la mayoría de ellas estallaba a reír. Reconozco que con aproximadamente unos 7 años que contaba, la pobre no esperaba semejantes cuestiones. Me dejaba descuadrada con sus risas, porque yo preguntaba las cosas enserio, obviamente, pero puedo imaginar, ahora que mi hija me hace preguntas similares, y rompo a reír muchas veces, lo profundamente que me quería y la admiración que sentía por mi. No sé a ciencia cierta si era su nieta favorita, pero así me lo hizo sentir siempre, y eso que tenía más de 30.

Esa tarde, estaba yo reflexionando sobre las herencias. Acababa de conocer esa palabreja y le pregunté a mi abuela que qué era una herencia. Me dijo que eran las cosas que dejaban las personas cuando morían a sus seres queridos.

- ¿Tú cuando te mueras me vas a dejar "herencia"? - le pregunté.

Así tal cual, con la inocencia propia de una niña de mi edad, y el profundo desconocimiento del dolor que puede provocar la muerte de un ser querido, y el miedo que puede provocar el mero pensamiento de la muerte de uno mismo, le solté la pregunta. 

Creo que otra persona me hubiera echado la bronca del siglo, como en otra ocasión sucedió con otra de mis "ingeniosas" e inoportunas preguntas. Pero ella no era así, no era otra persona, era mi abuelita y era especial. Por eso la quería tantísimo.

Me sonrió dulcemente y me dijo que no tenía mucho y no sabría qué pasaría con lo poco que tenía cuando muriese. Y era cierto, no tenía mucho (materialmente hablando), y lo poco que poseía no era suyo, sus hijos les proveían de todo aquello que necesitaban, pero todo aquello yo no lo sabía.

Sencillamente satisfizo mi curiosidad sobre la palabra en cuestión y supongo que ya empezaría a reflexionar sobre otras cuestiones.

Un rato después me dio el catecismo de mi padre, un recordatorio de su comunión, envuelto en una pequeña toallita blanca, con una flor en medio. Me dijo que me quedara eso para que la recordara cuando  no estuviese.

Lógicamente no me hace falta nada para recordarla, fue tan especial conmigo que su recuerdo es permanente en mi memoria. Pero esa toallita me hace recordar el momento como si pudiera verlo desde fuera, como una película. Y ahí está, junto con las cartas que me escribe mi pequeña, y de vez en cuando me gusta releer.

Y esa es la historia de esa toallita que guardo con tanto cariño. Y por supuesto, la "herencia" que me dejó fue un inmenso amor y cariño que siempre permanecerá en mi corazón.



sábado, 15 de agosto de 2015

¿En qué momento vas a parar?

"¿En qué momento vas a parar?". "¿Tener cuadros o adornos es antiminimalista?" 

Las respuestas cortas serían, "Nunca" y "No". Pero me vais a permitir explayarme porque me han requeteencantado las preguntas que ha formulado Amelia a raíz del último post, sobre la IIª ronda de destrasteo.

¿En qué momento vas a parar?

No voy a parar nunca, puesto que nunca dejan de entrar cosas en una casa y no siempre salen a su debido tiempo. Máxime cuando somos varios en casa. Lo que si que ha cambiado es la "paliza", nunca más será como al principio (afortunadamente) y los hábitos de adquisión han cambiado radicalmente.

Además de eso, y en cuanto a ropa y armario se refiere, éste verano ha sido un poco atípico. Cuando hice la primera criba, me quedé con poquita ropa, la verdad, y muy contenta. El problema surgió con el paso de los días y las semanas. Era ropa bastante viejecita y empezaron a romperse algunas prendas, por lo que tuve que ir adquiriendo algunas nuevas y sustituyéndolas. Hasta ahí bien, porque es una especie de mantenimiento, entra algo y sale algo.

Otro tema ha sido el tema laboral, que ha hecho que mi armario tenga que cambiar un poquito, llevando prendas más arregladas, y pasando otras prendas a ser "informales". La cantidad de ropa informal ha crecido bastante, más de lo que me puedo poner, aún así ha estado ahí un tiempo, dándoles la última oportunidad.

Por otro lado, he "menguado" un poco, y algunas prendas ya no me quedan nada bien, y ahí están, listas para que otras personas puedan aprovecharlas como se merecen, y no guardadas en un armario esperando a ver si el "porsiacá" se cumple. Bolsos y zapatos de verano, que sabe una por dentro que no van a volver a ser utilizados, porque se sabe..... pues prefiero darles una oportunidad de ser usados por otras personas, antes que se desintegren o pasen de moda en el armario.

En septiembre u octubre, habrá otra criba, claro está, cambio de temporada, pero la criba será con la ropa de otoño-invierno, como bien sabes, es un no parar. Y con los trastos pasa lo mismo.

Los trastos ya se definieron como cosas que no nos sirven, no usamos, no nos hacen felices, y nos roban tiempo, espacio, dinero y energía. Entonces:

¿Tener cuadros o adornos es antiminimalista?

Para nada es antiminimalista siempre y cuando a ti te gusten, disfrutes viéndolos, y disfrutes su mantenimiento. En resumen, que te haga feliz tenerlos.

Es como si me dicen a mi, que es poco minimalista tener cinco gatos como he tenido, son mi vida, e invierto muchísimo tiempo y dinero en ellos, con todo el gusto del mundo y los disfruto como la que más.  Me encanta tenerlos, cuidarlos, mimarlos, y tener tiempo para dedicarles.

En cambio solo tengo 2 lámparas en toda la casa, los cuadros los quité en el primer destrasteo porque no me hacían feliz, sólo ocupaban mis paredes, me entorpecían para limpiarlas y no me decían nada. Salvo uno, que se salvó de la criba, pero después, cuando pinté el salón, lo quité y no volvió jamás. Me gusta más mi salón con las paredes despejadas.

Mi madre dice que una casa sin cuadros ni cortinas, no es una casa, por ponerte un ejemplo, pero ella disfruta con ellos, con sus adornos, le ocupan tiempo (como todo) pero le hacen feliz.

Un pintor seguro que tendrá su casa llena de cuadros, y le encantará admirarlos, mantenerlos, limpiarlos.... etc. No le importará quitarlos para limpiar las paredes, y volverlos a colocar cuidadosamente. Y disfrutará del momento con ilusión.

Al igual que un escritor, que querrá su biblioteca y disfrutar de su olor. El ebook está muy bien, pero hay que reconocer que el olor de un libro tiene su aquel....

Tengo una amiga que tiene más de  50 pañuelos, y se los pone todos, así que no se consideran trastos. Yo tenía 10 y usaba 2. Tenía 2 pañuelos y 8 trastos ;).

Como ves, el minimalismo es muy flexible. No consiste en tener una casa vacía, aunque a muchos les encantaría y me parece hiperrespetable. Creo que el Minimalismo es vivir sencillamente con lo que usas y te hace feliz. Con lo necesario, y no por ello se tiene que confundir con austeridad. La relatividad del Minimalismo es lo que me parece realmente atractivo, a todos nos puede servir, y no tenemos que ser todos iguales.

Espero haber resuelto las dudas, y te agradezco enormemente las cuestiones, me ha encantado hablar sobre ello.